#LiveReview - Primordial: Fuego de Otoño

 
Desde Irlanda -la tierra natal de los legendarios Thin Lizzy-, llegó a territorio chileno un exponente de peso en el Metal más ligado a los sonidos de raíz y los conceptos basados en el mito pagano de una tierra mágica. Con Primordial en suelo local, no solo se acabó una espera de más de dos décadas, también pudimos dar testimonio de un espectáculo de primer nivel e introducirnos en su propio universo, hasta lo más profundo de la tradición céltica y el amanecer de la tierra de los leprechauns. Para la inmensa minoría, la convocatoria era un deber que terminaría conformando una experiencia a enmarcar en la memoria y así sucedió anoche en el club Rock & Guitarras de la capital.


  Como parte del ciclo Pagan Fest, la apertura corrió a cargo de los chilenos de Sol Sistere, agrupación cultora de un Black Metal con marcadas tendencias folk y cuyo repertorio incluyó, entre otros pasajes, el single "Elemental Chaos", adelanto de lo que será su próximo LP en estudio. Una mezcla entre el tormento agónico y el paso hacia un estado espiritual más elevado respecto al mundo de los mortales, todo complementado con una puesta en escena acorde a la ambición musical y remarcando con firmeza el grito de los espíritus que claman venganza desde el mismo averno. Suficiente como para ponernos en ambiente para el plato de fondo y, sobretodo, tasar en primera persona un despliegue de calidad y maestría cuando se trata de encarnar los valores del Metal Extremo en su faceta más oscura y cruda.



 Poco después, y 21 horas en punto -con el recinto de Vicuña Mackenna ya repleto-, se termina la espera y es un hecho ver sobre un escenario local al quinteto liderado por el entrañable Alan Averill -conocido por su pseudónimo "Nemtheanga"- erigiendo su propio espectáculo desde el inicio con "When Greater Men Have Fallen", corte que titula su penúltima placa -editada en 2014- y con la cual el público se entrega de inmediato al la tormenta de fuego con que Primordial amplifica su distintivo arcano. Le sigue la más antigua "Gods Of The Godless", un regalo para los seguidores de hace dos décadas y muestra suprema de un sello que le da cara al tiempo con la fiereza propia de un pueblo guerrero como los celtas. 

  Si bien la banda se encuentra en plena promoción del excelso "Exile Amongst the Ruins" (2018), el diseño del setlist fue en favor de una fanaticada local que los esperó durante toda una vida y vibró hace una década con trabajos como "To The Nameless Dead" (2007), el cual aportó con cuatro cortes y empezando con la marcha mortuoria de "Gallows Hymn" -con Nemtheanga sosteniendo una soga a la vez que exponía sus credenciales como frontman y cantante de categoría mundial-, un infaltable en cualquiera de sus directos y uno de los argumentos a tomar en cuenta para entender y admirar el nivel con que Primordial se anota un lugar de honor como imperdible para todo amante del Metal pagano en toda su esencia.



 "Nail Their Tongues" y ""To Hell or the Hangman" fueron los únicos representantes del reciente "Exile Amongst the Ruins", pero suficientes como para dar cuenta de la eterna juventud con que los irlandeses hacen del escenario el altar perfecto de cada ritual, complementado con una teatralidad de primera categoría. Imposible no fijar la mirada en la figura de Nemtheanga -razones obvias- aunque el mérito también hay que adjudicárselo a sus otros compañeros fundadores, el guitarrista Ciáran McUiliam yel bajista Pól MacAmhlaigh, todos nombres de peso al momento de hacer de Primordial una fuerza musical que dibuja su propio lienzo repleto de misticismo y pasajes subterráneos, sin contrapeso alguno. Por supuesto, el guitarrista Micheál Ó Floinn y el baterista Simon Ó Laoghaire, ambos ingresados a las filas del combo a fines de los '90 y comienzos de la década anterior, completan el ensamblaje con que la mitología de todo un continente cobra vida propia.


 "Babel's Tower", "No Grave Deep Enough", "The Coffin Ships" y "Bloodied Yet Unbowed" atacan y arrasan como bestias sedientas de sangre, de la misma forma que lo hacen "Autumn's Blaze" y "Sons Of The Morrigan", ambas incluidas sorpresivamente en su set respecto a las paradas anteriores de la gira en curso. Con qué clase estampa Primordial su firma en vivo, con la vanguardia y la raíz caminando juntos de la mano hacia esos terrenos donde pocos han puesto un pie y regresado para contarlo. Y lo mejor de todo: jugando de local, con un público participando en los coros y transformándose en otro integrante más, como lo hizo sentir un fan que le pasó a Nemtheanga una camiseta de la selección de futbol de Irlanda, la cual tomó gustosamente el cantante. Sublime gesto de gratitud y fervor hacia una agrupación cuya fórmula innovadora le ha valido un nombre obligatorio para todo seguidor del Metal Extremo, incluso más allá del estilo al que se le asocia. Grandeza sin etiquetas, como debe ser cuando hay una firma propia ya consolidada.

 Habíamos mencionado la presencia notoria del fundamental "To The Nameless Dead" en el set y, además de "Gallows Hymn" y la incendiaria "As Rome Burns", menester recalcar el cierre con una dupleta letal: "Empire Falls" -con el público adueñándose de los coros ante la mirada alborozada de los irlandeses- y el himno "Heathen Tribes", broche de oro para dos horas de sonidos extremos con matices de una Europa mitológica. Para el recuerdo, el fuego otoñal de una noche de ritos y misterios desclasificados, suficiente incluso para soñar con una próxima vez. Y de aquello podemos estar seguros. 

#Galería

Fotos: Remigio Olivares
Escrito por: Claudio Miranda

COMMENTS