#DeCulto - El rito épico de Amorphis en cinco trabajos fundamentales


 Estamos a solo unos días de una nueva visita de Amorphis, por lejos la agrupación metalera más importante que le ha dado Finlandia al mundo. Comandados por el guitarrista y fundador Esa Holopainen, el quinteto se encuentra en plena promoción del flamante "Queen Of Time" (2018), su décimotercer LP en estudio y con el cual su propuesta se mantiene vigente y rica en esos matices sonoros que hizo de esta legendaria agrupación un nombre obligado para los seguidores del Metal forjado en tierras nórdicas hace casi tres décadas. Por eso y más, hemos seleccionado cinco trabajos fundamentales para entender las dimensiones de un legado que perdura y crece hasta hoy. 

1.- "Tales From the Thousand Lakes" (1994): La segunda placa de Amorphis -luego del primigenio debut con "The Karelian Isthmus" (1992), y, para muchos, la definitiva. No la mejor a nivel de producción, pero sí la que determinaría el rumbo a tomar como una agrupación que, además de su combinación de Death Metal y sonidos ligados al Doom, nos ofrece un concepto arraigado en la epopeya nacional de Finlandia, el Kalevala. Psicodelia, Metal Extremo y atmósferas repletas de un misticismo que, durante los años '90, atrajo las miradas y oídos de un público ávido de vanguardia en su máximo estado. Puede que el siguiente "Elegy" (1996) sea un trabajo superior en todo sentido, pero "Tales..." marcó la ruta a tomar durante las siguientes décadas.



2.- "Tuonela" (1999): a fines de la década del '90, y con "Elegy" elevando al entonces quinteto a un merecido sitial de honor, Amorphis decide dar el gran salto. Un salto que, por cierto, desconcertó a a gran parte de su creciente fanaticada. Y es que "Tuonela" inaugura la etapa más experimental de los fineses, apartándose de sus raíces extremas para introducir matices de Hard Rock setentero y jazz en una propuesta que se resistía a cualquier etiqueta externa, incluso dentro del Metal. Aún así, tanto el disco del 99 como el sucesor "Am Universum" (2001) se consagran como trabajos de alta factura, con la virtud de priorizar el concepto y la evolución como parte del ADN. Recomendado y a prueba de todo prejuicio. 


3.- "Eclipse" (2006): La llegada del cantante de Tomi Joutsen en lugar del histórico Pasi Koskinen, inauguró una nueva etapa para los de Helsinki. Al menos así lo ven quienes celebraron el regreso a las raíces, porque "Eclipse" fue precisamente un nuevo punto de partida tras un período interesante y confuso a la vez. Basado en la leyenda del héroe trágico Kullervo, el 7mo trabajo de los fineses se levanta refrescante y brioso, con la magia de los primeros tiempos recuperando su poder encantador. No solo es un retorno a la crudeza de antaño, sino una muestra de categoría suprema y exploración en aquellos rincones que no dejan de sorprendernos con sus secretos. 



4.- "Skyforger" (2009): A partir de "Eclipse", Amorphis dedica cada trabajo a un héroe o personaje específico del Kalevala, símbolo del patrimonio literario de Finlandia. En el caso de "Skyforger", por ejemplo, el concepto se basa en Illmarinen, el herrero a quien se le atribuye el haber forjado el motor del Sampo, el legendario molino mágico. Las aventuras y desventuras del mítico artesano se plasman en una producción de alto nivel, marcando el peak creativo e interpretativo de una agrupación cuya vigencia aún no conoce de 'fecha de vencimiento'. Un regreso a la Primera División del Metal mundial que revive los momentos del seminal "Tales From the Thousand Lakes", pero mirando siempre hacia adelante. Sublime y maestro en todas sus líneas. 



5.- "Queen Of Time" (2018): El LP nro 13 de Amorphis, además de ser su trabajo más reciente, está marcado por el regreso del bajista original Olli-Pekka Laine y, por ende, hablamos del primer álbum en que cuatro integrantes fundadores graban juntos en un álbum, lo que no ocurría desde el clásico "Tales..." del '94, a lo que debemos sumar la participación de una invitada de lujo: la gran Anneke Van Giersbergen. Sin ser un disco fácil de digerir a la primera, conforma un manifiesto de vanguardia intransable, con la autoexigencia como consigna inquebrantable y la oscuridad de su firma adquiriendo un matiz de grandilocuencia propio de una agrupación progresiva por derecho propio. De cualquier forma, "Queen Of Time" encarna un presente fructífero y denota el férreo compromiso de los fineses con su integridad artística. 



Recuerda que Amorphis se presenta en el Club Blondie de la capital, este Jueves 18 de Abril. ¡Puedes adquirir tus tickets acá!


Escrito por: Claudio Miranda

COMMENTS