#LiveReview

[-Livereview][bleft]

#CDReview

[-cdreview][twocolumns]

#Ranking: Los 10 mejores temas de Testament


Faltan pocos días para el show de Testament junto a Nile. Es por esa razón que en Resistance calentamos motores y elegimos los 10 mejores temas de Testament. 

1.- "Over The Wall" ["The Legacy", (1987)]:
El himno supremo de los originarios de Berkeley, encargado de abrir su trabajo debut "The Legacy" (1987). Representativo no solo de todo el catálogo de Testament, sino que también de la oleada thrash que se tomaría por asalto el mundo durante el último tramo de los gloriosos años '80. 
Desde el puñetazo a la cara generado por el primer riff, hasta secciones rítmicas que equilibran la versatilidad técnica con la intensidad propia del género, a esto le que podemos sumar los solos de gran factura por parte de un veinteañero Alex Skolnick y el desempeño vocal de un feroz Chuck Billy. Imposible pasar por alto aquel vídeo clip realizado en la prisión de Alcatraz (la letra, de hecho, habla acerca de una fuga desde el legendario e inexpugnable centro carcelario), lo que les valdría la llegada inmediata del éxito ratificado en los trabajos posteriores.




2.- "Into The Pit" ["New Order", (1988)]: 
El compromiso de Testament con el movimiento thrash metal, surgido en los '80, nunca se vio tan reflejado fielmente como en este corte que forma parte del supremo "The New Order" (1988). Una descarga altamente inflamable de metal directo e intenso, con Chuck Billy escupiendo cada verso con la mala leche propia del género. No hay que explicar mucho el por qué es un favorito entre los fanáticos durante sus apariciones en el set. Solo hay que estar metido en el agujero negro provocado por los fanáticos al momento de iniciar el "baile sagrado" durante cada concierto: el mosh. La locura hecha música.



 3.- "Alone In The Dark" ["The Legacy", (1987)]:
El trabajo melódico y técnico que caracterizó el sonido de Testament en sus inicios le valió la necesaria comparación con Metallica, pioneros de la escena thrash de la Bay Area de San Francisco, de la cual Testament formaba parte de sus inicios bajo el nombre de The Legacy. Aquella propuesta quedaría graficada en cortes como "Alone In The Dark", cuya intro da cuenta de una agrupación cuyas capacidades técnicas permitían generar pasajes sonoros envolventes sin sacrificar la agresividad. Por lejos, una de las canciones más reconocidas del quinteto estadounidense, en gran parte gracias a aquellos coros destinados a permanecer en la memoria de los fanáticos por toda una eternidad.



4.- "Souls Of Black" ["Souls Of Black", (1990)]: 
Empezando la década de los '90, Testament decide tomar un rumbo algo más alejado del thrash de sus trabajos anteriores y se encamina hacia rumbos más ligados al heavy pero, aun así, se despacha un trabajo notable. Sería su cuarto LP, el cual denota una sorprendente evolución de la calidad técnica y creativa por parte de los californianos. El corte que le da nombre a la placa representa lo anteriormente mencionado, con el bajo de Greg Christian como protagonista. A destacar también el rol fundamental de la dupla Peterson-Skolnick en las seis cuerdas y la interpretación de Chuck Billy, un tipo cuyo registro se adaptaría sin complicaciones ante el rumbo a tomar durante los '90.



5.- "The Preacher" ["The New Order", (1988)]: 
Una de las virtudes que caracteriza la música de Testament, en el aspecto creativo, es la oscuridad latente en sus letras, a la que se le puede sumar la capacidad de generar el caos total, pero sin perder el control por nada del mundo. La base rítmica conformada por Greg Christian y Louie Clemente, además de una fuerza asombrosa, denota la precisión propia de un reloj. Alex Skolnick, con 20 años recién cumplidos, se despacha un solo de antología, comparable a la electrizante interpretación en la voz por parte de un sólido Chuck Billy, una de las voces más potentes y versátiles de todo el metal.



6.- "The New Order" ["The New Order", (1988)]: 
Si hay que nombrar un corte que grafica a la perfección el sonido característico de Testament, sería el que le da título a su segundo LP, editado en 1988, un documento fundamental para entender la calidad técnica de una agrupación que llevó al thrash a un nivel más sofisticado, sin renegar de la crudeza de sus orígenes. La dupla conformada por Eric Peterson y Alex Skolnick en las seis cuerdas, conforma una muralla impenetrable, una masa de energía aplastante en cada fraseo, en cada nota. Todo aquello destacando también el fraseo iracundo de Chuck Billy, quien deja hasta el alma al momento de rematar el coro.




