#LiveReview

[-Livereview][bleft]

#CDReview

[-cdreview][twocolumns]

#RockAndGol: Los Ramblers y El Rock del Mundial


El Rock, el origen del rock en Chile no es del todo claro, pero si se puede tener como referencia a Elvis Presley y los primeros discos que llegaron a Chile a mediados de los años 50, también se puede tomar otro hecho y que se establece como un hito según el sitio Memoria Chilena, de la Biblioteca Nacional de Chile, y es la exhibición de la película Semilla de maldad (Blackboard jungle) en el país, ya que la banda sonora de la película tenía una canción llamada “Rock around the clock”, interpretada por Bill Haley & His Comets, el estilo de la canción se situó según el sitio “en la preferencia musical de los jóvenes de este rincón del mundo.”, por el sonido y la imagen que esta proyectaba. Fue en gran medida a lo anterior que en Chile emergieron distintas bandas y solistas que comenzaron a emular el estilo de música proveniente de Estados Unidos, este fenómeno gatilló en la década de los 60 el nacimiento de un movimiento que se denominó La Nueva Ola, que no fue otra cosa que la versión Chilensis del Rock and Roll norteamericano, eso si en una "versión más higenizada y blanqueada" como lo definen en el libro "La Primavera Terrestre" de Fabio Salas,  esto ya que la letra y música estaba más cercana al estilo de Paul Anka, Ricky Nelson y Pat Boone, y alejada de Little Richard o del mismo Elvis Presley en su comienzo. En el fondo lo que se quiere decir es que la música de La Nueva Ola era música poco comprometida, donde la temática giraba en torno al amor adolescente, fiestas, veraneo playero o el ocio junto a los amigos.

Son varias las bandas y los solistas que destacan en este movimiento llamado La Nueva Ola, los primeros eso si, fueron Peter Mouschoulsky Von Remenic, más conocido como el Elvis Chileno, y en la actualidad conocido como Peter Rock y Nadia Milton, tras ellos se suman otros como la nefasta Gloria Benavides –aunque con el tiempo vendrían weones aun más nefastos como Raúl de Ramón, José Alfredo Fuentes, Patricia Maldonado o  Los Huasos Quincheros, aunque esto es harina de otro costal-, el desagradable Luis Dimas, Willian y sus Rockers, Rafael Peralta, Buddy Richard, Cecilia, Los Red Juniors, Los Tigres y Los Ramblers o The Ramblers -estos últimos hacen alusión a la misma banda-, entre los temas destacados de Los Ramblers está el “Rock del Mundial” del cual se dice que es el single más vendido de toda la historia nacional y “El Twist del estudiante”.



El Mundial de 1962 se iba a realizar en Chile por primera vez, entre el 30 de mayo y el 17 de junio, esta era la versión número 7 de la Copa Jules Rimet y las expectativas eran altas. La candidatura de Chile para organizar el evento se debe en gran medida a Ernesto Alvear dirigente de Magallanes -padre de Soledad, sí, la ex militante Demócrata Cristiana-, el cual en una noche de verano comunicó su sueño a un grupo pequeño de dirigentes amigos entre los cuales estaban Carlos Dittborn y Juan Pinto Duran. Como primer paso Alvear fue a los juegos Olímpicos de Helsinki, Finlandia para ver como una pequeña ciudad era capaz de albergar tamaño evento deportivo, se dice que Alvear estando allá miró todo, preguntó todo, anotó todo, y regresó convencido de que realizar la Copa del Mundo en Chile no era una utopía. Por otro lado la FIFA había otorgado la realización de la Copa Mundial a dos países europeos consecutivamente -Suiza en 1954 y Suecia en 1958- por lo tanto el próximo país en organizar el evento tenía que ser de Sudamérica, y Alvear vio aquí la oportunidad de cumplir el sueño. Chile inscribió su candidatura al igual que lo hizo Argentina. Después de mucho lobby y una vez adjudicada la organización de la Copa del Mundo por parte de Chile, se comenzó con los trabajos necesarios para recibir el evento, uno de los más entusiastas era el recién electo presidente de la República Jorge Alessandri Rodríguez. Todo iba bien hasta que en 1960 se produce el terremoto de Valdivia dejando a varias ciudades del sur destruidas y la incertidumbre respecto a si Chile sería capaz de organizar el evento teniendo una situación de la envergadura dantesca del terremoto y maremoto de Valdivia por delante, pero fue el mismo Presidente de la República quien en una nota a la FIFA diera la tranquilidad que Chile trabajaría sin descanso en ambos frentes, es en este momento donde aparece otro nombre importante en la historia del país, Dr. Sótero del Rio ya que él en su calidad de Ministro del Interior fue quien trabajó arduamente en conjunto con los organismos deportivos correspondientes para cumplir con las exigencias que el evento requería. Carlos Dittborn en reiteradas ocasiones decía respecto al aporte del Dr. Sótero, “Nunca el fútbol podrá agradecer en su exacta medida lo que el Dr. Sótero del Rio ha hecho por este Mundial”.  Dos cosas adicionales sobre Carlos Dittborn, en su rol de Presidente del Comité Organizador del Mundial, fue quien inmortalizó una frase, “Porque no tenemos nada, queremos hacerlo todo”, lo segundo más fidedigno que lo anterior -ya que la frase es motivo de cierto debate histórico- es que 32 días antes del inicio del Mundial, Carlos Dittborn muere a los 38 años.

