#LiveReview

[-Livereview][bleft]

#CDReview

[-cdreview][twocolumns]

#LiveReview: Blaze Bayley en Chile "Una lección de humildad"


Lo vivido en el Rock & Guitarras la noche del 16 de julio fue de esas experiencias muy difíciles de olvidar, se puede hablar de lo espectacular del show, de la sencillez con la que Blaze Bayley te puede hacer vibrar con canciones que en la mayoría de los caso son clásicos, los cuales  prácticamente todo fan que sigue la carrera de Blaze conoce. Con un show cargado a la época de mediados hasta finales de los 90 de Maiden, con una sencillez y humildad, la cual seamos honestos, muy pocas veces se ve en un escenario. Bayley es un tipo que a todas luces  disfruta lo que hace, es feliz sobre un escenario, el feliz haciendo música y es más feliz que haya un público que disfrute con su música, ayer era el ejemplo más claro de esto que se menciona acá. Si bien existe el “Happy Metal”, sobre un escenario, la felicidad del metal es completamente para míster Blaze Bayley.

A las 22:31 del sábado 16 de julio subían a escenario los músicos que acompañarían en esta jornada a Blaze, los elegidos eran en su mayoría, pertenecientes a la banda tributo a Iron Maiden, Ghengis Khan, quienes además fueron los encargados de abrir el show del nacido en Birmingham. Entrando de lleno con lo más destacado de su repertorio solista, la encargada de abrir los fuegos fue "Born As A Stranger" de su primer disco en solitario. Algarabía total entre los asistentes, y prácticamente sin descanso llega otro temón del mismo álbum,  "The Launch" era la encargada de continuar con la euforia colectiva y con un Blaze entregado completamente, sin importarle nada más que pasarlo bien y que su público lo pasara bien. Hasta el momento, un objetivo más que cumplido. Y nuevamente, sin pausa alguna, entra el primer tema de Maiden que se escucharía en la noche, la canción que abre el disco "Virtual XI", "Futureal".  momento de éxtasis total para el resptable y Blaze absorbiendo esa energía entregada por parte de los presentes. Incluso jugando con el publico para ver quien gritaba más fuerte, los de la izquierda o la derecha. El tipo se lo estaba pasando increíble y uno como simple espectador disfrutaba de eso.


El primer descanso fue para interactuar con el público, hacer una breve introducción de la siguiente canción para continuar  de plano con una canción de su más reciente trabajo "Infinite Entanglement", hablamos del tema "Human". Quiero hacer un entre paréntesis en esta parte para mencionar algo que quizás es más que nada una opinión personal, si hay algo que quizás a mi me dejó con gusto a poco, fue la poca cabida que tuvo en el setlist las canciones de su último disco (solo 2 canciones). Es cierto, se sabía de ante mano que el show seria más cargado a la época de Blaze en Maiden, no era novedad para nadie, pero considerando que tenía un trabajo reciente bajo el brazo, y un trabajo muy bien evaluado por la crítica en general, quizás podría haber incluido otros temas más.


Volviendo al show, lo siguiente en ser escuchado seria "Samurai", perteneciente al cuarto disco en solitario de Blaze titulado "The Man Who Would Not Die", una canción con una tremenda aceptación por parte del público, y quizás la más coreada de su repertorio en solitario aquella noche. Retomando los temas de la era Blaze en Maiden, viene uno que quizás no es de los que más se espera oír en vivo, un tema que en el disco en si pasa muy desapercibido, pero que si me permiten la opinión completamente poco objetiva, y apelando más al fans, fue de las que mejor me parecieron interpretadas, "Lightning Strikes Twice". Blaze es un cantante al que se le puede criticar que no tiene amplio registro,  en muchas canciones no llegaba a los tonos (en su incursión con la doncella), pero si hay algo que se le puede endosar por completo, es que las canciones donde él tiene que poner su sello, vaya que lo hace, y ya han pasado 20 años desde su primera visita a Chile, aún así sigue teniendo la misma pasión y la misma entrega en cada canción que tiene que interpretar, realmente un capo.

