#LiveReview: Exhumed y Beyond Creation "Más allá del Death Metal"


Tras una fallida visita anterior a sudamérica y con tres discos a sus espaldas (todos bien avalados por la crítica) por fin se dio la oportunidad de que Beyond Creation, una de las bandas más importantes del Death Metal Técnico contemporáneo, lograra presentarse en Chile. Junto a ellos, además, se encontraba Exhumed, banda con casi 30 años de carrera y que se posiciona como una de las líderes del género Goregrind y Deathgrind. Dos bandas demoledoras diferenciadas por un par de apellidos, pero convergentes en brutalidad y odio, tal cual la escencia del género madre.


Poco antes de las 20hrs. en punto, los canadienses Beyond Creation subieron a escena. Los encargados de las cuerdas junto con sus particulares instrumentos, (no por la cantidad de cuerdas, sino por el excéntrico modelo utilizado para sus presentaciones en vivo) no dejaron de llamar la atención de quienes no conocían a la banda e iban por Exhumed. Con "Disenthrall" sonando de fondo, Beyond Creation saluda a los fanáticos que a esa hora se agolpaban hasta la mitad del recinto. Los canadienses se fueron a la segura partiendo con "Entre Suffrage Et Mirage", corte que da inicio a "Algorythm" (2018), y que demuele cráneos desde el minuto cero. 

Tal como venía anunciado en la gira, Simon Girard (líder y vocalista de la banda) y los suyos, dedicaron el concierto a presentar su último trabajo. Así se dió paso a "Surface's Echoes". en donde cada uno de los miembros de la banda desbordó virtuosidad y tecnisismo puro. Luego un breve saludo de Simon Girard al público y se continúa con "Algorythm", para dar paso a la primera "pausa" de show con "À travers le temps et l'oubli" una oscura pieza instrumental compuesta sólo con un piano.


Breve receso tras la demoledora primera parte y vuelven los músicos a escena. Girard presenta uno de los cortes más pesados que poseen, invitando a la gente a dar inicio a los primeros circle pits de la tarde. Así se dio paso a "In Adversity", tema que, tal como quiso la banda, dejó a más de alguno adolorido. Luego de tal brutalidad, los norteamericanos continuaron con "The Inversion", tema que está llamado a convertirse en uno de los caballitos de batalla de la banda, tal como lo son "Earthborn Evolution" o "Teatrical Delirium" (cortes que, lamentablemente, esta vez quedaron fuera del set). 

Pese a que la exquisita técnica que posee la banda se podía ver de frente, los detalles negativos no pasaron del todo desapercibidos. Hubiera sido bueno haber podido escuchar un poco más a Hugo Doyon-Karout y su notable técnica con el bajo. Fue, lamentablemente, el único músico un poco afectado en ese sentido. Aún así, al momento de tocar "Binominal Structures", corte que baja los blast beats por minuto al asunto, la cosa cambió un montón y el sonido ya no era problema en ese momento.


Parte final del show y los músicos ya se mostraban más que agradecidos. Vuelta a la agresividad con "The Afterlife" y el asunto ya parecía manicomnio tras los cambios de revoluciones. Vuelta también al tremendo tecnisismo: Hugo es una real bestia en el bajo. Poseedor de una técnica que no tiene nada que envidiar a la del mismísimo Steve Di Giorgio. Phillipe en la batería no es menos que Hoglan o Grossmann y Kevin junto a Simon son una dupla digna del G3. 

Toda esa rica variedad de estilos y mucho más, confluyen en una banda que hoy se da el lujo de componer temas como "Omnipresent Perception", que hoy llegan a los casi cinco millones de visitas en youtube, demostrando la alta popularidad que posee la banda dentro del género. Así se sintió anoche en la Blondie mientras la brutalidad y el talento motivaban a una sola cosa: a volver a desordenar el gallinero con los circle pits. Y no sólo eso, sino que provocando la locura de un fan quien no aguantó la adrenalina y se subió al escenario para luego lanzarse sobre el público.

Así el cuarteto canadiense dió paso a "Fundamental Process", corte perteneciente a "Earthborn Evolution" (2014) disco con el que han cosechado mayores éxitos hasta la fecha. Con la foto de rigor, y vitoreados a más no poder, los músicos se retiraron más que conformes tras su primera presentación en Chile.


Tras esa contundente muestra de tecnisismo, los estadounidenses Exhumed comenzaron su presentación con "Decrepit Crescendo". A diferencia de los canadienses, la propuesta de los gringos fue mucho más teatral y directa. 

"Necromaniac" y "Coins Upon The Eyes" continuaron con el set dejando todo lo que es la cagá. No existe mucho argumento bonito para describir lo visto. No debería haberlo tampoco.  
Los gringos mostraron la mayor parte de su discografía durante el show, centrándose eso sí en el disco debut de “Gore Metal” (1998), del que se tocaron los temas "Necromaniac", "in My Human Slaughterhouse", "Casketkrusher" y "Limb from Limb". Además hubo espacio para exponer su material más reciente, “Death Revenge" (2017) con temas como "Defenders of the Grave", "Night Work" y el tema que lleva el nombre del disco.

En cuanto a la puesta en escena los gringos no se quedaron atrás respecto de sus pares anteriores. Incluso se dieron el tiempo de presentar a una suerte de mascota. Un ser humano vestido de cirujano con una herramienta eléctrica que hizo sacar chispas a la guitarra de Sebastian Phillips.


Siguiendo con la contundente presentación al momento de tocar "The Matter of Splatter" el humanoide volvió a salir con una cabeza ensangrentada en sus manos, lanzando sangre de forma atomizada al público como si se tratara del mejor perfume de Antonio Banderas. O Flaño pa los pobres. 

Como punto a destacar: los capos del Goregrind se dieron el espacio para interpretar parte de "Detroit Rock City" de Kiss. Quizás cuántas ronchas habrá sacado en algún cabeza dura, pero lo cierto es que Exhumed es una banda que, al menos, sabe lo que es el respeto por quienes cimentaron el camino.


Ya para el final la contundencia con la que se desarrolló la presentación de Exhumed no se redujo jamás. Con "Open the Abscess" y una muestra del más puro goregrind, los estadounidenses dieron un cierre más que acertado a la presentación que, tenía como objetivo ser el broche de oro de una jornada con debut doble. 
Ambas bandas cumplieron con las expectativas. Si bien diferían de cierto modo en cuanto a ejecución y temática, ninguna estuvo carente de brutalidad. Considerando que hoy los músicos siguen activos hasta los 60 años aprox, sería ideal que ambas agrupaciones continuaran unidas creando material tal y como ellos saben: unos con una enorme cuota de tecnisismo y brutalidad, y otros con una contundente y demoledora propuesta. Si las cosas se siguen dando como tal, de seguro habrá Death Metal para rato.

#Galería

Escrito por: Bastián Gómez
Fotos por: Priscilla López


COMMENTS