El Rock del Mundial, es en este contexto Mundialero que el fundador de la banda Los Ramblers, Jorge Rojas Astorga se le ocurrió la idea de componer una canción sobre el Mundial de Fútbol con la finalidad de aprovechar el tremendo impacto del evento pero además que la canción sirviera de himno para la Selección chilena. Jorge Rojas consideró apropiado para el tema usar el ritmo de moda: El “Rock and Roll”, la particularidad de la canción fue su letra en español, algo inusual para la época ya que la música del estilo que predominada en las radios era en inglés, por ejemplo The Platers, Bill Haley, Paul Anka, Elvis Presley, entre otros, de esta manera nace uno de los temas más conocidos y exitosos de la música chilena, “El Rock del Mundial”. Poco antes de comenzar la fiesta mundial del fútbol, el Rock del Mundial entró con fuerza en las radios de todo Chile y su éxito y masificación fueron instantáneos. Como anécdota sobre la canción, el guitarrista de la banda Óscar Soto cuenta que: “la idea es que no fuera tan rockero. Iba a partir con un gran solo de saxo, con sonido orquestal. Pero el saxofonista que contratamos se quedó dormido y no llegó. Así que yo tuve que inventar en minutos esa clásica introducción de guitarra”.

Ya en la cancha y con el ritmo de “El Rock del Mundial” sonando fuerte y en todos lados, la Selección chilena comenzó su participación; de rivales Chile tenía a Alemania Federal, Italia y Suiza. En el primer partido contra Suiza, Chile ganó 3 a 1 y la crónica de la época decía: “El encuentro inicial del Campeonato del Mundo 1962, en la serie Santiago, lo disputaron los equipos de Chile y Suiza. Ganó Chile 3 por 1. Para el Seleccionado chileno, del resultado de ese encuentro dependía todo: sobre si podría o no “abrir el cerrojo” del fútbol suizo. El triunfo del cuadro chileno resultó más fácil de lo que se esperaba. Los suizos dominaron “menos de lo que estaba en presupuesto” y la delantera chilena pudo accionar mejor. No obstante, el comienzo fue malo para el cuadro chileno. Suiza marcó el primer gol a los 5’ de juego. Y sólo a los 43’ pudo alcanzar Chile el empate. En este período de juego Chile tuvo una docena de oportunidades de batir la valla del “cerrojo”, pero sólo logró uno, el del empate. Y todo gracias a las intervenciones del arquero suizo Elsener. En cambio, Suiza sólo tuvo dos oportunidades y aprovechó una. En el segundo tiempo “se paró el reloj suizo”. Cuando el equipo de Chile se puso en ventaja, los suizos abandonaron totalmente la cerrajería -que les había sido inútil- para lanzarse a un ataque que también fue inútil. El equipo chileno siempre dio confianza, pese a que los goles que definieron el encuentro llegaron a última hora.”. 

Defiende Navarro.- El capitán de la Selección chilena detiene un avance de Grobety, buen valor de la Selección Suiza. Fuente: Revista Gol y Gol

