Entrevista a Lefutray: "Si no es combativo y no cuestiona las reglas, no es Metal"


"Human Delusions" es el nombre del nuevo LP recién editado por los chilenos de Lefutray, nombre fundamental en el circuito local durante la década actual. Con el álbum recién salido del horno, se escribe otra página de la historia del Metal nacional y podermos hablar de un álbum que se coloca, fijo, entre los lanzamientos más potentes de la temporada, además de situar al cuarteto al siguiente nivel. De eso y un poco más conversamos con el guitarrista y productor Cristián Olivares, quien nos adelantará también una pincelada respecto al futuro, uno muy cercano y productivo.

 Acaban de lanzar "Human Delusions", su 4to LP en estudio en una carrera que abarca poco más de una década de carrera. ¿Cómo dimensionan este presente fructífero para ustedes? 

CO: Se vienen grandes cosas para la banda. Hemos estado trabajando duro y bien concentrados con nuestras metas, direccionar bien el tiro, hacia dónde queremos llegar. Y, bueno, con el apoyo que nos brindó el sello hace un tiempo cuando nos ficharon, creo que se viene un presente y un futuro cercano bien esplendoroso. Como te digo, hemos estado trabajando duro en eso, y aún no se muestra todo el potencial que pretendemos darle a este nuevo disco.

 En los discos anteriores, habíamos estado trabajando independientes, y en esta ocasión y con todas las ventanas que se nos han abierto, a través de los medios que maneja el sello y la exposición que se ha entregado, yo creo que va con viento fuerte el disco. 

 Entre los nombres de peso que figuran en el actual catálogo de Massacre Records, figuran Atrocity, Imperia, Assassin y Hopelezz. ¿Qué significó para Lefutray el poder fichar por un sello de tamaña categoría? ¿Cómo se dio el contacto?

CO: Cuando recibimos la noticia, de verdad fue una alegría tremenda, porque habíamos estado esperando por meses el fichaje de alguien. Habíamos tirado propuestas y repartido correos por un montón de sellos. Algunos respondieron, pero la propuesta que más nos acomodaba de alguna forma, fue la de Massacre. Y esto se realizó simplemente como cualquiera de los mortales; por ahí, mucha gente pregunta y algunas personas sacan sus conclusiones sobre alguna "movida", ese tipo de cosas que contaminan el ambiente y se prestan para cosas que no corresponden.

 Esto fue igual que buscar pega. Hicimos un currículum -un EPK en inglés-, se buscaron los correos en Internet de los sellos a los que podríamos postular, se mandaron cartas certificadas, se mandaron e-mail, inbox privado a varios. Si mal no recuerdo, creo que fueron 30 o 35 sellos a los que mandamos información e hice un pre-master del disco y lo mandé completo, como iba a quedar, con toda la información que respecta al disco. Entonces, se hizo como tradicionalmente se deben hacer las cosas, esperando que alguien nos tendiera esa mano. En este caso, fue Massacre y estamos muy contentos con lo que se ha hecho hasta ahora. 

 Si bien estamos recién empezando y queda mucho rato de contrato todavía, estamos muy felices con lo que se produjo. Y bueno, al mirar el catálogo de bandas que tiene el sello, la difusión, la cantidad de seguidores y la forma de trabajo, feliz de pertenecer a esa etiqueta. 

 Antes del fichaje con Massacre, Lefutray se estaba moviendo en base a la autogestión, adjunto al profesionalismo que marcó el material editado durante la década que se nos va. ¿Cómo visionan el aprendizaje obtenido mediante el "DIY", recurrente en el circuito de la música extrema? 

CO: Siempre es bueno partir de ese modo. Partir haciendo las cosas por uno mismo, hay un crecimiento importante de la banda, también de sus componentes. También un crecimiento profesional para la gente que nos dedicamos a esto -sonidistas, ilustradores, diseñadores, camarógrafos, etc.- que tienen relación con este movimiento. A nosotros nos sirvió demasiado, y no lo hemos dejado de hacer. Creo que es fundamental que una banda sepa hacer sus propias cosas, no estar dependiendo de un sello ni de alguien. Y no es porque nosotros tengamos sello, siempre hemos hecho las cosas por nosotros mismos. Siempre estamos rebuscando cómo reinventar las cosas y mejorarlas, también conocer a otras personas que trabajan con bandas, que ayudan y están dentro de la producción y la edición. Eso es fundamental.

 Creo que nos ha servido hasta la fecha para poder entregarles material de calidad, también para saber cómo se maneja este mundo, hay muchas personas y músicos que están ajenas cómo es la realidad, a cómo manejarse en redes sociales, la prensa, estudio de grabación, gira -con quién hacerla, quién lo hace, como se llaman... Hay que estudiar y para eso es fundamental empezar a hacer las cosas por uno mismo, y también rodearse de otras experiencias; leer harto de cómo funcionan las otras bandas, biografías, fundamental estudiar e impregnarse de cómo funciona este movimiento para poder dar pasos certeros.

