#LiveReview

[-Livereview][bleft]

#CDReview

[-cdreview][twocolumns]

#LiveReview: "La Rebelión Pirata" en la Segunda Jornada del Pagan Fest


Ayer durante la tarde/noche se llevó a cabo la segunda jornada del Pagan Fest en el ex Teatro Mundo Mágico. El complejo de Lo Prado prácticamente a capacidad total era testigo de una versión del festival que para esta ocasión cerraba con una visita de lujo, los escoceses Alestorm. Que además estaría acompañado de 3 bandas nacionales, Knighthood (Talagante), los antofagastinos Folkheim y los oriundos de Temuco, Ulkan Newen.


Comienzo este reporte dándole las disculpas Knighthood a quienes no pude ver, por temas laborales no pude llegar antes. Desde ya, las sinceras disculpas y dejar a disposición nuestro medio para lo que necesiten como banda.
La puntualidad es algo que si bien, no es algo que nos caracterice como país, pero que en el último tiempo las productoras se han esforzado es que los horarios puedan respetarse, y ayer Spider trabajó en eso y logró que los horarios fueran respetados.


Es así como Folkheim, la segunda banda programada para salir a las 19:35hrs (17:35hrs en Chile Insular), a esa hora puntual que apareció en escena, abriéndose el telón del teatro y comienza el show de los antofagastinos (radicados en Santiago actualmente), con la intro de "Vaai Honga Kaina" y la agrupación haciendo el Hoko al mismo ritmo. Inicio demoledor para una banda que en vivo son demoledores. Y ayer con los 20 minutos que estuvieron sobre el escenario, demostraron del porqué de eso. Una agrupación que, a pesar que su disco Mapu Ñi Tiam fue lanzado el 2012, aún siguen teniendo créditos de aquellos, tanto nacional como internacional. Folkheim es un conjunto de exportación absolutamente y Pagan Fest fue solo una prueba más de eso.


Algunos minutos de espera y cuando el reloj marcaba las 20:13hrs Ulkan Newen aparecía en escena. Banda más Folk Metal en Chile creo que es difícil de encontrar, con violín y charango en mano, comenzando con los sonidos del álbum La Fuerza Del Canto, la presentación de los temucanos se extendió por casi media hora. Agrupación con mucha energía sobre el escenario, entretenidos de ver y con su baterista animando al público y dando un espectáculo aparte. Músicos multi-instrumentistas, mostrando gran capacidad técnica, quedando demostrado con la canción que cerraron su participación, la tremenda Bagual, más de 9 minutos de música donde demuestran del porqué de su rápido ascenso en tan poco tiempo. Felicidades al conjuto y esperamos verlos nuevamente en Santiago.



El plato fuerte de la noche, a eso de las 20:55hrs, se abre el telón pero sin apagarse las luces, Alestorm dando a entender que ya habia comenzado su show sin aparecer en escena. Alguien del staff de la banda entra al escenario con un Pato de hule y lo deja en el centro (la versión a escala del pato que estuvo hace unos meses en nuestro país y se reventó). La costumbre del grupo, es poner música envasada antes, en este caso, algunos temazos de unos tales Queen, después de eso canciones de ellos mismo en versión 8 bit, solo cosas que muy pocas bandas en el metal te ofrecen.
Agrupación a escenario y sin mucha mayor presentación, de lleno a lo que nos convoca, metal pirata hasta rabiar, la espera por fin había terminado después de su fallida visita en 2013, y comienzan nada menos con el clásico ya a esta altura, "Keelhauled". Pista coreada por todos los asistentes que llenaron el teatro Ex Mundo Mágico, lo cual, haciendo un paréntesis, debo decir que me sorprendió, no sabía que tenía tanta convocatoria Alestorm en nuestro país, también decir que el teatro tampoco es muy grande, pero aún así había mucha gente, lo cual me agrada, no estoy solo en esto.
Sin descanso alguno comienza a sonar la canción que lo explica todo, la que da nombre al conjunto, "Alestorm", llenando de ron y cerveza la jornada que hasta el momento, va de manera redonda.
Primer descanso para interactuar y bromear con el público. Y con esto no estamos descubriendo nada, Alestorm es una de las bandas que más divierte en vivo, tanto por sus interacciones con la gente como también por su desplante sobre el escenario. Lo cual, los que seguimos al conjunto desde el inicio, agradecemos enormemente que hayan decidido dejar los disfraces de pirata y comenzar a comportarse como tal. Cambió bastante la percepción de ellos en vivo y se nota en cada presentación.
Continuando con la gran "Magnetic North", la fiesta era total. El anhelo estaba cumplido, teníamos a los piratas escoceses "armando el carrete" en tierra chilena. Algo que, no sé ustedes, pero yo personalmente esperé hace mucho. Y ayer ese anhelo se cumplió,
Lo que sigue es el single de su último trabajo, hablamos de "Mexico" (sin acento porque se está pronunciando en inglés). Y con este tema una de mis teorías cobra más sentido aún, independiente de como suene en el disco, en vivo siempre será más potente, y "Mexico" sonó potentisima ayer.
A pesar de ser una gira presentando un álbum, la verdad fueron pocas las canciones que tocaron del mismo.