Cuando me enteré que era el encargado de cubrir el show de Blaze en Chile, lo primero que se me vino a la mente fue: Ojalá toque "The Clansman". Si bien, no es la primera vez que toca esa canción en nuestro país, siempre es un lujazo oírla de la voz de Bayley. Una canción que fue icono en finales de los 90 para Maiden, donde incluso con el regreso de Bruce a la banda, se mantuvo en el set list por varios años más. Y con la presentación correspondiente a un tema de este calibre, se escuchaban los primeros acordes de la canción dedicada al héroe patrio escocés.  Llegando casi a la mitad del show, se escucha lo que sería la última canción que sería tocada del "Infinite Entanglement", "A Thousand Years" era la encargada de llevar la batuta en ese momento y con gran aceptación por parte del público, cosa poco usual, debido a que la mayoría iba para escuchar canciones del "X Factor" y del "Virtual XI". Eso habla en muy buenos términos de lo que Blaze provoca en la gente, donde quizás para muchos será el “reemplazo” de Bruce en los 90, pero para otros, será alguien que logró sobrevivir más allá de Maiden y formar su propia carrera, pero sin olvidar jamás su base y de donde logró la fama mundial. "The Brave" era la siguiente canción interpretada, una de las más coreadas pertenecientes a su trabajo en solitario, y la ultima de su repertorio personal. De aquí en adelante solo temas pertenecientes a "X Factor", "Virtual XI", y una sorpresa entre medio para los que estuvimos presentes esa fría noche en Rock & Guitarras.



Con la siguiente canción se creó el primer –y quizás único - inconveniente de audio, la canción "Judgement of Heaven", mientras la canciónestaba siendo interpretada, alrededor del minuto uno, Blaze presentó problemas en su micrófono, pero hizo algo que no regularmente se hace, detuvo a los músicos y pidió que se tocara nuevamente de manera correcta. Cuando estaba presentando esta canción, el habló de la importancia de esta canción en su vida, de cómo constantemente nos vemos a prueba y de cómo se enjuicia sin más. Alguien que lo ha pasado mal, y que quería rendir un real homenaje a una de las canciones más importantes de su vida, por ende, cambio de micrófono, e interpretó como se merece una canción de esta envergadura. Haciendo una pausa, Bayley comenta el privilegio que tiene de estar en nuestro país, que si bien, es un discurso que prácticamente todas las bandas hacen cuando visitan un país, comenzó a hablar de los bien ubicado en la geografía Chile, del privilegio que teníamos sobre nuestros cielos de ser uno de los países con mejor avistamiento hacia las estrellas, como fanático de la astronomía, apreciaba eso de sobre manera. Diciendo que sobre nuestros cielos se ve de tal manera el firmamento, que perfectamente podríamos ver “Cuando Dos mundos Choquen”. Y con esa presentación comenzaban los acordes de uno de los temas de "Virtual XI" que pareciera tener más valor hoy que cuando ese disco fue lanzado. Interpretación perfecta de Bayley que a esta altura estaba pasándolo de maravilla. Con "Sign Of The Cross" siempre me pasa lo mismo, desde mi modo de ver, esta canción es el ejemplo perfecto de cómo algo puede ser muy criticado en su momento por lo innovador y arriesgado, y años después puede ser venerado como algo absolutamente sin límites y majestuoso. Hoy en día, nadie pondría en duda la calidad de esta canción y de su interpretación, Blaze sabiendo esto perfectamente, entrega una de los mejores performance , estando a la altura completamente, en este momento la devoción es total hacia un sujeto que por sobre todo, es agradecido de la vida. Humildad total.

