#CDReview: Slipknot-We Are Not Your Kind (2019)


Cinco años han pasado desde el “.5: The Gray Chapter” (2014) de Slipknot, que fue a su vez el capítulo más oscuro para el noneto de Iowa tras la muerte de Paul Gray. Hoy tienen sus heridas más bien sanadas y nos trae su sexto trabajo de estudio, que ésta vez carece del emblemático Chris Fehn, quien salió hace poco por desacuerdos económicos. Ya con la ausencia de tres de sus miembros de la “formación clásica” pasamos a revisar “We Are Not Your Kind” y ver cómo es éste Slipknot en su versión 2019. 

El disco comienza con “Insert Coin”, tema instrumental breve que abre el disco entregando a “Unsainted”, que nos adelantaron en mayo y que nos muestra desde su comienzo los contrastes que han hecho de la banda lo que es hoy, versos potentes y coros muy melódicos equilibrados en una buena canción de entrada. “Birth of the Cruel” toma un camino mucho más pesado, salvando ciertos pasajes y logra concentrar la fuerza y energía de unos Slipknot más primerizos con ritmos heavies y Groovies balanceando muy bien la dinámica voz de Corey Taylor. Ya de lleno en el disco “Death Because of Death” es un breve interludio que quiebra el ritmo de la anterior sólo para adentrarnos en “Nero Forte” de forma enérgica donde las guitarras vuelven a sus pasajes pesados y rítmicos por los cuales la voz de Taylor vocifera rabiosamente, como escupiendo palabras. “Critical Darling” contrasta bien las partes más brutales con las más melódicas con mucha cabeza para lograr un in crescendo espectacular al final, que da paso a un quiebre que calma las aguas entregándose a “A Liar’s Funeral” tema de carácter más pausado y pesaroso que no puede dejar de lado la distorsión. 

Siguiendo la tónica del disco “Red Flag” trae la vieja fórmula de la banda siendo un tema que recuerda mucho a “People = Shit”, por contraparte “What’s Next” es otro interludio que vuelve a calmar los ánimos con un tono más eléctrico que da el paso a “Spiders”, con un teclado y sampler por el cual Corey canta con su voz meliflua a medida que los instrumentos se van incorporando, añadiendo un carácter más metálico pero siempre manteniendo una vibra calma. “Orphan” regresa al Slipknot pesado de guitarras muy rítmicas y doble bombos frenéticos con voces furiosas cantando rápidamente llegando coro bastante oreja. “My Pain” pone a Craig Jones y Sid Wilson como protagonistas con sus samples y texturas que le dan al tema un aire artificial que pega muy bien y contrasta con el resto del álbum de forma efectiva, la misma ruta toma “Not Long For This World” siendo ambos temas más bien calmos y de un sonido afligido compositivamente hablando, aunque éste último tiene mucha más instrumentalización y una buena dupla entre bajos y guitarras haciendo cosas distintas, aportando variedad a la fórmula. Ya para finalizar, “Solway Firth”, otro tema que ya nos habían adelantado hace un par de meses también y que corona una producción redonda, una canción con odio, pesada en todo sentido y muy rítmica sin dejar de lado las melodías que se asoman cada cierto tiempo finalizando el disco de forma notable. Si bien es cierto, a éstas alturas los de Des Moines no tienen que probarle nada a nadie, Slipknot han demostrado que son capaces de llevar sobre sus hombros el peso de  ser una banda concebida en el auge del Nu Metal, con todo lo que eso significa. Este disco vuelve a traer un poco el estilo de la vieja escuela de la banda pero han logrado reinventarse sin perder su esencia a pesar de las voces odiosas que pululan en torno a ellos, “We Are Not Your Kind” prueba que están por sobre esto no sólo con palabras, sino con hechos, en un disco con mucha personalidad y muy contundente. 

CALIFICACIÓN: 5/5 


Escrito por: Pablo Madrid

COMMENTS