 A nivel de producción, en "Human Delusions" cada instrumento marca su presencia de manera notable, al mismo tiempo que la placa completa denota la dirección tomada como grupo. ¿Cómo podrían resumir el proceso que los llevó a lograr tamaño resultado? 

CO: Esto ha sido una evolución, finalmente. Tanto de banda como personal y profesional. Yo hablo por mi lado, en este caso, que estoy a cargo de la producción. Esto porque, desde el inicio cuando partimos como banda, éramos dos guitarristas. y esto fue mutando. En "Last Breath" (2011), todavía teníamos dos guitarras, en "Oath" (2015) ya estaba solo pero compuse ese disco con dos guitarras, no tan separadas como la de los discos anteriores, era un guitarrista sonando al doble. "Human Delusions" fue compuesto, netamente, con una pura guitarra y la forma que ya veníamos utilizando, una guitarra y apoyos secuenciales, recurso ocupado en vivo para el apoyo instrumental. 

Ha sido una evolución tanto personal como musical y profesional, ya que, a través del tiempo, como yo he estado a cargo de las producciones, también he ido creciendo profesionalmente en mi trabajo como sonidista y productor. Entonces, he ido experimentando de cierta forma con la banda para poder obtener estos resultados que tenemos hasta ahora. 

 Retomando un poco el tema de cómo se gestó este álbum, dejamos de pensar en otro guitarrista y se compuso la línea de guitarras bases en el bajo. Cada uno obtuvo su espacio en el disco, por eso también suena claro y suena cada una de las personas que participa en el disco. cada uno con su sección. Eso también lo quise plasmar en la mezcla y la masterización; aparte de que la música esté compuesta de esa forma, en la mezcla y en el proceso de producción, también está el hincapié en destacar ese tipo de cosas, en que cada uno tuviese su protagonismo, sin que fuese "el bombo y sus amigos" o "la guitarra del que produce", sino que el bajo tiene su espacio, al igual que la batería, la guitarra cumple con su función y la voz, por supuesto, tiene su espacio. Más o menos, de eso se trata el concepto en el que estamos trabajando ahora. 

 Respecto a las letras y los conceptos abordados, ¿cómo es el mundo dibujado por Lefutray? 

CO: Si bien con la banda siempre hemos ahondado en el concepto del ser humano, los problemas sociales, el entorno donde vivimos, en este disco ahondamos más en la cabeza del ser humano; el espejismo social que es vivir en una sociedad agresiva y competitiva. En eso, básicamente, se centran las letras del "Human Delusions", en esta enfermedad social-mental que contamina el mundo con la tecnología, el manejo político y toda la basura social que existe. De eso trata el disco nuevo. 

 En el plano musical, el sello sonoro de Lefutray reúne todos los elementos del género en su faceta extrema. Death Metal, Thrash, Groove Metal... Una identidad que abarca muchos rangos, fiel a la raíz y sin caer en una sola etiqueta. ¿En qué radica esta mixtura que ha evolucionado durante poco más de una década? 

CO: Básicamente, radica en los gustos personales de los integrantes. Cada uno aporta con sus ideas o tiene sus tendencias musicales y tratamos de mezclar estos estilos. Claramente, hay un norte en el cual se basa, dentro del Thrash, el Death Metal, usando harto groove metal. Somos fanáticos de Pantera, también de bandas más modernas como Lamb Of God y ese tipo de cosas. También tenemos ese norte como bien claro, pero los aportes de cada integrante, dentro de sus gustos personales, se ven en la composición. Somos bien democráticos en ese aspecto, en incluir ideas de cada músico, hacer votaciones y ese tipo de cosas. En ese aspecto, se basa la mixtura de estilos musicales. 

Hace un par de años (2016) Lefutray realizó una gira europea que incluyó fechas en Polonia, Alemania y Rusia, compartiendo escenario con nombres de la talla de Misery Index, Dust Bolt y Master. ¿Cómo ha ayudado la experiencia internacional al desarrollo de la banda?

CO: La experiencia internacional, yo creo que ha sido un escalón que hemos sabido subir. Es complejo sacar a tu banda, coordinar a todo un equipo para salir del país, debido a la inversión que implica salir con un grupo musical. Mucho apoyo no hay, siempre sale un poco del bolsillo esta instancia. Nosotros ya habíamos salido en otras oportunidades; fuimos a Brasil en 2012, tres veces a Argentina. Así que ya teníamos la experiencia de salir como banda, estar lejos, dedicados a tocar. 

