#DeCulto: David Bowie y su último viaje al espacio


Muchas veces he escuchado la frase "él (o ella) no era de este planeta", haciendo alusión a diversos personajes que han marcado a una generación siendo pioneros en sus estilos, formas de pensar o la música que desarrollaban. Creo que esa frase se adecua perfectamente a David Bowie.

Un músico y artista sumamente completo y que sobresalió con cada trabajo y locura que hacia, además de siempre mostrarse muy cercano y amable en cada entrevista y canción en la que puedes escucharlo. Sin embargo, para Bowie todo acabo en el 2016 cuando un cáncer de hígado terminó de apagar su luz … o al menos eso pensamos en algún momento.

La verdad es que Bowie logró, bajo sus propios términos trascender a la muerte, volviendo a su propio lugar de origen y que siempre nos dijo en todo momento, las estrellas.

Para hablar de esto más allá de ir al clásico apodo de "Starman" o "Ziggy Stardust", quiero enfocarme en la pregunta ¿Sí supieras que vas a morir, qué sería lo último que harías con tu vida? Una pregunta sumamente íntima y que Bowie debió haberse planteado antes de haber creado su último disco "Blackstar".

"Blackstar" se publica un 8 de enero del 2016, sólo dos días antes de la muerte del artista, siendo el trabajo más oscuro que Bowie allá sacado en toda su trayectoria. En este se ve a un músico narrando un viaje hacia el espacio y como una estrella negra termina desapareciendo en la inmensidad de la galaxia y el cosmos.

Bowie tenia más que claro que moriría, lamentablemente así es con el cáncer, una enfermedad maldita que sólo te deja a la espera de que el tiempo se acabe. Si bien nuestro "Starman" tuvo que luchar contra esto, su lucha fue bastante interesante al aprovechar cada minuto en la creación de este peculiar disco.

Lo que se busca expresar a través de este trabajo no es sólo una serie de éxitos pegajosos para la radio, de hecho muchas de estas canciones no fueron muy bien recibidas en las radios más comerciales que decidieron recordarlo con los clásicos de antaño. Este disco es una despedida y el viaje final de Bowie, uno que debe morir en esta tierra para volver a su tierra natal.

"Lazarus" es la más clara de todas las canciones que hay en el disco, donde menos cosas a interpretar hay, y es que el tiempo se le acabo, está padeciendo de una enfermedad que deja cicatrices que no puede ver y que pronto será libre. Son líneas fuertes, pero que sólo lo guían a un destino, casa.

A través de todo el disco Bowie hace una despedida majestuosa, diciendo que el deja este mundo como una estrella negra que dejó de brillar, para ser parte de algo más grande allá en el espacio donde pertenece. Un músico que brilló con una luz única y que, hasta en sus últimos días, son sorprende con la más grande carta de despedida que se pueda hacer, narrándonos como será su regreso a casa y como espera extinguir su luz para volverse uno con el infinito.

Por Felipe Pino Guerrero

COMMENTS