#LiveReview

[-Livereview][bleft]

#CDReview

[-cdreview][twocolumns]

#LiveReview Weight of Emptiness + Desire of Pain "El Peso del Vacío Humano"



Ad portas de publicar dentro de este año lo que será su 2do LP titulado “Inmensity” (programado para mayo), los nacionales Desire Of Pain aprovechan el tiempo puliendo con clase su reputación como acto en vivo. La sala SCD Bellavista fue el lugar escogido para ser testigos de un adelanto e lo que será el sucesor del excelente “Fragments Of a Crystallized Absence” (2010), para lo cual hubo que trabajar duro y darle forma a las ideas plasmadas hace solo unos meses en el estudio y que pronto verán la luz en un largaduración que, de seguro, será del agrado de los seguidores del Metal Extremo en su faceta más ligada a la vanguardia y la exploración, algo tan necesario en el género y, a la vez, un remedio para el alma y los sentidos. Por supuesto, la velada también tuvo de anfitriones a Weight Of Emptiness, cultores de una propuesta arraigada en la extensión sonora del Metal y siempre en favor de la vanguardia como motor de expresión y creación.


Sería la intro “Anfractous” la que nos pondría en alerta, apenas se apagan las luces, de lo que se vendría por parte de Weight Of Emptiness, quienes desde el inicio con “Behind The Mask” desplegaron sus virtudes para desarrollar un set que incluyó sorpresas, dando cuenta de un fructífero presente traducido, por ejemplo, en la reciente gira realizada en México hace unos meses en el marco de la promoción del excelso LP debut “Anfractuous Moments For Redemption” (2017), uno de los mejores trabajos que nos dio la temporada pasada a nivel local. “Cancer”, “The Silence”, “Weight Of Emptiness” y “Unbreakable” conformaron un set contundente y perfecto para apreciar las virtudes de una agrupación conformada por músicos de primer nivel dentro de la escena metalera nacional, todos aportando con lo suyo cuando se trata de abrir puestas a otros rumbos dentro de un género como lo es Metal Extremo, donde un número de posibilidades y colores se conjugan en una misma línea. Todo aquello es posible cuando las guitarras de Juan Acevedo y Alejandro Bravo conforman la muralla de sonido con que el quinteto impone sus términos, mientras el baterista Mauricio Basso se despacha una clínica de elegancia y poder en cada golpe y compás con que la bestia que pareciera salir del agujero formado en el oscuro firmamento cobre vida para arrasar con todo. Entre tanto, da gusto poder apreciar la versatilidad con que Alejandro Ruiz intercala la crudeza del Death Metal con líneas melódicas que dan cuenta de la oscuridad espiritual que refleja la música, una mezcla certera entre belleza y sufrimiento. Por supuesto, mérito también para el bajista Manuel Villarroel, el encargado de expandir las bajas frecuencias hacia lo más hondo del alma, a la vez que acompaña en la segunda voz a Ruiz con una presencia necesaria cuando se trata de generar multidimensionalidad dentro de la metralla guitarrera.

Además del material correspondiente a la mencionada placa, las sorpresas también fueron protagonistas, primero con la inclusión de “The Flame”, anticipo de lo que será el siguiente trabajo en estudio, ya en proceso de preproducción. Y una vez terminada la presentación, pudimos visionar el reciente video realizado para “The Silence”, cuyo concepto nos recuerda un compromiso con la realidad más evidente de lo que podríamos pensar, a lo que sumamos un nivel de cohesión entre sus componentes, donde nada sobra ni falta. Esa realidad que nos pudre a diario puede transformarse en luz cuando la música fluye hasta lo más profundo de nuestros corazones sangrantes. Lo que genera Weight Of Emptiness tanto en vivo como en el estudio es la prueba irrefutable de que la categoría está presente y canalizada como debe ser: siempre en favor de la búsqueda y la emoción. Peso y vacío, van de la mano mucho más de lo que podemos imaginar.


Poco después, la intro “Everything” nos prepararía de inmediato para el viaje sonoro con que Desire Of Pain nos deleitaría durante poco más de 1 hora. El inicio con “Whisper Of Death” llegaría como un puñetazo sónico de primer nivel, con el cuarteto liderado por Sebastián Silva –guitarra y voz- demostrando desde el primer riff que estos días previos al próximo lanzamiento del su nuevo álbum son suficientes para establecer la conexión inmediata con el debut “Fragments Of a Crystallized Absence” (2010), en el escenario, donde corresponde y se da esta multiplicación de dimensiones y sabores. Todo aquello queda comprobado fehacientemente con el single “Ascension”, el single correspondiente al próximo “Inmensity” y muestra irrefutable de lo que nos depara esta temporada con uno de los exponentes más importantes del Post-Metal en la década en curso.


La orientación marcadamente progresiva en “Confession/Regret” y la furia incendiaria de “The Moon Is Stained In Blood” encajan perfectamente en el presente con que “Aeon” y “Vertigo” encarnan un momento en que algo está pasando en la banda en lo que respecta a creatividad, trabajo y actitud. El liderazgo que ejerce Sebastián Silva como motor y alma de la banda cala hondo en nuestros sentido –un intérprete que realiza su tarea con la emoción y la búsqueda infinita guiando su camino-, de la misma forma en que Marcelo Fuenzalida aporta con la sonoridad camaleónica con que el Metal Extremo y la psicodelia se encuentran y unen fuerzas con una maestría inusual en el medio, mientras Misael Torres despliega sus virtudes en el bajo con una clase única. En la batería, ¿qué se puede decir de una bestia como Alejandro Vásquez? Un todo terreno como pocos, seguramente el mejor ejemplo sobre lo que significa combinar pasión, maestría y buen gusto en una interpretación asesina. Y esa sensación es la que flota en el aire, al cierre con “Destroy The Madness” –el bajo de Misael Torres provocando escalofríos por un pequeño instante- , un final perfecto para una presentación arrolladora, incluso pese a la poca asistencia. De todas maneras, una cosa es segura: la vanguardia como actitud prima ante todo y en diversas formas. El Metal, contrario a lo que se suele pensar, es una herramienta que abre puertas hacia otros mundos y pensamientos.  El presente se avizora luminoso y en grande, dentro de la oscuridad aparente.  Todo es posible cuando la música nos recuerda cuánto pesa el deseo por el vacío doloroso que rige el destino de la humanidad.

Escrito por: Claudio Miranda
Fotos por: Tay Martinez


Dejar un comentario
  • Blogger Comentar con Blogger
  • Facebook Comentar con Facebook
  • Disqus Com Disqus

No hay comentarios :


Galerías

[-Galería][threecolumns]

Especiales

[-Especiales][grids]

Entrevistas

[-Entrevista][bleft]

Info de Concierto

[-Info de concierto][bleft]