#LiveReview

[-Livereview][bleft]

#CDReview

[-cdreview][twocolumns]

#Reseña: Thrash Metal: del sonido al contenido – Origen y gestación de una contracultura chilena


Thrash Metal: del sonido al contenido de Maximiliano Sánchez fue la primera reseña que publiqué acá en Resistance -no quedó indexada en esa oportunidad a la sección de libros por lo mismo he rehecho la reseña y la vuelvo a publicar-, pero también fue el primer libro que leí sobre Heavy Metal nacional, por ese entonces estaba aprovechando de leer sobre fútbol, por mucho tiempo quise leer libros de fútbol pero era difícil conseguir sobre esta temática en las librerías, pero de un momento a otro comenzaron a publicarse uno tras otro -quizá la razón de este boom se debió en gran medida a otro fenómeno llamado Marcelo Bielsa- y por lo mismo estaba embobado con ellos, pero de igual manera me llamó la atención ver en un mesón de la librería un libro sobre Heavy Metal, más me llamó la atención que fuera sobre Heavy Metal nacional pero lo que me llevó a comprarlo sin titubear fue sin duda su contenido que traspasaba lo estrictamente musical.


Es evidente que la historia de la música, partiendo de los orígenes del Heavy Metal, ha estado enmarcada en contextos históricos tremendamente complejos, pero por lo mismo interesantes, desde esos contextos uno puede entender la esencia del Heavy Metal. Por lo mismo leer la contraportada, “Los ochenta: una época de protestas, represión y muertes que fueron silenciadas por militares, pero que jóvenes también uniformados -conocidos como thrashers- se encargaron de repudiar con sus letras y canciones desgarradoras. Nacidos en dictadura y madurados en democracia, el Thrash metal logra proyectarse a través de los años…”, el título del libro, los tópicos del índice, hacían que todo calzara perfectamente. Sabía que me estaba llevando un libro interesante a la casa.   

Da la casualidad que al momento de escribir la primera reseña del libro, Chile vivía tiempos marcados por las elecciones y por lo mismo no fue difícil conectar el contexto donde escribí la reseña con el contenido del libro -cosa que no ha sido nada de fácil con las otras reseñas-, de hecho me permitió citar lo poco y nada que recordaba y entendía del Contrato Social de Rousseau, es satisfactorio poder establecer este tipo de relaciones, lo hace a uno sentirse menos weón, pero no sólo Rousseau se me vino a la mente mientras leía Thrash Metal, sino que se me vinieron otros libros, autores y personajes por ejemplo Robespierre cuando Maximiliano en la introducción se plantea la pregunta sobre qué es la modernidad a partir de un artículo científico en donde aseveraba que el Heavy Metal es “una música propia de la modernidad”, lo anterior es la forma que utiliza Maximiliano para encauzar el tema, la dictadura, ya que el régimen con su censura, escasa oferta cultural entre otros factores fueron el caldo de cultivo perfecto para que jóvenes descontentos formaran los movimientos contraculturales entre los que destacan: el new wave, el punk y el thrash.

Imágenes extraídas del libro

Una vez situado el Thrash en Chile, Maximiliano comienza con su relato más acabado sobre los elementos y las definiciones propias del estilo, como son la estética y su significancia, los espacios y rituales, los valores, propuestas y respuestas de la sociedad adulta frente a la conducta del thrasher, todo lo anterior mirado en una primera instancia desde lo académico, desde lo sociológico para posteriormente verlo desde lo histórico, para llegar a la historia más concreta del Thrash Metal nacional. Qué es el Thrash, cómo y cuándo llega este estilo musical al país, las primeras bandas y como estás bandas pioneras tanto de Santiago y de otras ciudades como Iquique, Antofagasta, La Serena, Coquimbo, Talca pero principalmente ciudades con más población como Concepción o Temuco y principalmente Valparaíso por su condición de ciudad puerto empezaron a abrir el sendero del metal en el país; hay anécdotas, historias, datos y percepciones que hacen que el relato sea contundente pero además la cantidad de material visual de apoyo es por lejos de lo más completo que podamos encontrar sobre metal nacional hasta ese momento -2014- y quizá hasta la fecha -2018- con excepción del otro libro de Maximiliano Sánchez sobre los 30 años de la banda Massacre.