"That Famous Ol' Spiced" de la placa Black Sails At Midnight era lo que sonaba a continuación. Un tremendo disco con tremendas pistas, que alegran la vida en cualquier época de la vida. Y como no, si Alestorm es lo que quiere hacer en cada presentación, alegrar la vida.
Es cierto, el sonido no era el mejor, y para poder ver bien el show tuve que acercarme mucho al escenario, lo que dificultaba aún más el poder escuchar claro, pero a la gente parecía no importarle, ellos solo querían pasarlo bien con los piratas, y al final, ese entusiasmo se contagiaba. Y con "The Sunk'n Norwegian", más aún se contagiaba el ánimo y la fiesta no paraba.
La segunda canción del último álbum llegaba precisamente con la que da nombre a la placa, "No Grave But The Sea" se hacía presente en un show sin contratiempos y realmente con una energía desbordante. Tocando tracks nuevos y del viejo repertorio como si todas fueran actuales. Gran trabajo de los escoceses hasta el momento.
La "nostalgia" se toma el teatro y comienza a sonar el acordeón que da paso a la genial "Nancy The Tavern Wench". Díganme si no les dan ganas de cantar ese coro arriba de un barco y ron en mano: "So como take a drink and drown your sorrow / and all of our fears will be gone til tomorrow / We'll have no regrets and live for the day / in nancy's harbour café".
Y pegada a esta, la canción con mayor dificultad en la discografía de la banda, y con especial dedicación a Chile, la grandiosa "Rupelkombo". Un hit de época.


Preguntándonos si queremos ir a la batalla, y con un coro gritando "yeah" por parte del respetable, comienza a sonar la - tal vez- una de las mejores pistas, no sólo del Sunset On The Golder Age, sino que, de la discografía de piratas escoceses, hablo de "1741 (The Battle Of Cartagena)". La batalla que narra una de las mayores batallas navales de la historia, entre Britannia y el reino de España en plena época colonial. De las grandes interpretaciones que tuvimos ayer.
Presentando a uno de los integrantes de su equipo, quien con guitarra acústica en mano, interpretan el cover de Taio Cruz, "Hangover". Extrañamente (para mi), este tema fue coreado y cantado como un clásico de la banda más. La fiesta era total.
Otra del nuevo álbum llegaba al recinto de Lo Prado, "Pleged Potion" con la potencia de su voz, llenaba cualquier espacio que pudiese quedar en el teatro. Jugando en vivo y pasándolo bien, Alestorm es de los que entretiene, entreteniendose ellos.
Preguntando si hay algún alemán en el público y con una muchacha respondiendo con una euforia un tanto inusual, presentan "Bar Ünd Imbiss". Y ya con esto, habían más canciones del último disco, que bastante abandonado estuvo en este concierto.
Sabiendo que el espacio era reducido, además que el teatro tienen bancas fijas, era más difícil aún la petición de Chris Bowes a la gente, que se hiciera un espacio al centro para la pista que venía, el clásico de la agrupación, con wall of death incluido. "Captain Morgan's Revenge" entraba de lleno y como clásico que es, se disfrutaba a concho.
Uno de los riffs más exquisitos llegaba de la mano de "Shipwrecked", tema insigne y que prácticamente se mantiene inamovible desde que se compuso, era la encargada de dar por terminada la primera parte del concierto, que hasta ahora, era perfecto.
La banda se retira del escenario, las luces se mantienen apagadas, señal que el show no ha terminado. Con la gente pidiendo más, vuelven a escena para interpretar la segunda parte y final del show, y con tanta sed que había en ese momento, nada mejor que algo para beber, y con "Drink" la fiesta continuaba. A mitad de esa canción alguien abrió una cerveza de golpe y la agitó para que saltara a todos los cercanos. Sea quien sea que haya hecho eso, desde esta humilde vitrina te digo, gracias compadre.


Si en un show de Alestorm no tocan "Wenches And Mead", es porque no fue un show de Alestorm, fue otra cosa. Pero lo de anoche fue con todas sus palabras, un concierto de Alestorm. Aunque para esta ocasión, diremos que tocaron "Wenches For Dogs". Tal como lo hicieron en la versión Deluxe de "No Grave But The Sea", donde todas las pistas las hicieron "for dogs", ayer la segunda estrofa y el segundo coro del clásico "Wenches And Mead" fue literalmente a ladridos. La gente lo entendió inmediatamente y hasta los coros los ladraban. La conexión del público con la banda es total.
Alestorm nunca ha tenido un tema "clásico" con el que cierran todos sus conciertos, lo normal es que lo hagan con alguno de su disco más reciente. Y así ha sido en todas sus giras. Con "Captain Morgan's Revenge" lo hacían con la misma canción que da nombre al álbum (era su primer disco, más que entendible). Con la gira del Black Sails At Midnight terminaban con "Keelhauled"en la de Back Through Time todos los conciertos terminaban con "Rum" (sin duda los mejores finales de concierto fueron precisamente en esa época). Con la salida y posterior gira del Sunset On The Golden Age, seguían cerrando los conciertos con "Rum". Daban a entender que por fin habían encontrado el track ideal para cerrar sus conciertos.
Pero para esta gira volvieron a sus orígenes de cerrar con un tema del álbum reciente, y así como la elegida fue "Fucked With An Anchor". Dedo medio arriba y apuntando al público cantaron esta pintoresca canción, el público para no ser menos, también dedo en alto apuntando al público, cantó con la banda la pista que daría cierre al concierto.
Jornada redonda para los escoceses en su, por fin, regreso a Chile después que en 2013 se tuviera que cancelar su visita por problemas climáticos que los dejó en Argentina.

Los piratas armaron la fiesta y dejando en claro que esta segunda jornada de Pagan Fest fue un completo éxito. 

Escrito por: Fernando Molinet
Fotos por: Remigio Olivares


GALERÍA


Knighthood 













Folkheim 



Ulkan Newen














Alestorm



















Dejar un comentario
  • Blogger Comentar con Blogger
  • Facebook Comentar con Facebook
  • Disqus Com Disqus

No hay comentarios :


Galerías

[-Galería][threecolumns]

Especiales

[-Especiales][grids]

Entrevistas

[-Entrevista][bleft]

Info de Concierto

[-Info de concierto][bleft]