#LiveReview - Ciclo Ancestral: NSD, Kutral Kai Paz, Austral


  Renovación. Evolución. Un regreso en plena forma, por partida doble y defendiendo los ideales de una tierra que lucha por su libertad desde hace cinco siglos. Por partida doble porque hablamos tanto de las sesiones del Ciclo Ancestral como el de, por lejos, la mayor revelación del Metal a nivel local, Nunca Seremos Dichosos. Videoclip y single inéditos, una cara nueva en su formación y, sobretodo, el concepto de 'ritual' aplicado en forma real, más allá de cualquier cliché respectivo. Rindiendo tributo a la raíz y transformando el Rock/Metal en un canal de expresión, la vía perfecta para hacernos llegar un mensaje potente en todas sus líneas.

 La presentación del nuevo integrante Karü y el videoclip para "Mawiza Ñi Piwke" -"Corazón del Bosque", en mapudungun, y cantado 100% en dicho lenguaje, motivo suficiente para una rueda de prensa a la que asistieron medios independientes y con la banda mostrándose segura y enfocada en el presente con mira hacia el futuro. Respecto al recién llegado, "no hubo audición, simplemente fue la primera persona en la que pensamos. Con Awká eran compañeros de colegio y, musicalmente, hubo entendimiento", señalaba Lüfke, quién también se refirió al trabajo con los productores Pancho Arenas y Pepe Lastarria como una experiencia tremenda, "incluso nos permitieron solucionar los problemas que había en la interna, antes de continuar con la producción. Fue vital el apoyo que nos dieron, incluso trabajando en orden con los plazos que nos exigimos".

  En la misma rueda, tras el visionado del videoclip de "Mawiza Ñi Piwke" -grabado en una reserva nacional de la Araucanía-, la banda se refirió a la realización de éste como un proceso complejo, sobretodo tomando en cuenta que estaban en suelo sagrado y, por ende, el sumo respeto se tradujo tanto en un trabajo técnico de primer nivel como la experiencia de sumergirse en los misterios de una tierra mágica, a la cual se pensó en un comienzo que no podrían acceder, pero con el permiso de las autoridades y las medidas de precaución tomadas, fue posible. 

 Como comentábamos un par de párrafos más arriba, hablar de ritual en la jornada inaugural de la temporada 2019 pocas veces tiene un significado tan real como idóneo. La presencia de la escritora y poeta Adela Marrlcha Quiñileo, presidiendo el encuentro y recitando versos en mapudungún frente a un público respetuoso y atento, una postal que urge en un género que, al menos en el plano local, está tomando consciencia respecto a lo que ocurre en nuestro alrededor. Un momento repleto de emotividad y simbolismo, que nos recuerda lo que debe ser un espectáculo en su esencia: sin caer en lo banal y señalando el férreo compromiso con una causa que es de todos. 



 De lleno a la música, la ferocidad con que Austral despliega su espectáculo no tiene paragón alguno. Con Nicolás Araya al frente y ejerciendo como frontman de primera categoría, la música se transforma en un arma letal, emulando en parte al Sepultura de los '90 pero siempre fieles a su propia identidad. "Exterminio", "Kloketén" y "Patagonia", en vivo son lisa y llanamente matadoras, lo que se explica en gran parte por la actitud necesaria para encarnar la historia y la identidad combativa de nuestros pueblos originarios. 500 años de incansable lucha contra el invasor europeo, graficados en música tribal y agresiva, pero certera en su intención como portavoz de una raza indómita. Memorable apertura con la que Austral le dio, de entrada, el carácter apropiado a este ciclo de eventos musicales que rinde homenaje a nuestros ancestros mediante el arte y la acción. Sobrecogedor hasta la médula, a la altura de la gallardía con que todo un pueblo se ha mantenido firme a la lucha.


 Poco después llegaría el turno de Kutral Kai Paz, uno de los máximos exponentes actuales del Rock de raíz. O mejor dicho, ROCK CHILENO. Sí, con mayúsculas, porque esa la impresión que proyectan como acto en vivo, denotando la influencia de Los Jaivas circa 1975 y el Canto Nuevo, convergiendo ambos elementos en una fórmula rica en sonoridades propias de nuestras etnias, reforzadas con la vibra electrizante del Rock. "Hermano Pehuenche", "Blanco y Negro", "Hasta el Fin de los Tiempos" y la progresiva "Kutral Kai Paz", son solo algunas de las muestras del poder con que la música inunda el recinto, con la fluidez propia de los ríos del sur y llevando a cabo la purificación urgente de una tierra herida. 



 A lo anterior es menester resaltar la teatralidad con que el espectáculo se vuelve grande e incómodo, recordándonos sin pelos en la lengua la indolencia propia de una sociedad clasista y poco empática. De alguna forma, Kutral Kai Paz se erige en vivo como una fuerza que apunta hacia el verdadero enemigo, siempre con sus propias armas. Como tiene que ser el Rock chileno, ahora y siempre. 



 Cerrando la jornada, una versión remozada de Nunca Seremos Dichosos, una máquina cuyos engranajes aceitados aportan de manera contundente a los nuevos bríos. Desde el visionado de "Mawiza Ñi Piwke" para el público -e interpretada en vivo por primera vez, junto a otro adelanto de lo que será el nuevo álbum, nos encontramos con un cuarteto que se detuvo por un tiempo para reflexionar y enfocar la mirada en un presente que augura un inmediato 'futuro esplendor'. El arranque con "Las Venas Abiertas" despeja toda duda respecto a la llegada del guitarrista Karü, un componente que se ajusta con naturalidad al ensamblaje del equipo en su totalidad. 



 "Eternidad", "Revolución" y la mencionada "Mawiza Ñi Piwke", todas disparadas cual misiles de destrucción de amplio alcance, retratan el funcionamiento musical y escénico con que la banda en su totalidad se impone en sus propios dominios, siempre en favor de una causa real. Porque más allá de la probada experticia técnica con que cada integrante ayuda a abrir vórtices en el firmamento, da gusto poder apreciar el excelente estado de salud con que la música se manifiesta sin contrapeso alguno. NSD regresa con todo y lo vivido la noche del viernes pasado en la sala Crearock es "apenas" el adelanto de lo que será una temporada histórica, y no sólo para la propia banda.

Galería


Fotos: Antonia Cárdenas

Escrito por: Claudio Miranda

COMMENTS