p { color: black; }

#LiveReview Stryper y Narnia: Haciendo historia.



El 12 de septiembre de 2019 por fin se llevó a cabo el esperado History Tour que traía de vuelta a los californianos Stryper después de 9 años de ausencia en nuestro país.




Pero como todos saben traía la gran sorpresa, los suecos Narnia se presentaban por primera vez en nuestro país y la expectación era total.


Si bien, el trayecto al dia esperado fue algo accidentado, con la baja de Tourniquet que estaban también dentro de esta gira pero por temas ocurridos en otros países, terminó siendo imposible que se sumaran a este concierto, pero con un reemplazante nacional que estuvo a la altura, los tremendos Exxocet.


Esto comenzó a las 7pm en Chile continental, con los nacionales Exxocet saliendo a escena, aun con un teatro Caupolican a un cuarto de capacidad (solo se habilitó la plata baja) lo cual, no impidió que la banda saliera con todo su desplante característico a comerse al público que a esa hora los presenciaba.



Algo raro de lo que ocurrió (por lo menos para mí) que fueron la banda que más fuerte sonó de los tres, eso impedía que a ratos se entendiera lo que sonaba. Tal vez, eso les pudo jugar en contra más que a favor. Sobre todo con una banda que, por lo menos las veces que los he visto, siempre se preocupan de los detalles de cada show. Pero eso no fue algo por lo cual catalogar como un mal show, para nada, la banda siempre activa y entregando el 100% en cada interpretación, y eso es algo que , más allá de si el sonido los acompaña o no, ellos simplemente sacan adelante su concierto como sea, esa actitud se agradece.


Con un show de un poco más de 30 minutos, Exxocet desplegó toda su performance tan características, trayendo el Glam ochentero al teatro Caupolican que los recibía de gran manera. Terminando la fiesta con nada menos que “Party Tonight”. Canción ideal para este momento donde ya con un Caupolican con algo más de gente, se rendía a los pies de los nacionales quienes recibían el apoyo de la gente y demostrando que el Rock nacional tiene muy buenos exponentes. Mis respetos y felicidades a la banda por sortear los problemas y salir adelante.
Un breve descanso y comenzaban a prepararse los equipos para la siguiente banda, debutando en nuestro país y con la expectación de años de espera de sus fans que, debo decirlo, jamás creímos que podríamos verlos en nuestro país. Pero cuando algo quiere darse, simplemente se da, y es así como a las 8pm en punto en Chile continental, comienza }n a sonar los primeros acordes que nos indican que la espera había terminado. Los suecos Narnia salían a escena y el teatro ya con una capacidad mayor (no lleno, de hecho, no se llenó), eran recibidos por un público que los esperaba con ansias.
Los fuegos lo abrían la canción single del nuevo disco A Crack In The Sky. Canción muy bien recibida por el respetable que no solo la conocían, sino que, además la cantaban como si fuera un himno. Eso demuestra la excelente recepción que tuvo su último trabajo.


Sin ningún tipo de descanso comienzan los acordes de Sail Around The World, canción del álbum “Course Of A Generation”. Canción que tiene un morbo especial. Básicamente porque es del único disco donde Christian Rivel no participó. Entonces, darle su sello a una canción que ya tiene la impronta de otro cantante siempre es un desafío interesante de escuchar. Pero Rivel está a otro nivel, él juega en las ligas mayores y eso se nota desde que sale al escenario.
Aplausos del respetable. Momento de hablar por parte de la banda quienes agradecían a Dios de poder estar en Chile, y que todo esto lo hacen a nombre de Él. Lo cual provocó aplausos espontáneos del público. Que más allá de las creencias de cada uno, Narnia va de frente con su bandera y eso la gente lo sabe, lo respeta y disfruta de sus canciones igual.
La siguiente canción en sonar es una de las clásicas, la tremenda The Mission, con un sonido más calmo, pesado y que a esta altura ya tenían a todo el Caupolican en el bolsillo. Y como no iba a ser así, si literalmente Narnia es una banda que es como un León enjaulado, que está siempre en una tensa calma, pero cuando lo liberas, ya anda puede detenerlo. Y eso se expresa en la energía que la banda tiene sobre el escenario. Sobre todo de su Frontman Don Christian Rivel que pareciera que en cualquier momento se sale del escenario y se va a cantar con la gente.