En su segundo partido Chile enfrentó a Italia, este partido lo ganó 2 a 0 y se le conoce como la “Batalla de Santiago” por la violencia que se mostró dentro de la cancha -­el contexto de esta historia y el partido propiamente tal es sumamente cautivante por llamarlo de alguna forma, recomendable por no decir imprescindible de leer y de ver, ya que el partido está en Youtube-, así que, la crónica de la época lo comunicaba de la siguiente manera: “El clima de violencia del encuentro de la segunda fecha continuó en este encuentro de la tercera en que el seleccionado de Chile venció al de Italia 2 a 0. El equipo italiano presentó nuevos nombres: pero los que les reemplazaron lo mismo usaron un fútbol violento, desorbitado. Vio sus posibilidades anuladas por la expulsión de dos de sus jugadores, Ferrini y David. El equipo chileno mantuvo en cambio las suyas intactas pese a que debió ser también expulsado de la cancha de juego Leonel Sánchez, que le dio una bofetada a un adversario. Pero en general frente a la exaltación del equipo italiano, el chileno opuso un tranquilo control de las acciones que le dio buen resultado; tardó mucho, no obstante, en concretar en cifras su mejor juego pese a que los italianos jugaron todo el segundo tiempo con nueve hombres: ya que hasta los 75 minutos no abrió la cuenta el equipo chileno, con gol de Ramírez, de cabeza, consolidándose el triunfo a los 88 minutos con gol de Toro, que se filtró y disparó por bajo. Todo el encuentro fue matizado por incidencias. No obstante pudo jugarse fútbol aunque sólo ocasionalmente. Fue luego de este encuentro que fue propalada la especie, muy verosímil de que el equipo italiano jugaba baso los efectos de drogas. El equipo chileno jugó con mucha entereza: muy tranquilo y poseído de sus medios aunque abusó de los pases laterales.”, y por último la derrota frente a Alemania Federal, frente a esta derrota la crónica de la época decía lo siguiente: “En este encuentro en que el equipo alemán venció al equipo chileno por 2 a 0 quedaron ya definidas las posiciones en el grupo: Alemania en primer lugar, Chile en segundo. El seleccionado alemán jugó un partido “a paso de ganso” y en formación cerrada. Mientras en el equipo chileno las defecciones de Toro y Fouilloux, lesionados, obligaron a modificar substancialmente la línea delantera, que no rindió lo mismo. Aquello fue una delantera inferior en tamaño y peso. Con todo, influyó mucho en el resultado el primer tanto señalado por Szymaniak de tiro penal. Existe todavía la duda si existió un empujón de Navarro a Seeler o una “obstrucción” de Seeler a Navarro. El caso es que este gol de tiro penal fue decisivo, ya que hasta los 83 minutos de juego no alcanzó a consolidar el equipo alemán su triunfo. El gol de Seeler fue decisivo y demostró la calidad de este jugador, que sin apoyo suficiente puso en peligro él solo el arco adversario. Mientras tanto, la delantera chilena fracasaba. El juego de Moreno como puntero derecho nunca fue útil, y, por otra parte, la defensa teutona barrió siempre con Landa, que nunca tuvo oportunidades. En todo caso, el encuentro fue disputado en todo momento. Generalmente el equipo chileno tuvo un mayor dominio de la media cancha y ello permitió atacar con más persistencia. Pero nunca logró perforar la defensa “panzer” de los alemanes.”, con estos resultados la Selección chilena quedó en el segundo lugar del grupo 2 clasificando a 4tos de final, el rival para esa fase era la Unión Soviética los cuales perdieron 1:2, y la crónica de ese 10 de junio decía lo siguiente: “El triunfo más brillante por su elaboración fue el conseguido por Chile sobre Unión Soviética. Porque los tres tantos que se produjeron en el cotejo tuvieron su gestación en la etapa inicial, y con acciones vistosas y remates espectaculares. La fracción final fue un tenaz y ardoroso duelo entre una solvente defensa, la chilena, y un peligroso y dinámico ataque, el soviético. El juego desplegado por el equipo soviético resultó sorprendente en la etapa inicial. El cuadro chileno había comenzado muy débil. Sin embargo, cuando bien pronto el elenco nacional coordinó sus líneas, logró pasar a dominar el medio campo y las conquistas no fueron sino premio a una faena bien maciza de definidas proyecciones. Chile abrió el marcador por intermedio de Leonel Sánchez, con impresionante tiro directo. Luego empató Chislenko, con violento remate; pero un minuto más tarde, fue Eladio Rojas el que puso en ventaja a los nacionales con un lanzamiento de distancia conectado con precisión y fuerza. En el periodo final el conjunto chileno supo mantener la ventaja con una atinada disposición en bloque de su defensa, que se preocupó de guardar el medio campo, desbaratando las entradas de los delanteros soviéticos. El conjunto ruso se observó desarticulado en su zaga, y careció de orden y penetración en el ataque en los momentos culminantes de la lucha.”,
  
