#LiveReview: The Adicts "Punk de fiesta"


Luego de cerca de 4 años de ausencia The Adicts regresaba a suelo chileno en el marco de su gira por Latinoamérica. Esta vez la banda traía bajo el brazo un nuevo disco “It was So” del 2017 y los clásicos de siempre. A continuación te dejamos con nuestras impresiones de la jornada. Llegamos al recinto cerca de las 20 horas, las medida seguridad era más de la habitual por razones obvias, pero no logramos entender que tan importante era confiscar una simple pinza a nuestra fotógrafa, mal criterio por parte de la seguridad a cargo del evento, pero vamos a lo que nos convoca: 


 La apertura del show estuvo a cargo del conjunto femenino KeRuede, uniformadas y con una propuesta fresca que mezclaba diferentes sonidos y tonalidades la banda supo encender el ambiente de quienes poco a poco iban llegando al recinto ubicado en Unión Latinoamericana, vale la pena resaltar la buena puesta en escena de la banda, quienes alternaban voces y además de la carga de protesta siempre presente en el punk por medio de los pañuelos verdes que se podían ver en el escenario. Una breve, pero potente presentación. 


 La tarde continuaba con Faltan Money’s, con una propuesta a lo vieja escuela y sin grandes innovaciones en cuanto a lo musical -recordemos que la banda nació en el 1992- repasaba canciones de sus cuatro discos. La banda logró su cometido y siguió encendiendo un ambiente impaciente por punk. 


 Con algo de retraso a lo pactado salen a escena más de 40 años de historia de la mano de The Adicts, quienes partieron la fiesta con todo interpretando el himno “Let’s Go” seguida de la imprescindible “Joker In The Pack”, todo esto acompañado de toda la espectacularidad que envuelve el show de The Adicts, incluyendo un vestuario llamativo de Monkey y una lluvia de papel sobre los asistentes provocando un sentido de fiesta que se impregnó en los presentes. Luego del viaje a los clásicos y sin retraso la banda presenta su material más reciente con “And It Was So”, canción que si bien no fue tan coreada como las clásicas fueron bien recibidas por el público. Un gran punto a destacar es que todas la canciones tienen su performance particular de la mano del carismático Keith "Monkey" Warren por lo que el show no se siente plano en ningún momento.

 La fiesta estaba desatada en la Blondie y nada podía pararla con temas como “Easy Way Out” y “My Baby Got Run Over By A Steamroller”, no hubo descanso alguno para los ingleses, quienes en ningún momento salieron del escenario, ni bajaron el ritmo a una presentación de puro vértigo, luces, papeles y verdadero sentido del espectáculo. Cada momento era algo único y no se sabía qué esperar. Se notaba que Monkey, Pete “Pete Dee” Davison en guitarra y el baterista Michael “Kid Dee” Davison disfrutaban lo que hacían y no estaban ahí para otro día de trabajo. Cuando llegó el turno de “Who Spilt My Beer?” Monkey llenó un gorro de cerveza y lo lanzó a la audiencia, suponemos que si no cayó al suelo alguien se quitó la sed. Situación similar con “Chinese Takeaway”, donde hubo “fideos de papel” por todos lados. Volviendo a lo musical el final se acercaba con la insigne “Viva La Revolution” perteneciente a su potente disco debut “Songs of Praise” que desató la locura máxima entre la audiencia mostrando la esencia punk en todo su esplendor. El grand finale llegó con “You’ll Never Walk Alone” y una “punkizada” versión del himno de la alegría o Ode To Joy como quieran llamarle. 


 40 años de carrera no los tiene cualquiera y la energía de los droogies del punk tampoco. Vale la pena destacar que si bien la gran parte de su repertorio se basa en clásicos, hay espacio para la incorporación de nuevos elementos tanto en lo visual como en lo musical. Sin polémicas absurdas a lo Johnny Rotten y con un sonido que los caracteriza The Adicts no retrocede y sigue llevando la bandera de un género que muchos creen muerto. Esperemos ver más shows punks en Chile y que los incidentes que han acompañado al género en los años recientes se vayan esfumando entre lo que de verdad importa, la música.

#Galería

 Escrito por: Diego Pino 
 Fotos por: Karla Soto

COMMENTS