p { color: black; }

#DeCulto: - Tom Araya y el regreso del hijo pródigo a Viña

Fotografía de Steve Lars
En la música metal la historia está muy marcada por intérpretes de países del hemisferio norte, quienes han representado durante años la escena más grande de este estilo. Sin embargo, desde Latinoamérica miles han alzado la voz para demostrar que desde el sur también hay fuerza para hacer música.

Mientras leyendas surgen en Europa o Estados Unidos, que encabezaron las bandas que marcaron toda una época, entre sus filas se colaba un músico nacional, que no negó sus raíces, pese al poco tiempo que estuvo en el país. Hablamos de Tom Araya.

Tomás Enrique Araya Díaz, no alcanzó a vivir mucho en la ciudad de Viña del Mar, cuando tuvo que migrar con su familia en busca del "American Dream" a la ciudad de California. Él sólo tenía cinco años cuando esto ocurrió.

Habiendo vivido una gran parte de su vida en el país del norte, sorprende que sus raíces hayan permanecido por años. Si bien pocas veces lo hemos escuchado hablando español fluido, el músico siempre que puede en el escenario saca a relucir su lugar de natalicio.

Con una larga galería de camisetas de fútbol, Tom Araya hizo de la polera de la selección chilena su uniforme para salir a la escena, usándola en gran parte de la gira del Big Four. Sin embargo, no se quedó sólo ahí, sino que también en más de una canción salió a tocar vistiendo el escudo de Everton, club oriundo de Viña del Mar.

Araya, fiel a la cultura nacional, incluso ha llevado con honor en su pecho la palabra "hueón", que tiene múltiples significados en Chile y que lo hace una particularidad única del país.

Sin embargo, y pese a la distancia, el bajista se hace sentir cercano al suelo nacional y cuando Slayer viene a Chile siempre era "una obligación moral" para los metaleros ir a compartir con Tom. Algo así como cuando viene el tío lejano de visita.

Creo que cualquier fanático que haya ido a un show de Slayer en Santiago sabe que siempre sus hermanos y hermanas viñamarinos han venido en masa a verlo. Una deuda que pagó el 2011 tocando por primera vez en el Polideportivo de la Ciudad Jardín, donde fue reconocido por su trayectoria.

Este año es la gira de despedida de Slayer y no podría haber un mejor momento para el regreso del hijo pródigo del metal mundial, quien puso a Chile en el mapa justo al medio de los cuatro grandes del thrash. Sólo queda esperar al 8 de octubre y gritar todos juntos en "Chemical Warfare", "Viva Chile, Mierda!".

Por Felipe Pino Guerrero. 






Valores
SLAYER & ANTHRAX:
General: $40.300
Descuento Banco de Chile:
General: $33.300
Descuento SGL 2019:
General: $33.300
*Valores incluyen cargo por servicio.


Preventa Exclusiva Clientes Banco de Chile desde el miércoles 7 de agosto a las 11 am.
  • 20% de descuento pagando con tarjetas del Chile 3, 9 ó 12 cuotas sin interés. Máximo 6 entradas por cliente
  • Paga hasta un 25% del valor total con Dólares-Premio.
  • Hasta agotar stock de 4000 tickets. 


*Venta general desde el viernes 9 de agosto a las 11am.

*Descuento para fans con entrada a SGL 2019 del 20% hasta agotar stock de 3000 tickets. Máximo dos tickets por persona, desde el viernes 9 de agosto, sólo compras on line en Puntoticket.com 



COMMENTS