#LiveReview

[-Livereview][bleft]

#CDReview

[-cdreview][twocolumns]

#CdReview: Violent Passion Surrogate - Rhizomorphic (2017)


Definir la propuesta de Violent Passion Surrogate en una etiqueta convencional es prácticamente imposible. Imposible porque si acaso existe una regla bajo la cual Gabriel Hidalgo, Sergio Domínguez, Diego Contreras y Guillermo Pereira se rigen al momento de componer y tocar, es que, simplemente, no hay reglas, lo cual pudimos comprobar a través del excelente EP debut titulado con el nombre de la banda editado el año pasado. Y si el debut conformaba un auténtico despliegue de poder y categoría cual explosión de energía, plasmar y amplificar aquello en un larga duración es la consigna con que la banda nos deja en claro que esto va mucho más allá de todo lo convencional que nos envuelve a diario. Por ende, un trabajo como Rhizomorphic resulta sorprendente y bienvenido a la vez, en diversos aspectos que iremos develando a través de los 10 cortes que lo conforman en este recorrido interestelar de poco más de 40 minutos.
Bajo la producción del guitarrista Gabriel Hidalgo (Six Magics, Sadism, Hidalgo, The Inferno Doll... un currículum privilegiado en el medio local), Rhizomorphic denota desde el comienzo la influencia de referentes del Metal Extremo con orientación progresiva de la talla de Devin Townshend, Gojira y Meshuggah, combinando de manera certera la incesante brutalidad del género con pasajes melódicos repletos de sentimiento flameante y buen gusto, a lo que se suma la escalofriante experticia técnica con que cada componente aporta para que los engranajes de esta máquina llamada Violent Passion Surrogate ayuden a generar aquella tridimensionalidad con que el Metal expande sus fronteras como lo hace la Vía Láctea. Hay que recalcar que esto va mucho más allá una estética como lo es el hecho de adquirir y exponer una propuesta sonora moderna: se trata de abrir un vórtice hacia una dimensión que muchos sueñan con conocer pero pocos se atreven a poner un pie. Sensación que nos queda desde el comienzo con "Fear Index", con la base rítmica conformada por el bajista Diego Contreras y el baterista Guillermo Pereira generando aquel groove incendiario sobre el cual Gabriel Hidalgo expone todas sus credenciales como eminencia de la guitarra al momento de utilizar con maestría todos los recursos propios del Metal Extremo a nivel de sonido y ejecución, mientras Sergio 'Panqueque' Domínguez ejecuta de manera similar su rol en las voces intercalando matices vocales de manera fluida y poniendo la cuota de melodía y fuerza necesaria en su interpretación.
  Si el primer corte consiste en una metralla sonora de tornados rifferos, "Echelons" se encarga de bajar las revoluciones, por supuesto manteniendo la orientación vanguardista, denotando una serie de matices poliédricos con que el cuarteto hace gala de su capacidad para sumergirnos en un universo regido por el caos sistemático. Algo similar podemos apreciar en "Eternal Oblivion", una muestra suprema de complejidad matemática y, a la vez, acierto milimétrico en sus oníricos coros. Increíble y fascinante el cómo la influencia de Strapping Young Lad y King Crimson se refleja en la capacidad para conformar un sonido propio y una identidad que hace de VPS una agrupación que impone sus términos de primera, invitando a abrir los ojos del pensamiento por medio de cada uno de los riffs con que el álbum adquiere y despliega su omnipotencia sonora.
"Propaganda Within" y "Blind Zone", distintas entre sí en apariencia, no solo continúan el viaje a través de la placa, sino además nos sumergen de lleno en un universo ficticio en apariencia pero que en realidad es simplemente el reflejo de un mundo decadente, en el cual aún podemos hacer algo por revertir la situación aún cuando parezca todo perdido. Es necesario resaltar el certero uso de los samples en ambos tracks, en especial "Propaganda Within", cuyo sample corresponde a la voz de José Piñera, el principal ideólogo de las AFP y hermano del actual candidato presidencial Sebastián Piñera. Prueba irrefutable, al igual que las letras escritas en conjunto por la dupla Domínguez/Hidalgo, de que Violent Passion Surrogate no es solo sinónimo de categoría musical, sino también expone un discurso acorde con los tiempos que vivimos como ciudadanos comunes atrapados en un sistema castigador e implacable con quienes poseen poco y nada. De eso se trata el Metal, sin desmerecer en absoluto la calidad técnica y creativa de cada componente: la inevitable identificación los problemas que nos aquejan como seres humanos a nivel global a través de una propuesta que intercala caos con armonía.
La violencia incendiaria de "Sound of Hate" y el groove venenoso de "Silent Enemy" fluyen tomados de la mano con un objetivo en común: que abramos los ojos ante el mal que hemos creado como raza humana en un mundo cada vez más ennegrecido y sin un solo vestigio de su belleza natural de antaño. Musicalmente, resulta asombroso y grato el poder apreciar cómo una agrupación compuesta por cuatro maestros en sus respectivas áreas se mueve y avanza como una unidad de ataque, sin necesidad de sacrificar ni resaltar un componente por sobre el resto. He ahí la virtud de VPS aplicada en el estudio y en vivo por igual, el objetivo y la integridad por sobre todo lo externo y aquello se traduce en la música de manera efectiva y natural. Similar apreciación debemos hacer respecto a "For I Have Disappeared", mucho más atmósférica y experimental, tal vez el mejor ejemplo de cómo la "tradición" impuesta en el Metal es desplazada por las ganas de innovar con sonidos quizás poco usuales en el género pero que ayudan a abrir las puertas del pensamiento hacia territorios ignotos.  Y llegando a la recta final, la furia desbocada de "Shadow Government" y la complejidad marcial de "Cephalic", con la base rítmica Contreras/Pereira creando y destruyendo a su antojo con precisión milimétrica, mientras la muralla riffera diseñada y construida por Gabriel Hidalgo se mantiene imponente, al mismo tiempo que Sergio Domínguez se despacha un trabajo vocal que denota sentimiento y categoría por partes iguales, como ha sido la tónica durante más de 40' de música pesada y a prueba de cualquier intento de "etiqueta".