Otra pequeña pausa, palabras al público de agradecimiento, de lo felices que están por primera en nuestro país, y presentando esta canción preguntando si queremos algo de metal. Y con el rugido del Caupolican dando su aprobación, sonaba I Still Believe de su disco Homónimo, trabajo el cual los trajo de regreso a los escenarios. Canción que en vivo por lo menos, suena muy potente.
Lo que continua es, y siendo lo menos fanático que me permite ser mi rol, una de mis favoritas de la banda, del clásico álbum “Long Live The King” comenzaba ese teclado característico que da inicio a la tremenda Shelter Through The Pain. Es verdad, el teclado de Martin Härenstam tuvo problemas de sonido en un inicio que se fueron arreglando con el pasar de las canciones, lo cual, en esta canción en particular, es donde su importancia es única para que el maestro C.J. Grimmark pueda desempeñarse sin problemas. Tremenda canción.
Continuando con el concierto, lo siguiente en sonar es la gran You Are the Air That I Breathe perteneciente a su placa más reciente From Darkness To Light. Canción single también con un coro muy pegadizo que incluso no conociendo la canción, a los dos minutos ya la puedes cantar. Eso es algo que, personalmente, me gusta de Narnia, pueden tener la complejidad musical de una banda de Metal Neoclásico y también pueden hacer música simple y audible, y aun así, mantener su estampa.
Reaching For The Top es de esas canciones que no caerían en la categoría de clásico, básicamente por es de un disco relativamente reciente, pero aun asi, de seguro será considerada como tal. Haciendo la intro de We Will Rock You de los tremendos Queen, hacen la entrada para esta canción. Prácticamente sin descanso y con una energía que pareciera que acaban de comenzar a tocar. Cuanta energía en escena de la banda del León.
Canción netamente de alabanza, tal como la presentó la banda, es así como comienza a sonar una de las canciones más desgarradoras en el repertorio de los suecos, hablo de la tremenda The War That Tore The Land. Perteneciente a su último disco y es, sin duda, de esas canciones que cuesta que pasen desapercibidas, tanto por su melodía melancólica, como por la intensidad que muestra, tanto en su versión grabada, y más aún en su desplante en vivo. Musicalmente hablando, debe haber sido el punto más alto de la banda en su concierto de ayer.  
De aquí en adelante, solo es diversión, pasando de clásico en clásico y con un Caupolican que se unía a la diversión a cargo de los leones suecos. La encarga de iniciar esta fiesta era Into This Game del que tal vez, es mi disco regalón de la banda, el tremendo Enter The Gate del 2006.
Sin nada de descanso continúan con el juego, y que mejor que hacerlo con Dangerous Game, aquí ya yéndose a la segura con los clásicos que, por lo menos varios, solo soñábamos con oír en vivo. Con ese inicio que más Neoclásico no puede ser. Dejando claro que cuando se trata de eso, ellos pueden darte catedra.
El logo de la banda y quizás, la frase más característica de ellos es “Long Live The King”, y como no, si su disco emblema y su canción emblema llevan ese nombre, y así fue como con los acordes característicos llega esta canción que a ese instante, tenía a todos los presentes cantando como si la vida dependiera de eso. Tremendo momento.
Después de esto, uno puede decir, ¿Qué más clásico puede venir? Y es así como llega Inner Sactum del tal vez, su disco más famoso “Desert Land”.  Y cuando ya la algarabía era total, suena la poderosa The Witch And The Lion poniendo el pie encima a cualquiera que se atreviera a cruzarse en su camino. Narnia dando un show espectacular, y nosotros testigos de un momento único.
El cierre lo da la clásica de clásicas, la tremenda Living Water que claramente era la señal que este concierto llegaba a su fin. Con 1 hora y cuarto de concierto haciendo un repaso por su trabajo más reciente pero también regalándonos clásicos de antaño que, vuelvo a repetir, más de alguno, creíamos que jamás escucharíamos en vivo.
El León rugió con fuerza en Chile y se hizo notar. Que más se puede agregar. Tremendo espectáculo brindado y una deuda pendiente que fue saldada con creces.


El concierto de Stryper estaba agendado para las 22 horas en Chile continental, pero faltando 4 minutos para las 22 hrs, las luces se apagan y comienza a sonar como intro la gran Hymn To The Republic, indicando que el regreso de la banda estadounidense había terminado.
Y sin mediar nada, comienza a sonar la tremenda Soldiers Under Command. Inicio simplemente demoledor.


Sin descanso, y con la energía característica de la banda, suenan Los acordes de Loving You, perteneciente a su primera placa Yellow And The Black Attack. Haciendo honor al nombre de la gira, comenzaron de lleno con las canciones históricas de la banda y su History Tour daba inicio con tremendos himnos.
Palabras de agradecimiento por parte de Michael Sweet, que pareciera que los años no pasan por él, su calidad como músico y como interprete es impecable.
Comienza las canciones clásicas del disco más clásico de la banda, asi suena la gran Calling On You desatando la euforia de todos los presentes que cantaban su coro como una declaración de principios. Realmente única.
Y como la costumbre en todos los conciertos de Stryper, termina Calling On You, e inmediatamente continúan con Free. Con los tambores dando el inicio y si bien, es algo que todos los fanáticos de Stryper sabemos que viene, no solo lo esperamos, sino que además queremos que sea así.


Una de las canciones más poderosas del “To Hell With The Devil” sonaba a continuación, y cual más que More Than  A Man. Ya a esa altura y con 5 canciones, tenían a todo el público a sus pies. Solo a punta de clásicos y con un repaso a su historia que traería aún más sorpresas.

