#LiveReview

[-Livereview][bleft]

#CDReview

[-cdreview][twocolumns]

#CdReview: "Electric Trim" - Lee Ranaldo




  Los tipos como Lee Ranaldo se caracterizan por mantener su integridad artística siempre fresca y alejada de cualquier atisbo del pasado. Su carrera como componente de los extintos Sonic Youth perfectamente podría aparecer como una sombra de la cual podría depender y sacar dividendos cuando la nostalgia se convierte en un lucro irresistible tanto ara el artista como para el fan. Pero para quienes hemos seguido al sextagenario músico neoyorkino dentro y fuera de la banda con la que alcanzó el éxito a nivel planetario a comienzos de los '90, asumimos hace rato que las coincidencias no existen. El propio Ranaldo lo afirma en cada una de sus placas, todas con un distintivo que recalca la postura camaleónica con que se mueve en su arte, siempre impulsado por la exploración de terrenos ignotos y la inquietud por concebir -y probar- nuevos sabores, como todo un sibarita.

 "Electric Trim", trabajo número 12 de su carrera en solitario, nos presenta a un Lee Ranaldo que se sumerge en un espectro notoriamente acústico pero dejando espacios necesarios para la tridimensionalidad que genera desde el inicio con "Moroccan Mountains", un corte diseñado especialmente para transportarnos a los misteriosos rincones de Marruecos, país al que el propio músico viajó tres veces durante los '90. Siete minutos y medio de atmósferas tan distintas como relacionadas entre sí mismas, dejando en claro que, tal como en recientes trabajos anteriores como "Between Times and the Tides" (2012) y "Last Night on Earth" (2013), no hay etiqueta que pueda encasillar tamaña experiencia sonora., como se puede reflejar en el videclip realizado para este corte.

"Uncle Skeleton" sube considerablemente las revoluciones sin perder el control. La interpretación de Ranaldo a nivel vocal -muy en plan Bob Dylan-, totalmente acorde a un relato tan surrealista como su respectivo videoclip. Si el track anterior conforma un trance introductorio de proporciones hipnóticas, "Uncle Skeleton" va derecho al grano y se erige como un espiral que apunta hacia el firmamento, mientras la siguiente "Let's Start Again" se presenta muy convencional en apariencia pero encarnando el destello de esperanza (?) que proporciona calidez en el momento oportuno. Todo de manera fluida, nada forzado y tan impredecible como natural en su concepción y ejecución.

  El viaje continua con "Last Looks", una nebulosa sónica divida en dos secciones. La primera, en plan balada campestre, proporcionando una sensación de paz acentuada con la participación de la cantautora Sharon Van Etten. Pasados los tres minutos y medio, de la calma impertérrita pasamos a un sentimiento de alegría y vivacidad que refleja el mencionado camaleonismo con que Ranaldo se mueve en un mismo punto sin perder el hilo en lo absoluto. La armonía entre lo acústico y lo eléctrico puede ser tan desconcertante como entendible, esto último para quienes saben que con tipos como Lee Ranaldo nunca se sabe. Una tónica en toda su carrera, dentro y -sobretodo- fuera de Sonic Youth.

 Inevitable pensar en los Beatles del "Revolver" en "Circular (Right As Rain)", corte que emula con personalidad propia el groove lisérgico de "Tomorrow Never Knows", reafirmando la vigencia de los de Liverpool como influencia artística atemporal y universal, mientras la nebulosa inquietante del track título da cuenta de la virtud que tiene Lee Ranaldo para transmitir sensaciones espaciales de gran magnitud sin caer en el cliché. Gran mérito que corre también por parte del destacado productor y director musical español Raül Refree -Christina Rosenvinge, Nacho Vegas, Enrique Bunbury y Mala Rodríguez, entre otras figuras de renombre en la música popular hispana-, cuyo trabajo se amplió hasta adquirir ribetes propios de un colaborador y siempre atento a cada detalle en los arreglos musicales.

  La vibra altamente rockera, presente en "Purloined", califica perfectamente como un favorito en el directo, a lo mejor más convencional respecto al resto de la placa pero denotando el buen gusto con que Lee Ranaldo concibe su arte y lo pule en el estudio. Por otro lado, y tomando un giro en 180° respecto al track mencionado, "Thrown Over The Wall"se levanta como una montaña de gran espesor, inquietante y experimental en todas sus líneas. Un corte de proporciones épicas donde se encuentran lo sutil y lo mágico. Sin darnos cuenta, nos encontramos sobrevolando el paisaje y, en un abrir y cerrar de ojos, nos sumergimos en las profundidades del océano. De esos cortes que te impulsan de inmediato a cerrar los ojos y construir tu propia realidad. Todo gracias a una producción que, de alguna manera, canaliza las emociones a expresar sin caer en el facilismo. Y como broche de oro, "New Thing" nos entrega un mensaje tan potente como real, necesario en un mundo donde las relaciones humanas parecen reducirse cada vez más a una pantalla y la conexión entre los seres humanos se ha vuelto una acción más impersonal y poco humano.

  En cuanto a los nombres involucrados en este trabajo, al de Sharon Van Etten se suma un par de viejo conocidos, tanto dentro como fuera del círculo íntimo de Lee Ranaldo. Hablamos de Nels Cline, guitarrista de los emblemáticos Wilco y cuyo extenso currículum incluye colaboraciones con figuras como el propio Thurston Moore. El otro es un cercano dentro y fuera de Sonic Youth, el baterista Steve Shelley, compañero de carretera del propio Ranaldo desde los inicios de la icónica banda hace más de tres décadas y colaborador de éste a partir del fulgurante "Between The Times And The Tides", trabajo publicado una vez el legendario cuarteto oficializó su separación definitiva.

"Electric Trim" resume las virtudes creativas de un tipo que no conoce de nostalgias ni jugadas para la galería, al mismo tiempo que marca un nuevo paso hacia adelante multiplicado por 3. Sereno, contemplativo, poético, fresco... al mismo tiempo, emana la energía propia de quienes miran hacia adelante y dejan su pasado a un lado, tal como lo expresa en "Last Looks", donde el adiós suele ser una constante tan dolorosa para muchos, como necesaria para quienes lo han adoptado como una forma de vida. Tal como sugiere el nombre, se trata de un ajuste eléctrico donde cada pieza encaja y la energía fluye con iguales dosis de potencia y naturalidad. 

Por Claudio Miranda


Recuerda que en  esta ocasión el músico tiene pactado encontrarse con los chilenos el sábado 25 de agosto en el Club Subterráneo a las 20 hrs. Las entradas están a la venta a través del sistema Eventrid y sin recargo en tiendas The Knife y Rockmusic.
*Evento para mayores de 18 años
Precios:
Preventa: $25.000
Día del evento: $30.000


Dejar un comentario
  • Blogger Comentar con Blogger
  • Facebook Comentar con Facebook
  • Disqus Com Disqus

No hay comentarios :


Galerías

[-Galería][threecolumns]

Especiales

[-Especiales][grids]

Entrevistas

[-Entrevista][bleft]

Info de Concierto

[-Info de concierto][bleft]