#DeCulto: 1986 - El año en que Kreator y Slayer cambiaron el Thrash


¿Cuál es el límite entre el Death Metal y el Thrash? ¿Es sólo una cuestión lírica?, quizás hoy en día para muchos fanáticos esto es algo más que zanjado, pero piensa que en los años 80's nadie sabía que podía pasar. Mucho menos cuando todo ese cambio es marcado en gran parte por dos bandas en el mismo año.

Por mucha coincidencia que parezca el Death Metal está fuertemente potenciado por dos grupos (pero no los únicos), quienes en 1986 dejaron en claro que el Thrash les quedó chico y que tenían mucha más violencia y brutalidad que presentar en sus trabajos. Hablamos de Kreator y Slayer.

En los años ochenta el metal disfrutaba de un gran éxito, ya sea en la vertiente Thrash con discos como "Master Of Puppets" o por la corriente Glam con "Theatre Of Pain". La guerra estaba desatada en dos bandos y las ventas de discos cada vez eran más altas.

Cuando todos están haciendo dinero, son pocos los que deciden correr riesgos e ir más allá de lo establecido, pero en Estados Unidos Slayer venía a demostrar lo contraio. 

Los liderados por Tom Araya venían de grabar el mítico "Hell Awaits", un clásico indiscutido en el Thrash, pero que aún no podía captar todo lo que el conjunto tenía para ofrecer. Una rabia contenida que necesitaba ir más allá, incluso sobrepasando las barreras del Thrash.

Slayer en octubre de 1986 lanzó su disco "Reign In Blood", un trabajo que podría ser considerado como uno de los mejores discos de metal de la historia. Los motivos sobran, se trataba de algo único que nunca se había escuchado y mucho menos con tal violencia y calidad en canciones como "Postmortem", "Angel Of Death", "Jesus Saves" o "Raining Blood".

Si bien este trabajo entró a remecer al continente americano, previo a que Death apareciera con su disco "Scream Bloody Gore" de 1987, en Europa las guitarras también estaban cambiando, influenciados por Kreator.

Los germanos también tenían una propuesta que quedaba corta con el Thrash y su disco "Endless Pain" fue el primer aviso, pero cuando lanzaron "Pleasure To Kill" en abril de 1986, comenzó este segundo aire para el Thrash y el posterior nacimiento del Death Metal.

Si alguna vez has pensado que el las bandas de Alemania suenan más "pesado" que las de Estados Unidos, no te equivocas. Gran parte de ese sonido fue impulsado por Kreator, quienes tenían un sonido muchísimo más agresivo que el norteamericano y que con sus dos primeros discos dejó las bases claras para agrupaciones como Sodom, Destruction o Coroner.

Kreator y Slayer pueden haber estado separados por miles de kilómetros, pero su mirada del metal era similar y apuntó a ir mucho más allá de lo establecido, creando así los dos discos claves de este año y que marcan el futuro de la música metal a posterior.

Sin duda el Thrash no sería lo mismo si discos como "Pleasure to Kill" y "Reign In Blood" hubiesen aparecido en el mercado, porque demostraron que la música si podía ser más extrema y que las bandas podían empujarse a salir del circulo vicioso en el que estuvieron durante los años 80's.

Ambos grupos son bandas claves del "big four" de sus respectivos países, pero también los fanáticos tienen claro que son las bandas más pesadas que existen en el Thrash y probablemente, eso perdura hasta el día de hoy.

Por Felipe Pino Guerrero


Recuerda que Slayer y Kreator tocarán junto a Anthrax y Pentagram Chile en la nueva edición del Festival Santiago Gets Louder y las entradas están disponibles a través de  www.ticketplus.cl





COMMENTS