Entrevista a Bagual: Es triste que para que algo bueno resulte debas alejarte de tu país


Son una de las agrupaciones revelación de los últimos años en la escena nacional y ahora se preparan para abrir el espectáculo de Baroness

Bagual, una banda que trae un sonido más pesado a la escena rock metal nacional, conversó con Resistance a través de sus integrantes Francisco Yáñez y Alejandro Clavijo.

Actualmente ¿en que se encuentra Bagual?

AC:  Hace aproximadamente un mes, lanzamos un material registrado en vivo titulado “Nvlla: Live Session”, que viene siendo el cierre de promoción de nuestro último disco “Nulla”. Durante el proceso de post producción de esta sesión en vivo, ya empezamos a trazar las primeras líneas de lo que viene y actualmente nos encontramos en pleno proceso compositivo del próximo material de estudio. Estamos muy motivados por esta nueva etapa.

Nulla fue una quimera que nos dejó muy contentos. Nos entregó retribuciones más ricas de las que esperábamos y se ha convertido en un catalizador que nos tiene con la adrenalina al máximo, trabajando en nuevas ideas. Planeamos tener algunos adelantos pronto.

FY: Estamos cerrando un ciclo increíble. “Nvlla” nos entregó lindos momentos, pero ya es tiempo de avanzar. Tenemos todas las ganas de empezar a componer nuevas canciones, pero también queremos hacerlo a nuestro ritmo. Queremos tomarnos el tiempo para que el proceso sea orgánico, calmado, y en la dirección más honesta posible. Nos concentraremos full en eso, pese a que tendremos un par de shows que nos ponen muy felices, como la apertura para Baroness en su primera visita a Chile.

Su más reciente trabajo de estudio fue “Nulla” editado en el año 2017 ¿Cómo fue el proceso de composición de ese disco?

AC: Iniciamos con la partida de nuestro guitarrista y amigo, quien además es miembro fundador de la banda. Parecía un duro comienzo, pero no hubo tiempo para detenerse. Ya venían hilándose varias ideas y seguimos trabajándolas entre los tres, mientras llegaba el eventual reemplazo.

Luego de unos meses y de tener listo el esqueleto del álbum, se nos pasó por la cabeza seguir como trio. Lo que teníamos sonaba bastante bien, pero cuando invitamos a Nacho a probarse, nos quedó claro que podía sonar mejor. Ignacio es tremendo guitarrista y tanto nosotros como otros amigos lo notaban. Con su entrada a la banda, se trabajó en las texturas y matices y el material que había se profundizó en términos compositivos.

Con respecto a la metodología, fue un trabajo bastante abierto. Desde el comienzo le dimos libertad a la ejecución, queríamos que el disco respirara por sí solo y hasta el final nos mantuvimos así. Fue una experiencia muy interesante y de paso nos unió harto como amigos.

FY: Como dice Alejandro, nos dimos bastantes libertades en la composición. Todas las ideas eran consideradas, y fue un trabajo en equipo. Fue un lindo proceso que nos unió como amigos. Escuchamos muchísima música y la compartíamos entre nosotros, y nos conectamos de otra forma.

Creo que fue un disco hecho con cariño y dedicación. De alguna manera llegamos a cuestionarnos el origen de lo que veníamos haciendo, y en esa búsqueda de “quién somos” descubrimos una libertad tremenda. Experimentamos y meditamos durante el proceso. Nos cuestionamos muchísimo, y creo que eso ayudó bastante. El resultado provino de un viaje mucho más interno que los discos anteriores.

 ¿En qué se diferencia Nulla a trabajos anteriores de la banda?

AC: En lo cronológico parte desde un punto distinto, siendo una “precuela” a “I: Viento Sur” y “II: Viento Norte”. Estos dos últimos trazan un arco argumental lineal desde la primera a la última canción, pero Nulla (“cero” en latín), vendría siendo el punto de partida de la historia. Por otro lado, al contrario de los anteriores, el Nulla no es lineal. Lo quisimos plantear como una especie de pintura, en donde toda la información está disponible para que uno la arme como quiera. Pretende ser una especie de emoción o estado de ánimo que da sentido al relato que sigue.

Quizás estas cosas determinaron la música y letra, la cual creemos que se abre a explorar otras posibilidades en el sonido y mostrar un lado más realista de lo que sucedía en el corazón de este “bagual”, antes de que decidiera emprender el viaje.