7.- "Practice What You Preach" ["Practice What You Preach", (1989)]: 
Poco después del impacto generado con sus primeros dos LP, Testament edita "Practice What You Preach" (1989), una placa que, musicalmente, marca un alejamiento progresivo de la brutalidad por parte de un quinteto que decide priorizar su faceta más "melódica’". Sin embargo, lo que hace realmente interesante de este tercer álbum es el contenido lírico, el cual refleja la inquietud de los californianos por temáticas como la libertad de escoger, la hipocresía, la corrupción política, la codicia del ser humano, etc. El corte que le da título a este notable álbum resume la vocación progresista de una banda que se resiste a repetir fórmulas pasadas y prioriza la crítica social. Por lejos, uno de los éxitos más reconocibles dentro del catálogo de Testament, y, por supuesto, uno de los más interpretados en vivo (¡¡¡528 veces!!!).



8.- "Urotsukidoji" ["Low", (1994)]: 
Con el permiso de notables intrumentales, como "Musical Death (A Dirge)" o la más técnica "Confusion Fusion", este instrumental extraído de "Low" (1994), trabajo en el que debutan el guitarrista James Murphy, reemplazante del saliente Alex Skolnick, y el eximio baterista John Tempesta, quien toma el lugar de Loui Clemente, denota una particular inspiración que le valdrá el favoritismo de los fanáticos de la animación japonesa. 
Urotsukidoji es el nombre de un manga/animé japonés de fines de los '80 que mezcla el horror, la ciencia-ficción y el erotismo explícito, lo que le ha valido la censura en muchos países debido a la crudeza sexual de su contenido. 
Musicalmente, se trata de uno de los instrumentales más eclécticos del quinteto originario de Berkeley (¡Greg Christian no tiene nada que envidiarle a Les Claypool!), denotando un nivel de composición y técnica acorde a una década aparentemente delicada para la vieja guardia. Mérito por parte del canadiense Garth Richardson, productor emblemático que trabajó con renombradas bandas como RATM, Melvins, Mudvayne, etc.



9.- "True American Hate" ["Dark Roots of Earth", (2012)]:
Pocas bandas con más de dos décadas de recorrido son capaces de mantenerse en forma como lo ha hecho Testament durante estos últimos años, especialmente en base a trabajos recientes como el aplastante "Dark Roots Of Earth", producido por el ingeniero inglés Andy Sneap, cuya mano se hace notar en cortes como 'Native Blood', un tremendo bombazo en cuya letra Chuck Billy plasma su propia Declaración de Principios respecto a su origen nativo americano (descendiente de los Pomo, tribu cuyo territorio abarca el norte de California). Técnicamente, denota la potencia incólume del quinteto californiano, en el que destaca el aporte de un viejo conocido: el 'fuera de serie' Gene Hoglan, cuyo rol en la percusión ha sido fundamental en la vigencia latente de Testament durante estos últimos años.



10.- D.N.R. (1999, The Gathering): 
A fines de los '90, una década algo irregular para las 'viejas glorias' del Metal, Testament edita su octava placa de estudio, en la cual se despacha uno de sus trabajos más brutales de todo su catálogo. Tratándose de una agrupación que sabe hasta dónde pueden llegar sus capacidades técnicas, logra incursionar con éxito en el Death Metal, camino antes iniciado en "Low" (1994) y continuado en el sorprendente "Demonic" (1997), por lo que "The Gathering" grafica perfectamente la evolución del quinteto hacia sonidos más extremos, lo que se hace notar tanto en el trabajo de las guitarras por parte de la dupla Peterson/Murphy, como en el desempeño vocal de Chuck Billy en su versión más gutural, más cruda. A destacar en esta placa la participación de la base rítmica conformada por Dave Lombardo y Steve DiGiorgio. Casi nada!




Las entradas ya se encuentran disponibles a través del sistema Ticketek y sus comercios asociados, y sin recargos en Tiendas The Knife y RockMusick (Eurocentro y Portal Lyon), y sus valores son los siguientes:

Valor General
$30.000 Platea Alta
$35.000 Cancha
$45.000 Palco

Compra aquí




Escrito por: Claudio Miranda
Dejar un comentario
  • Blogger Comentar con Blogger
  • Facebook Comentar con Facebook
  • Disqus Com Disqus

No hay comentarios :


Galerías

[-Galería][threecolumns]

Especiales

[-Especiales][grids]

Entrevistas

[-Entrevista][bleft]

Info de Concierto

[-Info de concierto][bleft]