Recomendados

#Livereview: Bunbury en Chile - Este héroe es inmortal

 

Nunca ha sido fácil hacer música rock y mucho menos en español, ya que un estilo que tiene su origen en la lengua inglesa (y donde gran parte del mercado está ahí) obliga a cientos de bandas a migrar a dicho vocabulario para tener un impacto global. Sin embargo, pocas veces se habla de los héroes que con sus armas encaran a este leviatán y dan la lucha de frente para asegurar su paso a la inmortalidad como lo hace Bunbury.

El músico español, mundialmente reconocido por ser la voz de Héroes del Silencio, llevaba un año complicado, donde las constantes enfermedades a su garganta no le permitían cantar de la mejor forma. Se retiro en 2022 en medio de una gira de forma abrupta. Luego un año después y sin previo aviso, el músico anuncia una breve mini gira que lo trae de regreso con nuevo disco y un tour en nuestro continente.

Es una historia complicada de creer, pero aun así fuimos al Teatro Caupolicán a sorprendernos con Enrique Bunbury. Una vez que podemos ingresar nos reencontramos con Baby Cohete - a quienes ya habíamos visto en el show de The Warning - y que ahora adaptaron su presentación para un público diferente. Con la misma potencia de siempre y con su característica energía, el conjunto logró encender la fiesta en un recinto que se va llenando mientras temas como "Pandemia" y "Agua Negra", van atrapando a los presentes entre sus melodías y que dejan en claro que son una de las grandes sorpresas de la música nacional hoy en día.

La espera va pasando rápido y los asientos poco a poco se van llenando hasta tener un sold out que se nota en las butacas. El orden que hay mientras todos toman posiciones es quebrado con una voz en off que anuncia que el show va a comenzar y es ahí donde las luces se apagan y con "Los Términos de mi Rendición" (instrumental) hace ingreso el hombre. Enrique Bunbury está de regreso.

En el más brillante negro y con un pañuelo rojo en su cuello, Bunbury ingresa para hacer cantar al público con "Nuestros Mundos No Obedecen A Tus Mapas". La gente manda a la mierda la idea de que hay asientos y el fanatismo de los ochenteros se desborda al ver que el ídolo está ahí una vez más, no es ficción. Casi como si nada hubiese pasado, como si no existiera ese término abrupto de 2022, Bunbury entra con todo y casi sin descansos sigue con "Cuna de Caín", "La Tormenta Perfecta" y "El Precio que hay que Pagar".

Es impresionante de ver y oír, sigue sonando a discos clásicos como Senderos de Traición, pero acá la cosa no es sobre los Héroes del Silencio, sino que es su propio legado e historia. Por lo tanto, son sus propios himnos los que van sonando en el recinto de San Diego con "El Rescate", "Cualquiera En Su Sano Juicio (Se Habría Vuelto Loco Por Ti)" y "Más Alto que Nosotros el Cielo".

Enrique toma muy pocos breaks para hablar con el público, se concentra de lleno en su show que es acompañado de una muy completa banda, la cual le permite pasar por diferentes estilos musicales como lo hace él en su discografía. No obstante, esa seriedad y actitud de rock sólo se quiebra cuando gira a mirar un lienzo en la platea que expone la frase "Bunbury, gracias por acompañarnos. Se te extraña". Hace que el español se congele mirando, respire hondo y vuelva a la acción, casi como si de su motivación se tratara.

Tenemos un poco de todo, clásicos como "Extranjero" de su disco Pequeño hasta el más reciente Greta Garbo con "Desaparecer", donde acá me tomaré un momento. En general, el show tiene un audio espectacular y la voz de Enrique no da señales de desgaste hasta este punto. Aquí su voz siente esos temblores y una situación que puede asustar a más de alguno, el músico la soluciona recurriendo a sus fieles y leales fanáticos que lo acompañan en cada coro o grito que el necesita. Baja un poco la intensidad, pero nunca deja de ser el gran frontman que es reconocido mundialmente, es simplemente una precaución y que no destiñe en nada su show.

