#LiveReview: Tankard en Chie -Oktoberfest de febrero


Hay algo que se ha hecho presente en Santiago durante estos dos primeros meses del año y eso ha sido el calor que parece nunca acabar. Sin embargo, siempre hay métodos para apalear las temperaturas y ayer llegó una refrescante oportunidad para los chilenos.

La noche del viernes los alemanes de Tankard trajeron a la capital la frescura de su thrash metal en una jornada que prometía y que tenía la vara alta luego de lo ocurrido con Overkill hace unos días atrás, pero no es que este gigante del thrash germano se intimide por unos cuantos grados.



Comenzando con los nacionales Old Force el espectáculo comenzó ante unos fanáticos que llegaron temprano resistiendo la ola de calor en Santiago, quienes fueron premiados con la indudable potencia de la banda en vivo y que tuvo a los primeros en ingresar disfrutando de 30 minutos de un potente thrash.

No obstante, siempre es bueno ir puliendo las cosas y si la banda ya cuenta con un excelente sonido algo que puede ayudarlos es tener más movimiento, y es que los guitarristas permanecen gran parte del show con los pies en el mismo lugar.


La parte nacional fue cerrada por los ya conocidos Massive Power, un secreto a voces de la escena nacional y que con temas como "Political Class" o "Violent Killing Posers" se llevaron a los presentes al hombro con un show breve, pero impecable en cuanto a sonido y puesta en escena. Merecida la ovación y coreo de su nombre una vez terminado su espectáculo.

El calor a esas alturas, con una Blondie casi llena, no se puede soportar y cada quien con su cerveza en mano está listo para la primera ronda, es ahí cuando uno a uno los integrantes de Tankard salen a escena.


Comenzando con un potente trio la banda da inicio al espectáculo gracias a "One Foot In The Grave", "The Morning After" y "Zombie Attack", dando el inicio perfecto a una jornada que haría a todos olvidar el calor de Santiago y los haría correr por una cerveza e ir directo al mosh. Gerre toma un respiro y saluda a los presentes anunciando que se viene una gran jornada junto a los amigos de la capital y no toman mucho tiempo en continuar con su espectáculo.

"Not One Day Dead (But Mad One Day)" sigue con la presentación, repasando los diversos clásicos que la banda de Frankfurt tiene para ofrecer, pero los grandes temas no acaban ahí, de hecho están recién comenzando. Con "Rapid Fire (A Tyrant's Elegy)" los fanáticos gritan de la emoción y alimentan un mosh que sólo crece y crece y se llena de cerveza el piso.


Tankard no es que lleve años alejado del público nacional, pero si saben como montarse una fiesta en grande y es que el catálogo de temas de los germanos es la clave a la hora de crear el ambiente ideal para las cervezas. "Rules For Fools" y "Die With a Beer In Your Hands" hizo cantar a todo el recinto (que gozaba de un gran público) con sus cervezas en alto mientras la locura del mosh se desataba a manos de la gran guitarra de Andy Gutjahr.


Sin embargo, los clásicos siguen sorprendiendo a los fans esta vez con "Minds On The Moon", que no dio descanso a los fanáticos y continuo (e intensificó) un mosh que no dejó de girar en ningún momento. Tankard se está armando una fiesta a lo grande, donde Gerre baila en todo momento y aprovecha cada centímetro de escenario que tiene en todas sus canciones como la ya clásica "R.I.B. (Rest In Beer)" coreada por los fans.


La banda de Frankfurt debe llevar poco más de una hora de espectáculo su velocidad y entrega han hecho que el tiempo se pase volando en una presentación potente y llena de energía, en la que se nota la diversión entre la banda y los fanáticos. "Pay To Pray", "Metaltometal" y "Rectifier" siguieron con la fiesta que ya se acercaba a su final, o al menos eso se anunciaba por parte de la banda, que dio el golpe final con "The Beaty And The Beast" y "Chemical Invasion" .

Un espectáculo impecable por parte de los alemanes, pero el público tenía sed de más, lo que quedó claro cuando nadie se movió ni un centímetro cuando la banda bajó del escenario. No hay más opciones, la segunda ronda viene por cuenta de Tankard y así vuelven al escenario con "Alien" y el cierre final de "A Girl Called Cerveza" y "(Empty) Tankard".


El regreso tras tres años de Tankard fue premiado con una gran asistencia, pero también mantuvo los clásicos en un show que venía a presentar su último trabajo. Un disco bien recibido por los fans que anoche estuvieron en el espectáculo y que disfrutaron cada sencillo que la banda ofreció en vivo.

Un show humilde y sencillo, pero que tenía entrega y pasión, el ingrediente clave para acabar con la sed de los fanáticos, o quizás para seguir alimentándola en el "after" que se vivió tras la presentación. Da igual en que momento los fans tuvieron más o menos sed, lo de Tankard fue una fiesta que hizo a todos los santiaguinos olvidarse del calor en una calurosa tarde de febrero que tuvo gusto a Oktoberfest.

Galería


Escrito por: Felipe Pino Guerrero
Fotos por: Diego Pino Marín


COMMENTS