Denme un minuto de honestidad, y quizás sabiendo que me llevaré algunos insultos por esto, cuando Bayley presenta la canción "Como Estáis Amigos", mi reacción fue “guateamos”. Si hay una canción que jamás me gustó del "Virtual XI" es precisamente esa. Pero a medida que la canción iba avanzando me quedaba atónito ante tamaña interpretación no solamente de Blaze, sino, que también de la banda que pasando completamente a segundo plano debido a que la estrella era Bayley, tengo que hacer énfasis en la potencia con la que sonaron. Terminé mordiéndome la lengua al terminar la canción.
A continuación siguen puros temas “calados”, probados y aceptados sin dudar.  El Temazo del "X Factor" llegaba a los oídos de los presentes, "Lord Of The Flies". De los temas más simples y a la vez de los más aceptados, con un coro que te hace recordarlo fácilmente y que todos queríamos cantar a todo pulmón.


Haciendo una pausa, agradeciendo el cariño entregado por parte de nuestro país a su persona, el respeto tanto a sus canciones como a las de Maiden, prometió que no se iría directamente a su lujoso hotel una vez terminado el show, ni que tampoco tomaría la limusina que lo esperaba, esto sacando varias carcajadas del público, sino que bajaría donde estaba el publico y que se tomaría hasta la última foto con todos los presentes, que firmaría hasta el ultimo autógrafo y que se bebería toda la cerveza del local. La ovación fue total, era que no. Hablaba de no tenerle miedo a pedirle una foto, de no tener miedo a pedirle un autógrafo, de no tener miedo de tomarse una cerveza y de no tenerle “miedo a la oscuridad”, con esas palabras daba la gran sorpresa de la noche, tocando una canción que no es de la época a la cual el pertenecía, "Fear Of The Dark" comenzaba a sonar y el publico apreciaba tal gesto. Ya se sabía de ante mano que Bayley en todo los shows estaba tocando una canción de Maiden de la era Bruce, pero la verdad no se esperaba (o por lo menos yo no lo esperaba) que para nuestro país eligiera una de las canciones emblema de la doncella, donde a la costumbre de escucharla siempre bajo la voz de Bruce, el publico cantó el “You” que siempre hace Dickinson para que el publico coree “Fear Of The Dark”. Blaze lo entendió como tal y solo se rió.   
        
Y como broche de oro para cerrar una jornada magistral, la canción que le dio la fama mundial con la doncella de hierro, "Man On The Edge" comenzaba a sonar y hasta esa altura con más de una hora y media de show, pareciera que no había cansancio que pudiera opacar la euforia de los asistentes ni de los músicos en escena. Acompañado en las voces por el cantante de la banda tributo Ghengis Khan dieron el cierre a una tremenda jornada con final apoteósico digno de Wacken.  Siendo las 00:13 del domingo 17/07 terminaba la presentación del Ingles en tierras chilenas con una ovación total. Agradeciendo la entrega, el esfuerzo y la humildad sobre el escenario que, en honor a la verdad, no siempre se ve, y tomando en cuenta además que Blaze tiene pergaminos suficientes para ser una estrella más arriba del escenario. Me saco el sombrero ante tamaña calidad, más que de músico, de Blaze como persona. Un concierto con las canciones precisas, sin mucha redundancia y dándole al publico lo que quería oír, incluso con las canciones de su autoría donde eligió lo más granado de su repertorio. Show redondo prácticamente sin puntos bajos y que dudo que alguien haya salido disconforme con lo vivido en la noche del sábado. Un grande Blaze. Con todas sus letras.

Escrito por: Fernando Molinet
Fotos por: Beth Barría





   

Dejar un comentario
  • Blogger Comentar con Blogger
  • Facebook Comentar con Facebook
  • Disqus Com Disqus

No hay comentarios :


Galerías

[-Galería][threecolumns]

Especiales

[-Especiales][grids]

Entrevistas

[-Entrevista][bleft]

Info de Concierto

[-Info de concierto][bleft]