¡Gol de Sánchez!.- Yashin mira con asombro cómo la pelota se va a las redes impulsada por Leonel Sánchez. Los integrantes de la barrera rusa también siguen con la vista la trayectoria del balón. El árbitro Horn es testigo cercano del primero gol chileno. Fuente: Revista Gol y Gol

este triunfo llevó a Chile a enfrentar al que se convertiría en su verdugo a lo largo de los mundiales, Brasil, en semifinales Brasil ganó 4 a 2, la crónica de la época destacó el partido por las cosas buenas más que hundirse en la amargura de la derrota: “La semifinal disputada el 13 de junio entre los equipos de Brasil y Chile, y que ganó Brasil por 4 goles a 2, fue un lindo encuentro, en el cual se usó por ambos cuadros lo más efectivo en el fútbol de hoy: un 4-3-3, más acentuado en el cuadro brasileño, más movible y más efectivo. Brasil, que en ninguna ocasión terminó antes, en este torneo, un primer tiempo en ventaja, la obtuvo por primera vez en este encuentro en el cual el cuadro chileno luchó de igual a igual. Salvo que cometió errores defensivos; errores “de bloque”, bien aprovechados todos por los delanteros brasileños. Un gol de voleo de Garrincha libre y sin custodia, y dos goles de Vavá de cabeza, sin estar éste custodiado, por paralogización de la defensa, decidieron el encuentro. En ambos goles hubo vacilaciones del arquero Escuti. De cualquier modo, el cuadro de Brasil mostró un fútbol de mucha fluidez, versátil y efectivo, que, además, inclinó a su favor la lucha por dominar la media cancha, lo que era esencial. Fueron expulsados el chileno Landa y el brasileño Garrincha, por acciones que no venían a cuento, por cuanto el match se jugó sin violencias de ninguna clase. Brasil no entregó nunca sus armas ofensivas a la defensa chilena. Procuró no tomar contacto con ella, organizando sus ataques “desde lejos”. Quizás por ello la defensa incurrió en yerros que no había cometido en los anteriores encuentros.”, ya asumida la derrota no quedaba más que centrarse en la pelea por el tercer lugar frente a Yugoslavia, en este partido Chile con lo justo ganó y la crónica hace ver lo agónico del encuentro: “El encuentro por el cual el seleccionado de Chile, al vencer al de Yugoslavia por 1 a 0, conquistó el tercer lugar en la tabla de clasificación del Campeonato del Mundo 1962 fue uno de los más dramáticos del torneo. El equipo chileno, reducido a ocho hombres útiles, casi en el trance de disputar las prórrogas que le hubieran sido fatales, logró justo en el minuto 90 el único gol del encuentro. Se filtró Rojas, disparó, y la pelota, desviada en su trayectoria por un jugador yugoslavo, se fue a la red. El mérito del equipo chileno estuvo en haber luchado, de igual a igual en condiciones evidentemente inferiores. El haber contrarrestado el fútbol de un equipo entero, batallador, bien sincronizado. Lesionados primero Campos y después Toro, se vio obligado a usar, muy acentuado, y ya estático, un planteamiento de 4-3-3, para no abandonar la media cancha al adversario. Y sin posibilidades de ataque; la lesión del zaguero Rodríguez comprometió aún más esa situación, de la que se zafó con ese gol, casi al filo del último pitazo. Ello obligó a los demás a un trabajo intenso, en el cual sobresalieron Jaime Ramírez, Eyzaguirre, Raúl y Leonel Sánchez y Cruz. Fue también uno de los encuentros más tensos de cuantos se han jugado en Chile. Una espléndida victoria final del seleccionado chileno, y un fracaso del seleccionado yugoslavo.”, con esto Chile se quedó con el tercer lugar consiguiendo así el mejor resultado en la historia del fútbol nacional en el marco de una Copa del Mundo. 

Arriba de izquierda a derecha: Humberto Cruz, Raúl Sánchez, Eladio Rojas, Adán Godoy, Manuel Rodríguez y Luis Eyzaguirre. Abajo de izquierda a derecha: Jaime Ramírez, Jorge Toro, Carlos Campos, Armando Tobar y Leonel Sánchez.

En el 2018 una tragedia teñida de rojo cual camiseta de la Selección chilena, remeció al grupo y sus fanáticos, la banda iba de vuelta a Santiago por la carretera tras haberse presentado en Talca y en eso del kilómetro 293 en la Ruta 5 Sur, el bus donde viajaban los músicos chocó con un camión, el resultado la muerte del vocalista de la banda Valentín Fernández en el lugar y a los pocos días de ocurrido el accidente, fallece el fundador de la banda Jorge Rojas Astorga.



Escrito por: Exequiel Cifuentes R.
Dejar un comentario
  • Blogger Comentar con Blogger
  • Facebook Comentar con Facebook
  • Disqus Com Disqus

No hay comentarios :


Galerías

[-Galería][threecolumns]

Especiales

[-Especiales][grids]

Entrevistas

[-Entrevista][bleft]

Info de Concierto

[-Info de concierto][bleft]