La accidentada primera visita de Kreator en Chile



Mucho se habla de la accidentada primera visita de una banda de thrash de gran envergadura a Chile. Aun así, son pocos los antecedentes y datos que existen sobre ello. De igual forma, recabamos todos los antecedentes disponibles para elaborar una nota sobre el primer concierto de Kreator en Chile, el cual contó con la participación de Criminal como banda soporte en lo que hoy es el Estadio Víctor Jara.



Al evento asistieron cerca de 4000 personas. Un gran marco de público considerando la época. Pleno 1992, un Chile dividido post dictadura y que, poco a poco comenzaba a levantarse. Pese a ello, los fanáticos se acercaron a la tienda Rock Shop del paseo las palmas, epicentro de la escena thrash por ese entonces, para comprar los tickets para el concierto. El precio de una platea alta aquella vez era de $3.500. Según el INE (Instituto Nacional de Estadísticas) dicho valor hoy serían unos $11.500. Barato, considerando que hoy los tickets sobrepasan los $30.000 siendo de los más costosos en Latinoamérica.


Lo curioso de este show, fue que, a quienes asistían a comprar su ticket, se les registraba con nombre y rut. Todos fichados, puesto que, se temía que algo malo pudiese llegar a ocurrir. Llegado el día del concierto, los miles de asistentes colmaron la estación de metro Unión Latinoamericana. Todos con sus chaquetas de cuero, jeans rasgados y zapatillas blancas muy al estilo thrasher de la época y que aún se logra ver en algunos. Los más osados usaban cadenas y puntas en sus vestimentas, similar al estilo Mad Max.

Los encargados de abrir la velada fueron los locales Criminal. Anton Reisenegger siempre fue la eminencia del metal chileno. Por ello no es menor, ni sorpresivo, que haya sido él junto a su agrupación quienes tuvieron el honor de acompañar a Kreator en su primera visita a Chile. Además, no era sólo la primera visita de los teutones, sino que era primera vez que un concierto de tal magnitud se realizaba en estas tierras. Iron Maiden pudo haber sido otro, pero ya sabemos lo que la iglesia y sus amigos santos hicieron para que esto no ocurriera, en fin.

Al iniciar el show de Kreator, los fanáticos que asistieron a la velada, cuentan que el mosh fue algo insano. Todo iba bien en cosa de minutos, hasta que algunos tuvieron la osadía de subir al escenario. Uno incluso se atrevió a besar a Mille en su mejilla. Mal. Los alemanes continuaron tocando. Lo que se recuerda de ese set fue “Toxic Trace”, “Betrayer” y “Pleasure To Kill”.

Mientras se desarrollaba el espectáculo, otro grupo de fans subió al escenario y comenzó a poner en riesgo la integridad de los músicos. Peor aún, algún descerebrado comenzó a lanzar objetos contundentes a los músicos, entre ellos un palo. Por fortuna Mille lo esquivó, pero el show ya no podría continuar desarrollándose de forma “normal” por lo que los alemanes tuvieron que poner fin abruptamente y retirarse tras sólo 25 minutos de presentación. Sí. 25 minutos. Ni una banda local toca tan poco.

Acá un breve registro de la jornada: 


Pareciera que la tónica en los años 90 era esta. El show de Kreator no fue el único espectáculo accidentado. También se recuerdan los de Faith No More, Deep Purple, Guns And Roses, y los mismisimos Iron Maiden en 1996.

Luego de su accidentado primer show, los alemanes no tuvieron problemas en regresar en gran cantidad de ocasiones a nuestro país, siendo parte de importantes festivales y también siendo cabeza de cartel de algunos o simplemente en solitario.

Esta vez los teutones llegan a presentarse por partida doble. Una el 5 de octubre en el Teatro La Cúpula, y la otra al día siguiente para formar parte del festival Santiago Gets Louder junto a Pentagram, Anthrax y Slayer.

Las entradas para el evento a realizarse el día 5 las puedes conseguir en el siguiente enlace https://www.puntoticket.com/kreator


Publicar un comentario

0 Comentarios