#LiveReview

[-Livereview][bleft]

#CDReview

[-cdreview][twocolumns]

#LiveReview Six Magics & Erick Ávila: "Un viaje a la nostalgia"


Varios años habían pasado desde el último show de Six Magics. La Pintana había sido la última comuna en ver a los intérpretes de “Caleuche” mostrar su set de riffs y progresiones que han marcado historia en la música chilena. Esta vez la excusa era más que perfecta, despedir -o más bien decir hasta pronto- a Erick Ávila, quien se encuentra ad portas de radicarse en el viejo continente.

El 14 de junio fue la fecha escogida. Un frió atroz y un retraso de más de 20 minutos no menguaron una noche que quedaría en la retina de todos quienes se encontraban en la mítica Batuta. Eran más de 20 años de trayectoria los que se iban a presentar, quizás por última vez en mucho tiempo. “Rolled” y “Another Name” daban inicio a un show que comenzó con problemas técnicos en el micrófono de Elizabeth Vásquez. Tras un saludo y algunas bromas sobre los años que pasan sonaba “Caleuche (The Flying Dutchman)”, la cual nunca puede sonar mal. Y tal vez esa mezcla de estilos presentes en el show de los seis mágicos podía crear una atmósfera única, un ambiente familiar. “Do You remember”, “Animal” y “They” continuaron repasando la discografía que los acompañó junto a Ely en las voces. Si bien la ejecución fue perfecta e incluyó un tributo a Star Wars con un extracto de Binary Sunset de “A new hope”, la banda estaba tomando distancia de un show que calentó el ambiente por la cantidad de “sorpresas” y ecos al pasado. En cualquier caso no podíamos negar que estaba sonando bien.

“How to live” y “Why” profundizaron este repaso por los últimos trabajos, relegando a sus primeros y más icónicos trabajos a una mera pincelada. El ambiente se mantuvo así, aunque con cortes de emotividad con discursos de agradecimiento por parte de la agrupación hacia Ávila. Luego fue el turno de “Life and rules” y “No time to grive” en una suerte de meddley destacando lo mejor de “Behind the sorrow”. “It’s not the way” nos devolvió a la emotividad que tan bien caracteriza Vásquez en su suave voz, para ser seguida de “Behind the sorrow” y un break.

El break y el uso de los recursos de setlist nos hizo pensar qué es lo que vendría a continuación. Y es que Ávila no escatimó en jugar con las emociones del setlist, tras lanzar -uno tras otro- los mejores éxitos de la última era de Six Magics, llegaba el turno de “Elizabeth VI”, la cual fue seguida de “Storm” e “Infinite Keeper”, ambas coreadas a todo pulmón por un público que parecía volver a tener 20 años y saltar como si estuviese en el Teatro Providencia. Finalmente “Falling Angels” hacía honor a una agrupación que se despedía con broche de oro, cerrando un repaso por 22 años de música que no olvidaremos.

Setlist
01. Rolled
02. Another Name
03. Caleuche
04. Do You Remember
05. Animal
06. They
07. How To Live
08. Why
09. Life And Rules
10. No Time To Grive
11. It’s Not The Way
12. Behind The Sorrow
Encore:
13. Storm
14. Infinite Keeper
15.  Falling Angels

Pasadas las 23:30 horas las luces se apagan y comienza el turno del proyecto solista de Erick Ávila, quien vuelve vestido con su clásico abrigo negro. “Origen” y “Festejo” caen de cuajo en la Batuta, mostrando lo increíble que se puede lograr con un poco de metal y mucho folklore.
“Binsfeld” aparece majestuosamente para saturar al icónico local de Ñuñoa, acompañada de “Ranco”, ambas pertenecientes a “Oblivion”, tirando toda la carne a la parrilla. Volvimos al foklore con “… y fuimos cueca”, la cual sumada a “Texturas, nos pasearon por la belleza de los sonidos autóctonos de este rincón del sur del mundo. Esto somos y esto seremos, esta pasión y estas progresiones son las que Ávila parecía usar como combustible para el viaje que empezaría pronto. “Lamentos” e “Indómito” claramente serán un plato más que apetecido en el otro rincón del planeta. “La batalla de Tucapel” y “Memorias”, marcarían el fin de un show bastante redondo tanto en lo técnico como en lo escénico. Ávila agradece a los presentes y anuncia “Vica” para cerrar una jornada más que emotiva, pero que aún prometía tener unos últimos tiros.

Así fue como el escenario se viste con los colores de “Trilogía de un Guerrero”, su primer trabajo hace más de 20 años atrás, alejado del mito de Panqueque y del virtuosismo de Gabriel Hidalgo. Esta vez era el turno del verdadero origen de esta historia. Y así fue como Juan Pablo Pizarro (bajo), Nicolás Espinoza (guitarra) y Sergio Villarroel (voz) se suben al escenario y, después de 22 años, dieron vida a “Fuego del Eterno odio” y “Necromante” con lo que fue el cierre más épico que cualquier fan de la banda podía soñar. Así fue como se acabó esta etapa de Six Magics, sin constituir un adiós ni un cierre final. Solo el destino sabe cuándo volveremos a ver a Erick, Elizabeth, Gabriel, Pablo y ahora Alonso Poblete (en reemplazo de Mauricio Nader) dar vida a cuántas canciones pasaron por nuestros reproductores de mp3. Porque el concierto del pasado jueves fue un regreso al pasado, un viaje a la nostalgia, cuando no existía Spotify, cuando descargar música de Ares en baja calidad era una práctica cotidiana y cuando la industria musical chilena era otra. Ese tiempo pasó, Ávila fue capaz de ir más allá y nos regaló la mejor despedida que puede existir.
Gracias por todo, nos volveremos a ver.

Setlist Erick Avila
Intro
01. Origen
02. Festejo
03. Binsfeld
04. Ranco
05. … Y Fuimos Cueca
06. Texturas
07. Lamentos
08. Indomito
09. La Batalla de Tucapel
10. Memorias
11. Vica

Encore Junto a la Formacion Original de Six Magics:

12. Fuego del Eterno Odio
13. Necromante

Review cortesía de: Sebastián Lago
Fotos cortesía de: Mario Miranda


































Dejar un comentario
  • Blogger Comentar con Blogger
  • Facebook Comentar con Facebook
  • Disqus Com Disqus

No hay comentarios :


Galerías

[-Galería][threecolumns]

Especiales

[-Especiales][grids]

Entrevistas

[-Entrevista][bleft]

Info de Concierto

[-Info de concierto][bleft]