 Una de las principales características de la banda es el potente contenido lírico de sus canciones ¿Cuáles son sus principales motivaciones a la hora de escribir las letras?

FY: Las letras nacen de las experiencias que vamos viviendo, y de cómo percibimos aquello de manera subjetiva. Son relatos de esos viajes individuales que parecen hacer eco en nuestra conciencia, en la medida que reflexionamos acerca de ello, entendiéndolo como un proceso de conocimiento de nuestra propia existencia que se va adquiriendo conforme vivimos cosas, sentimos, pensamos, y de cómo lo abordamos en base a nuestros principios o nuestra ética. 

Quizás a veces la narración sucede desde un punto de vista más filosófico, y otras,  a través de una historia. La mayoría de las letras son un constante cuestionamiento acerca de donde venimos y quienes somos. Son como cuentos, pero con una mirada desde el interior.

El sonido de Bagual tiene bastantes matices y texturas, por lo que nos gustaría saber en sus propias palabras ¿Cómo definirían el sonido de la banda?

AC: Quizás las clasificaciones de estilo son más justas y apropiadas cuando suceden de manera retrospectiva y cuando son hechas por terceros. A uno le cuesta un poco clasificarse, sobre todo cuando consideras estar en la búsqueda de un sonido propio. La banda está fuertemente influenciada por el sonido stoner de los 90. Nos fascina la energía que transmiten las bandas de esa época y cómo fueron siendo poco a poco vinculados a una determinada “escena”, palabra bien manoseada, pero que finalmente es parte del fenómeno de hacer música. Por otro lado, nos gusta lo que sucede al fusionar este sonido con estructuras propias de otros estilos como el postrock, el hardcore o el metal y sus maravillosos subgéneros. Estamos en esa y lo seguimos viendo como una búsqueda que va plasmando hitos a medida que avanza.

Hasta el momento y con unos cuantos años de rodaje a su haber ¿Cuál ha sido el punto más álgido de su carrera?

FY: Es difícil poder identificar un solo momento y destacarlo. Sobre todo cuando lo que hemos construido ha sido a pulso. Hemos tenido la suerte de vivir maravillosos momentos como también otros tristes. Intentamos mantener siempre los pies en la tierra.
Creo que son varios “hitos” los que hemos tenido la oportunidad de vivir. Como esa mini Gira a Uruguay, o cuando ganamos el premio a “Mejor Disco de Metal Moderno” en los Premios Escuchar -cosa que no esperábamos-,  o abrir el show a Deafheaven, o a Kadavar, o a Rosetta, o a Baroness ahora o simplemente el hecho de compartir con tremendos amigos/ músicos de acá… Cada cosa que nos ha sucedido como banda y como amigos ha sido un regalo del que estamos agradecidos. Creo que cada uno de nosotros ha sido marcado por alguno de esos momentos en particular. 



Hablando de lo que se viene para el 21 de Junio junto a Baroness ¿Cómo surgió esta oportunidad? ¿Qué significa para ustedes compartir escenario con dicha agrupación?

FY: Nos llamaron. No lo esperábamos, a decir verdad. Algunos ya nos estábamos organizando para comprar las entradas cuando nos contactaron. Para nosotros es un honor ser considerados para abrir el show de una de nuestras bandas favoritas. Admiramos su trabajo y les tenemos un enorme respeto. Esperamos estar a la altura, y daremos lo mejor de nosotros para que sea un lindo momento.

¿Qué puede esperar el público de su presentación el 21 de junio?

FY: Un Bagual gigante lanzando fuego por la nariz y proyectando luz desde sus ojos mientras navega por el espacio.

Por último, ¿Qué queda por cumplir para una banda como Bagual?

FY: A Bagual le queda mucho por hacer. Estamos con todas las ganas de comenzar a componer un nuevo disco. Queremos seguir explorando nuestra sonoridad y abrir nuevos caminos musicales. También hemos pensado en salir a tocar a otros países, pero es algo que iremos desarrollando con calma y que sucederá en su momento. Es un poco triste pensar que para que algo bueno resulte, debes alejarte de tu país. Creemos que aún hay cosas que hacer por aquí y avanzaremos con toda la honestidad, el cariño y el compromiso que hemos tenido durante todos estos años.
Por Diego Pino

COMMENTS