Si bien, y ya pasada la hora del show su voz comienza a sentir los efectos, este es testarudo y sigue demostrando su valía. Ahora sin chaqueta, con sombrero y con la guitarra al hombro trae a su versión más clásica para el cover de Más Birras "Apuesta por el Rock N' Roll". El teatro canta a más no poder y es que ahora Bunbury tiene un remate a punta de clásicos con "De Todo el Mundo" y la sorpresa.

Con este reverb clásico (pero que no suena igual que al estudio) la banda más grande del rock en español se hace presente y es que "Entre Dos Tierras" irrumpe en su setlist para desatar la energía de todo el mundo. Bunbury también, quien viaja en el tiempo para recuperar esos movimientos de la década de los ochenta en un momento icónico y que hizo ovacionar al músico tras su notable performance, una que sólo puede cerrar en lo más alto con "Lady Blue".

Pedir un encore era algo más que obvio. Bunbury lo está dando todo y no terminamos ni de aplaudir "Lady Blue" y estamos vueltos locos pidiendo otra y otra. 

Regresa el español para decirnos que quedan unas cuantas más y que nos hacen cantar a todo pulmón clásicos como "Parecemos Tontos", "Infinito" y "Maldito Duende". Clásicos que permiten ir despidiendo una jornada soñada e inesperada que culmina con una ovación no menor al ritmo de "La Constante" y "...Y Al Final".

Lo mencioné al principio, pero Bunbury tuvo un salida del mundo musical muy abrupta, también motivada por el miedo a esta enfermedad que lo atacó. Si bien es correcto tomar estas decisiones en el momento indicado, la historia nos dice que este cantante no es uno de los que se rinden a la primera.

Con Héroes del Silencio también tuvo un término abrupto, pero volvió una vez más para despedirlo como se merecía. Su carrera solita, que es súper transversal y muestra lo completo que es Bunbury a la hora de componer y cantar, merecía algo más y esta es la prueba de ello. No será un súper mega tour, ya lo había dicho, pero si se siente capaz de volver y hacer unos cuantos shows de vez en cuando.

Bunbury es como el héroe de la Grecia clásica, sabe que su destino está allá, pero debe cruzar un camino lleno de dificultades para lograr su ascenso al Olimpo. Es como los doce trabajos de Hércules, donde con cada prueba vemos como el protagonista se va quebrando y dejando parte de si en cada desafío, con Enrique es igual, con enfermedades que atacan de vez en cuando su voz y que sólo él sabe hasta que punto pueden llegar.

No quiere que su historia termine sin final, es un héroe que sigue batallando hasta llegar al término, que pese a tener un legado imborrable con su ex banda, aún sabe que puede hacer más y más. Es un personaje que se vuelve leyenda y que busca encontrar en su historia el paso hacia a la inmortalidad. Una que tiene más que garantizada y que queda en claro con su calidad en vivo, pero acá las cosas o son perfectas o no son y Enrique Bunbury va a dejar en claro que pese a los años y el tiempo sigue siendo un héroe de leyenda.

Por Felipe Pino Guerrero
Fotografías de Diego "Tío R" Pino

VER GALERÍA



Setlist:
- Los Términos de mi Rendición
- Nuestros Mundos No Obedecen A Tus Mapas
- Cuna de Caín
- La Tormenta Perfecta
- El Precio Que Hay Que Pagar
- El Rescate
- Cualquiera En Su Sano Juicio (Se Habría Vuelto Loco Por Ti)
- Invulnerables
- Más Alto Que Nosotros Sólo el Cielo
- Que Tengas Suertecita
- Alaska
- Extranjero
- Desaparecer
- La Actitud Correcta
- Apuesta por el Rock N' Roll
- Porque Las Cosas Cambian
- De Todo el Mundo
- Entre Dos Tierras
- Sí
- Lady Blue
 
Encore
- Parecemos Tontos
- Infinito
- Maldito Duende
- La Constante
- ...Y Al Final

Publicar un comentario

0 Comentarios