La siguiente canciones All For One del disco Against The Law. Disco poco tomado en cuenta tanto por sus fanáticos como por la misma banda, pero de ese disco se desprenden tremendas canciones, y All For One sin duda, es una de esas. Con su melodía que aun intenta mantener el hard rock Glam de los 80 pero ya en plenos 90.
Acá, hago una pausa, me saco el rol de “periodista” y me pongo en los zapatos de un simple fanático. Cuando comenzó a sonar la introducción de Surrender, yo simplemente me rendí. Y como no, si es de las canciones más poderosas del álbum “Soldiers Under Command”, que de por sí, ya es un disco poderosísimo. Y si escuchas Surrender y quieres levantar tu puño y cantarlo a todo pulmón, algo debe pasar contigo, y algo muy malo.
Bien, volviendo a mi rol de “Periodista”, lo siguiente en sonar es una que personalmente no la tenía en el repertorio de la banda, hablo de All She Wrote, cover a Firehouse. Normalmente cuando uno cubre conciertos, siempre busca las canciones que van tocando durante la gira para tener una idea de lo que nos encontraremos, yo para esta ocasión, quise no hacer eso (con Stryper por lo menos) y así simplemente ir disfrutando del concierto como uno más. Y creo que fue lo más acertado, sobre todo por esta sorpresa (para mi). Donde Michael Sweet demuestra que no solo es un gran guitarrista y un gran cantante, también es un excelente frontman, y eso lo demuestra con poder tener la oportunidad de cantar solamente, sin tocar la guitarra y tener presencia en el escenario. Algo que si les preguntan a cantantes que también tocan algún instrumento, les cuesta. Para Michael esto es juego de niños.



En su concierto del 2010 (el cual también tuve el gusto de ir), hubo una deuda muy grande que quedó, y fue que no tocaron Honestly. Bueno, ayer esa deuda fue saldada, y con la balada clásica de la banda y también del género, el público hacia una pausa para disfrutar de ese piano tan característico que a más de alguno enamoró en su juventud. Para los que estuvimos el 2010, deuda pagada.
Lo que sigue es la clásica In God We Trust del álbum del mismo nombre del año 1988. Pero esta versión que interpretaron es la del 2005 proveniente del disco Reborn. Más poderosa, con otros tonos, mucho más Heavy y que significó el regreso de la banda después de más de una década de ausencia. Nostalgia y poder en una sola canción. Tremendo lo de Stryper hasta este momento.
Ok, sé que debo mantener la compostura e intentar ser profesional en mi trabajo, pero cuando tienes que hablar sobre el concierto de una de tus bandas favoritas, y aún más, la canción que continua es una de esas que te transportan en el tiempo, es difícil ser profesional, y así es como cuando comenzó a sonar Always There For You yo simplemente me dejé caer y comencé a disfrutar olvidándome de todo. Así que si hubo problemas técnicos o de ejecución en esta canción, pido disculpas porque ni siquiera lo noté. Aunque me comentaron que sonó impecable.
Como es una gira de Historia de la banda, obviamente las canciones más actuales también tenían que tener su cabida, y creo que la elección de esas canciones fueron muy apropiadas (aunque siento que faltaron). Y esa elección comienza con la gran Sorry del disco más reciente de la banda “God Damn Evil”. Tremendo tema de Heavy Metal a secas.
Le sigue otra de las canciones tremendas de la nueva era de Stryper, hablo de Yahweh. Con su coro barroco y su sonido crudo, la hacen de esas que, personalmente, deberían estar en todos sus conciertos. Hasta el momento, la banda dando espectáculo sobre el escenario y con la banda más que afiatada. Con nuevo integrante incluido que da la impresión que siempre estuvo con ellos.
Volviendo a las clásicas, Sing Along Song es lo que continua y que más se puede esperar como respuesta del respetable. Simplemente ser cantada a todo pulmón. Ese simple coro que marca época y te permite interactuar con la banda.  Fin de la primera parte del concierto y el cansancio se nota, pero aun asi nadie se retira, porque sabemos que aún falta.
Suena la intro envasada The Abyss, pero en vez de sonar To Hell With The Devil, suena The Valley, dando la sorpresa y cayendo de estruendo. Canción de la nueva era que al igual que Sorry o Yahweh, creo que son de las que estarán en sus repertorios en vivo.
La final, la que cierra todo este concierto, este esperado regresado y al fiesta lo hace nada menos que To Hell With The Devil. Canción que se canta con todo, que todos la conocemos y que sin duda alguna es el himno de la banda. Y eso se notó.
Resumiendo, el History Tour cumplió a cabalidad con lo prometido, fue un show histórico, por lo sufrido en su antesala y en cómo se llevó a cabo. Si bien la fiesta principal era de Stryper, sus acompañantes, Exxocet y Narnia dieron notas altas a una jornada redonda de principio a fin.      
 Escrito por: Fernando Molinet
Fotos por: Felipe Pino

COMMENTS