#CdReview - G.E.N.: "Memories"


 Un viaje introspectivo hacia los recovecos ignotos del alma y la mente. Así podemos definir de primeras "Memories", el segundo largaduración de los chilenos G.E.N., cuya propuesta se traduce en una producción de alta factura sin sacrificar un centímetro de su honestidad, conformando un trabajo que destaca tanto por la coherencia de sus siete tracks como por el concepto detrás del disco en su totalidad. 

  Bebiendo notoriamente de influencias como Amorphis, My Dying Bride, God Is An Astronaut, Pink Floyd y el Marillion de los '80, G.E.N. se presenta en sociedad con una sonoridad tan refrescante como desgarradora y repleta de melancolía en sus surcos. Lo segundo responde a un proceso que, en palabras de su líder y compositor principal Javier Niemann, duró dos años de trabajo y, sobretodo, sanación personal. De alguna forma, lo inclasificable de este trabajo se debe al énfasis con que la música aborda temáticas reales como la pérdida y la muerte en todo sentido, así como el aprendizaje que implica tocar fondo y sobreponernos en el diario vivir. Tal cual, hablamos de un trabajo que invita a la superación personal como objetivo en todo momento de la vida, un pequeño recordatorio respecto a nuestra sensibilidad como seres humanos.

   La apertura con "Reflections" nos sumerge de primeras en un mundo que poco y nada se distingue de la realidad. El trabajo en producción a cargo de Pancho Arenas nos permite distinguir las partículas que conforman esta primera ola de sonidos tan envolventes como liberadores, navegando contra viento y marea, y mirando de frente. Un capítulo inicial cuyo título nos da una clara idea respecto al viaje a través del recuerdo personal. Musicalmente, el trabajo de las guitarras resulta fundamental al momento de definir de entrada la identidad sonora de G.E.N., en favor de la generación de atmósferas y la simpleza con que la música logra acariciar el alma.

  "Faithless" continúa la travesía para adentrarnos en el vacío existencial de nuestro protagonista. La pérdida de toda creencia, la decepción provocada por una divinidad inexistente en la cual depositamos toda nuestra confianza; un golpe bajo que cobra sentido en esos riffs monolíticos que apelan a la amargura y la desesperanza. Queda de manifiesto, de paso, la gran virtud de G.E.N. a nivel de identidad: la generación de pasajes sonoros como un lienzo gigantezco, donde predominan las tonalidades oscuras en la paleta y el dibujo en cuestión adopta esos colores con la naturalidad propia del artista que plasma su propio dolor con fluidez. Un corte con marcada ascendencia floydiana, manteniendo el hilo en medio de las ráfagas guitarreras con que la música se desnuda.

   La pérdida a la que hace referencia "Lost" es profunda, casi total. Estar atrapado en las tinieblas del error para encontrar una pequeña posibilidad en la siguiente "Overcome", marcando el contraste perfecto entre sombra y luz, la duda y la certeza. Respecto a la música, necesario remarcar el cómo la implacable tormenta nocturna de la primera deriva en el amanecer de la segunda. En pleno ecuador, "Memories" se alza por sí solo como un trabajo capaz de establecer diferencias de matices dentro de un mismo propósito, una virtud a considerar tomando en cuenta la calidad expuesta a nivel creativo y técnico, moviéndose a sus anchas en un terreno tan ignoto como familiar para sus creadores.

   La belleza taciturna que destila el track que titula la placa, consiste en una muestra de categoría al servicio de la música, coronado con un sol que muta desde el trance hipnótico de su concepción hasta el llanto catártico con que los sentidos y el alma rompen con toda atadura. El peso de los recuerdos, tal como lo refleja la música y la vibra que genera, parece sofocante pero en realidad conforma una prueba respecto a qué tan dispuestos estamos a adoptar el cambio desde lo más profundo. 

 El martilleo con que abre "Absence" -con la guitarra formando una cálida estela de partículas lumínicas-, pese a la aparente simpleza, habla de una banda que impone términos en cuanto a originalidad e integridad artística. Una montaña rusa de sensaciones enmarcadas en la ausencia tanto propia como la de nuestros seres queridos, lo que ayuda a aceptar la pérdida como una constante en la vida y con la cual debemos lidiar en todo momento. Brioso, dinámico, el corte más extenso de la placa (seis minutos y medio, aprox.) y con las guitarras remarcando su labor como generadores de la sobrecogedora atmósfera con que la música proyecta su grandeza. Necesario, también reafirmar el groove con que el corte avanza pesada pero constantemente y se abre camino entre la bruma de nuestros miedos.

 Culminando el viaje, la estela cósmica de "Cloudsailor" señalando un una suerte de 'final abierto', quizás no del concepto como tal, pero sí dejando de manifiesto la ética bajo la cual G.E.N. bucea en el océano musical donde convergen el Metal, el pop de alta envergadura y la vanguardia en una mezcla cuyo sabor pone a prueba la sensibilidad humana. Mente y alma unidas bajo una misma concepción y explorando terrenos donde pocos se atreven a poner un pie a pesar de cuánto seduce una aventura musical de similar magnitud. A la vez, los últimos dos minutos y medio del track -y el disco en su totalidad- conforman un amanecer después de una noche en que nuestros pensamientos tuvieron que lidiar con los demonios que surgen desde la amargura y la tristeza absoluta.

  "Memories", en su totalidad, es una invitación a la mirada interna y la deconstrucción en base a aquellos momentos que prueban el temple del ser. Los recuerdos a los que alude el título son los que ayudan al progreso personal, reforzados con un sentido musical arraigado en la belleza de lo frágil, y la pérdida -literal y metafórica- como una necesidad para plasmar en el arte la esencia de todo: honestidad. El segundo LP de G.E.N. aprueba y gusta sin contrapeso, apelando a la sensibilidad emocional y a la clase artística a prueba de toda frontera externa a sus creadores.


Escrito por: Claudio Miranda

COMMENTS