Imágenes extraídas del libro

Otro tema que se trata en el libro y que es interesante, se refiere a lo afectivo-emocional que plantea Maximiliano ya que “el Thrash comenzó poco a poco a ser un movimiento propio de una juventud con una sensibilidad distinta, con historias de vida traumáticas y disfunciones familiares, lo que permitió que muchos adoptaran una actitud de refugio y retraimiento al insertarse en esta contracultura”, para comenzar a profundizar sobre esto se cita a dos personajes de la escena nacional que apuntan en esa dirección, el primero es Marco Cusatto quien dice: “Influyó cantidad la disfunción familiar en la cual yo vivía, que era la separación de mis padres, así te lo digo derechamente. A modo de canalizar esa situación. Me aislé y me metí en un movimiento Underground, ilícito, feo, extraño, violento. Sirve para llenar un vacío emocional más que espiritual, tiene que ver con carencias afectivas”, también Topo Topelberg opina sobre esto pero desde la vereda del frente, “Muchos eran thrashers y tenían la cagada en la vida y para ellos el Thrash era lo que los salvó”, lo anterior me recordó dos historias que calzan como anillo al dedo, el primero es Dave Mustaine en su libro autobiográfico Mustaine – Memorias del Heavy Metal y el otro es Max Cavalera  que también en su libro autobiográfico – My Bloody Roots establecen situaciones similares a las planteadas por Maximiliano, Cusatto y Topelberg, pero lo afectivo-emocional no sólo tiene que ver con lo malo o terrible de la vida, sino que también es gatillado por lo bueno lo que permite establecer nuevas dinámicas, en ese sentido apunta la opinión de Rodrigo Pera Cuadra y Jucca, el primero nos dice: “Es musical y se torna cultural-social al final, por qué?. Cultural porque generaste a partir de este fanatismo que a lo mejor partió de unos que les empezó a llegar música de afuera y a un amigo, un amigo y un amigo y de repente empezaron a hacer rock… y el rock chileno que se estaba haciendo y todo, se empiezan como a conjugar distintas cosas, y de repente tienes ya una cosa que genera revistas, genera conciertos, actividad y ahí tení cultura” y el segundo nos dice: “Gracias al metal, que llegaban todas las güeas en inglés, los cabros se pusieron a traducir y por ende aprendieron inglés, y en ese sentido fue un aporte cultural. Habían más relaciones humanas, por el mismo compromiso de la música, habían más relaciones”. 

Imágenes extraídas del libro

A esta altura de la reseña está demás decir que es un libro tremendamente recomendable, el contenido es tan completo dentro de su brevedad que cautiva, encanta. Son tan sólo 168 páginas pero da la sensación de que estás leyendo mucho más que eso ya que el contenido no se limita a la hora de describir y entender el fenómeno del Thrash Metal en Chile, además del cuantioso apoyo visual, este nos permite ese tiempo justo y necesario para poder respirar profundo, interiorizar lo leído y darte cuenta que estás frente a un muy buen libro.

Thrash Metal: del sonido al contenido fue publicado en el año 2014 por la editorial RiL. Respecto de la venta y de la recepción del libro por parte del público Maximiliano cuenta a revista Rockaxis lo siguiente: “¿Cómo te ha ido con “Thrash Metal: Del sonido al contenido”? -Bien. Ese libro siempre será un aporte y material de consulta. Es como mi primer hijo. Tuve participaciones en feria Pulsar, Feria del Libro, entrevistas en radio y TV. Salieron 300 copias y ya se han vendido cerca de 1000, entonces estoy muy contento por eso. Aún me quedan como cinco copias. De hecho, ya vendí un combo porque un chico estaba interesado en los dos libros. Claramente, la prioridad es dar a conocer lo de Massacre, pero si alguien gusta también ando con estas pocas copias bajo el brazo.”.

Como dato anexo, en el programa Ojo en Tinta se entrevistó al escritor y crítico musical Fabio Salas, una vez terminada la entrevista la dinámica indica que el entrevistado debe recomendar un libro y este recomienda Thrash Metal: del sonido al contenido con las siguientes palabras, "... es el mejor texto publicado a la fecha sobre el metal nacional, y es una opinión autorizada por un escritor que ha vivido este fenómeno y que conoce la cultura metalera local desde su interior.".




Escrito por: Exequiel Cifuentes R.

Dejar un comentario
  • Blogger Comentar con Blogger
  • Facebook Comentar con Facebook
  • Disqus Com Disqus

No hay comentarios :


Galerías

[-Galería][threecolumns]

Especiales

[-Especiales][grids]

Entrevistas

[-Entrevista][bleft]

Info de Concierto

[-Info de concierto][bleft]