#LiveReview Suffocation y Atheist: "Encaradora Vanguardia"


Altas expectativas para un show que prometió bastante. Y es que el cartel compuesto por grandes del metal chileno, más los monstruos del metal global Suffocation y Atheist, daba para ello. Aún así, de no ser por la música -que es lo que realmente importa- el show fue algo decadente: tanto por el escaso público que se agolpó a mirar las bandas locales, como por los constantes errores en el sonido de cada una de las bandas. Todas tuvieron un desperfecto, y el error no era precisamente responsabilidad de ellos. 


Tanto Unbowel, como Diabolical Messiah, Gengis Khan e Inanna no estuvieron excentos de polémicas. Hubo constantes acoples e incluso completos muteos. Lo destacable de los locales fue su aguante e incluso los mensajes de agradecimiento a quienes sí entraron temprano. Además, destacable el profesionalismo de las bandas que no echaron pie atrás luego de cada desperfecto y continuaron con el show. Como corresponde. Sin embargo, algo pasa con el sonido de la producción. Tan sólo una semana atrás las quejas fueron las mismas cuando quienes se presentaron como plato de fondo fueron Nasty Savage y Nocturnus AD. Esta vez la cosa no fue muy diferente. En fin. Nuevo tirón de orejas para quienes llegan tarde a sólo ver los créditos forasteros. No es nada extraño, pero no está demás mencionarlo. 


9:30 fue el turno del primer forastero de la noche. Suffocation llegó a Chile para presentarse por partida triple en La Serena, Punta Arenas y en Santiago. Lo de anoche fue demoledor desde el inicio. "Thrones of Blood" suena fuerte por los amplificadores y el mosh no tardó en abrirse. Cervezas y vasos voladores por doquier le dieron un ambiente más agresivo y ad hoc al nuevo encuentro entre los gringos y su fanaticada local. Luego de los brutales trallazos del primer corte, llega el turno para "Liege of Inveracity" y su demoledor death metal de 1991, años mozos para el género.

Para "Funeral Inception" llegarían los primeros acoples de la noche. Lo mismo en "Cataclysm Purification". Desperfecto tras desperfecto, aún así, los bangers apañaron a la banda quien también mostró su agradecimiento hacia el respetable. En la ejecución tampoco nada que decir. Cada uno de los músicos estuvo impecable. Voces, guitarras bajos y tarros sonando como un verdadero cañón. Tal cual una banda de la talla de Suffocation tiene acostumbrados a sus acérrimos seguidores. 

El momento negro de la noche se dio casi a fines del show. Mientras los músicos continuaban sin darle interrupción al show pese a las imperfecciones técnicas, los instrumentos dejaron de sonar, causando una breve molestia del público con la producción, y la notoria mala cara de los estadounidenses que parecían no entender el porqué de tanta pifia. Aún así, continuaron con el show, dando otra muestra de profesionalismo absoluto. 

Al cierre quedaron las devastadoras "Breeding The Spawn" y "Catatonia", todo para volver al brutal 1991 y dar el batatazo final con "Infecting The Crypts", retirándose del escenario sin dar señas de molestias y siempre respetando a sus seguidores. La ejecución sonora y técnica por parte de la agrupación: nada que decir. Agresiva y directa. Tal como debe ser. Los desperfectos no mermaron del todo su presentación, sin embargo, algo de mal gusto queda. 


El debut de los capos del death de vanguardia se dió a eso de las 23hrs. Las expectativas eran altísimas pese a lo ocurrido con todos quienes habían pisado el escenario previo a la presentación de Atheist. Por suerte, acá los desperfectos disminuyeron. "On The Slay" fue el tema escogido para dar inicio a la jornada. Mientras se daba inicio al mosh, un sujeto apareció con un cartel en apoyo a los profesores en paro, llamando la atención incluso de la banda. 

"Second to Sun" y "Your Lifes Retribution" fueron la antesala de algo mágico. Ambos son cortes de una calidad y complejidad realmente admirables, sin embargo "Sambra Briza" es algo atípico para el metal. Un corte sacado de otra banda. Un cover, pensarán muchos, pero no. Es un corte incluído en el majestuoso álbum "Elements" (1993). 

Luego sería el turno de "Air" y "Unquestionable Presence". Esta vez los desperfectos en el sonido se ausentaron. Sin embargo, algo nuevamente causó ruido. La iluminación molestó en cada momento a Kelly Shaefer, vocalista de Atheist quien en innumerables ocasiones pedía al iluminador que dejara de causar molestias con las luces altas. Incluso, lo pidió a través del micrófono. Peor aún, la gente comenzó a indicarle a este que dejase de iluminar el escenario, pero no fue así. 


"An Encarnation Dreams" continuó con el show sin importar del todo lo que pasaba con la iluminación. Al parecer se tuvo que obviar que quien manejaba las luces, no lograba del todo entender qué pasaba. Allí el sujeto del cartel en apoyo a los profes ganó su minuto de fama. Le recibieron el cartel desde el escenario y Shaefer lo lanzó hacia el público nuevamente. Luego sería el turno de uno de los cortes más esperados de la noche. "Water" al igual que "Samba Briza" pertenece al mencionado "Elements", considerado una de las obras maestras más grandes del death de vanguardia en el que Atheits sí o sí rige y marca tendencia. 

Previo al cierre, la calidad y técnica de los músicos no disminuyó en ningún momento. Shaefer fumó junto a los suyos sobre el escenario lo que, suponemos, era un tabaco. Porque otra cosa sería ilegal... en fin. El show de Atheits fue de otro nivel. De otro concierto al parecer. No opacó para nada las presentaciones anteriores, pero sí causa molestia que, sólo al final, los desperfectos sonoros hayan desaparecido. El broche de oro fue lo que todos esperaban. "Piece of Time" encendió el teatro a las casi 00 horas. Rescatable, considerando el frío de la noche y la incertidumbre del que algo negativo podía ocurrir. Por suerte no fue así y el show culminó de manera notable. Al menos para Atheist. 


Si hubiese que calificar el show, a las bandas sí o sí les ponemos sobre 6 a todas. Para las locales, no es sencillo cumplir con las altas expectativas de quienes sólo van a ver a los internacionales y que desgraciadamente poco y nada les conocen. Más complejo aún cuando los detalles técnicos juegan en contra. Para los internacionales: mismo panorama. En síntesis, todos fueron muy profesionales al mantenerse en pie y continuar con el show pese a lo adverso.

Galería

Escrito por: Bastián Gomez
Fotos por: Priscilla López



COMMENTS