728x90 AdSpace

Reciente

6 de marzo de 2019

#LiveReview: Leprous en Chile - La sorpresa noruega


Dos noches, eso era lo que espera a los fanáticos y fanáticas del país que pidieron durante años la visita de Leprous al continente y que finalmente fue respondida por los Noruegos con una gira que ha generado positivas reacciones en sus seguidores.

Pudimos ser parte de la primera noche entre los noruegos y Chile, un encuentro a casa llena y que fue muy bien acompañado por los locales de Mourning Sun. Una banda con una propuesta más Avant Garde y que se presentaba con su vocalista Ana Carolina y acompañada de los músicos Camila Milla, Ramón Pasternak, Rodrigo Morris y Vincent Zbinden.

La performance ofrecida por Mourning Sun es sin duda un ejemplo a la escena nacional de un show de primer nivel. La experiencia obtenida por Ana Carolina se ve en escenario en una propuesta completa, que la incluye a ella totalmente caracterizada y con una banda sonando a la perfección junto a la sincronía de las imágenes que complementan su relato.

"Latitud:56'S", "Spirals Unseen", Vena Cava", "Cabo de Hornos", "Angst" y "The Exhaustion Of Life" fueron los temas elegidos para esta presentación, ofreciendo treinta minutos de la más potente calidad musical que el conjunto tiene en su repertorio.

Una calidad que no siempre se puede ver en los teloneros y es que Mourning Sun hizo la tarea, preparando un espectáculo que no tiene nada que envidiar a cualquier otra banda, de hecho, debería servir de ejemplo de como abrir un espectáculo. Todo esto se complementó con un público que llegó desde temprano acompañando a los locales y que los ovacionó en reiteradas ocasiones con su setlist.

Sin embargo, la casa llena ya se deleitó con Mourning Sun, y ya era el momento de recibir a la muy esperada visita. Con una introducción grabada uno a uno comienzan a salir los músicos de Leprous, quienes lucen un aspecto muy formal, pero es cosa de que la música comience a sonar para que la locura y la pasión se desate con "Bonnerville" y "Stuck" provenientes de su última entrega.

La banda no interactúa mucho con los asistentes, pero eso no significa que haya una empatía entre ambos, donde las miradas y la complicidad que se genera entre el grupo y sus fanáticos es única. "Echo" continua el breve receso de los músicos y la euforia llegó junto a "The Valley", una de las sorpresas que tenían guardadas para el tour.

Los temas continúan con "MB. Indifferentia", que aludió a través de imágenes a la violencia y represión policial, siendo uno de los aciertos de los noruegos que complementaron en todo momento su propuesta con material audiovisual. Una experiencia hipnótica y que siguió junto a "Golden Prayers" y "Restless", atrapando y divirtiendo (respectivamente) con sus proyecciones, mientras Leprous dejaba todo en el escenario.

Es necesario destacar algo de este show y es la participación de los otros integrantes de la banda. No, no nos referimos al bajo, batería o guitarra, sino que el equipo técnico y sobre todo del asistente de escenario, que cambio y preparó de forma única las guitarras de Tor Oddmund y Oystein Landsverk ayudando a la fluidez del espectáculo.

"Angel", el cover de Massive Attack, fue una de las más coreadas de la noche junto a Einar Solberg, quien destacó por su impresionante registro vocal y facilidad de llegar a notas altas en cada momento. Algo que fue replicado por los fanáticos, con sus respectivas dificultades, pero que sólo dan cuenta del gran frontman y lo preparado que llegaron a esta gira. "Slave" continuo con el show, dando espacio a una breve interacción en batería en Baard Kolstad y Landsverk, que sacó aplausos y tuvo a todos atónitos mirando.

Finalmente el cierre llegó de mano de "Mirage" y "The Price", dos temas que hicieron saltar y cantar a todo el recinto, en un remate certero y que mostraron lo devotos que son los fanáticos de Leprous, situación que los obligó a subir para un encore.



Este segundo encuentro vino acompañado de la suave y melodiosa "The Cloak" y remató con la enérgica "Illuminate", dos sencillos que dejaron más que satisfechos a los fans y que estaban pensadas para cerrar el show. Solberg agradeció y se encontraba despidiendo el show, pero los fanáticos se hicieron notar pidiendo más de Leprous, pese a que el vocalista ya se despedía anunciando que tendrían otro show el jueves (confirmando que habrá setlist distinto). Esta vez los fans ganaron y para despedir "From The Flame" culminó la jornada.

Lo de Leprous es impresionante, como una banda que aún permanece en el Underground del progresivo logró consolidar una fanaticada tan fuerte en Chile, que los obliga a fijar dos fechas en el país y con seguidores que cantaron y compraron todo lo que la banda ofreció.

Sin embargo, también hay que reconocerle a Leprous el tremendo trabajo que no sólo hicieron anoche, sino que en la gira. Han demostrado un profesionalismo único, con shows distintos en todos los países y con un sonido magistral.  A tal punto llega la seguridad de la banda, que en esta primera pasada de Chile ya jugaron varias sorpresas como son "The Valley" y "The Cloak", lo que deja a pensar ¿Qué sorpresas vienen para el día jueves?

Es impresionante lo que la banda logra en vivo y es mucho mejor cuando sabes que volverán a hacerlo con más sorpresas este jueves. Este show es parte de una historia que se está escribiendo para una banda que grita con fuerza ser el máximo nuevo referente del progresivo o experimental.


Por Felipe Pino Guerrero
Fotografía de Remigio Olivares


#LiveReview: Leprous en Chile - La sorpresa noruega
  • Comentarios de Blogger
  • Comentarios de Facebook

0 comentarios:

Publicar un comentario

Top