Rhizomorphic debiera ser, por lejos, uno de los trabajos discográficos más sorprendentes de la década en curso en cuanto a calidad, profesionalismo y concepto, donde sus cuatro integrantes decidieron desplegar sus facultades interpretativas y técnicas al máximo para darle forma a una propuesta que hace de la violencia mezclada con la pasión una expresión artística grabada en la médula. Referirnos a este LP como 'obra de arte' puede que suene cliché en un comienzo, pero ante el inmenso poder de una criatura que se agiganta con cada escucha no hay nada más que hacer, salvo sentarnos de rodillas, cerrar los ojos y dejar que nuestra mente se expanda hasta la constelación de Orion y sus alrededores. Así como el nacimiento del Universo hace miles de millones de años, Violent Passion Surrogate debuta en grande con un estallido a cuya onda expansiva es imposible escapar.

CALIFICACIÓN:






TRACKLIST:

1.- Fear Index
2.- Echelons
3.- Propaganda Within
4.- Blind Zone
5.- Sound Of Hate
6.- Silent Enemy
7.- For I Have Disappeared
8.- Shadow Government
9.- Cephalic

REDES SOCIALES:




Escrito por: Claudio Miranda
Dejar un comentario
  • Blogger Comentar con Blogger
  • Facebook Comentar con Facebook
  • Disqus Com Disqus

No hay comentarios :


Galerías

[-Galería][threecolumns]

Especiales

[-Especiales][grids]

Entrevistas

[-Entrevista][bleft]

Info de Concierto

[-Info de concierto][bleft]