 Lo de 2016 fue una experiencia bien extrema, por el tiempo que tomó el tour, por la forma en la que se abordó la producción en términos de organización -transporte, backline, traslados-, así que nos hizo "cuero de chancho" vivir esa experiencia ese año, en conjunto con la banda de ese tiempo. Nos enriqueció de sobremanera como grupo humano, también como amigos. De verdad se viven experiencias que nos e pueden contar, no se pueden vivir si no estás en un tour. 

 No es lo mismo que tocar en Santiago o un tour pequeño por regiones, porque salir del país es complejo. Estás lejos de tu casa, no tienes mucho contacto, tienes que enfocarte en tu trabajo, mucho tiempo para diversión no hay, porque el día que quedes fuera de tu cartelera, tienes que pagártelo tú y no lo paga la productora ni los promotores. Es todo un trabajo estratégico que te hace crecer a la banda en varios puntos. Así que fue una gran experiencia la de 2016 y este año ya programamos un tour que va a ser en Octubre. 

Tomando como referencia el origen del nombre de Lefutray -"veloz" en mapudungún- imposible omitir lo que ocurre en la región de la Araucanía con el pueblo mapuche y su encarnizada lucha durante cinco siglos. ¿Cómo crees que el Metal encarna el sentimiento guerrero de un pueblo que busca preservar y recuperar sus dominios desde la llegada del invasor europeo? 

CO: Yo creo que el Metal, en general, tiene que ser combativo, agresivo, cuestionar las reglas. Si no, no es Metal. Yo creo que con el tema de los pueblos originarios y la opresión, es más donde el Metal se cuadra. Si el género no tiene una letra crítica o que te haga cuestionar las cosas como están impuestas, no va por ese camino. Y eso es precisamente, lo que hace Lefutray. Si bien desde un punto de vista más alejado que directo, ese es el mensaje. Ya sea del punto de vista social, la perspectiva mental del ser humano, de los errores que ha cometido como sociedad, como ser, como virus. Y, principalmente, cuestionar el abuso y la invasión. 

A vuestro juicio, ¿en qué estado se encuentra el Metal a nivel local, respecto a hace una década atrás? ¿Crees que hay un avance a nivel de calidad creativa, producciones discográficas, despliegue escénico? 

CO: En particular, hay toda una evolución, sobretodo si lo mencionas de 10 años atrás. Nosotros partimos un poco más de eso y estaba mucho más difícil la cosa en términos de producción, no era tan fácil -como se está dando ahora- el acceder a ciertas plataformas para mostrar tu música. Creo que ha habido un crecimiento importante del género en Chile, sobretodo porque las bandas también se están atreviendo a mostrar su música afuera, a trabajar más. Eso también implica tener una exigencia mayor, no puedes presentar cualquier cosa. Se ha gestado un buen trabajo para poder cumplir con la industria. También existe un núcleo o un círculo de bandas que no entienden cómo se está trabajando en la actualidad, o no quieren entender y buscan el camino fácil y... bueno, ahí están sus resultados. 

 Siempre he dicho que el camino es de trabajo, se va haciendo paso a paso. Llegar muy rápido a telonear a una banda y/o participar en un show internacional sin un currículum detrás, es una pérdida de energía. Sobretodo si te quieres saltar la fila, algo que pasa y ha pasado. Pero la escena ha ido creciendo, hay más preocupación en torno al trabajo, a la producción, a su desplante, a su show. Y eso es un punto destacable que sucede en la actualidad. 

Con "Human Delusions" en mano, cómo se viene el futuro para Lefutray en lo inmediato? 

CO: Primero, este sábado es el lanzamiento oficial, acá en Chile, donde vamos a estar con Bonebraker, Target y Nunca Seremos Dichosos. Así que va a estar entretenido, toda la gente está invitada. Y bueno, seguir con la promoción del disco nuevo. Por lo pronto, estamos con un tour europeo en octubre, pronto revelaremos las fechas y con quién nos vamos. Va a ser hiperpotente. En octubre nos vamos de tour y se viene material sorpresa, videos. También estamos preparando material gráfico y audiovisual, para poder complementar este lanzamiento. 

  Eso es lo que te puedo contar por ahora, lo que tenemos organizado. Una vez regresando de la gira europea, seguir dándole por acá, quizás en Sudamérica. Salir un poco de Chile y visitar países del continente. Sería muy importante para nosotros, debido al buen feedback que hemos recibido con el nuevo álbum. 


Lefutray se presenta este sábado 6 de Julio, a las 21 horas, en el Club Rock & Guitarras, junto a Target, Bonebreaker y Nunca Seremos Dichosos. Todo esto en el marco del lanzamiento de "Human Delusions". Puedes adquirir tus tickets en esta dirección!

Escrito por: Claudio Miranda

COMMENTS