#LiveReview

[-Livereview][bleft]

#CDReview

[-cdreview][twocolumns]

#Lista: Hang the Pope: Diez canciones para darle la bienvenida al Papa en nuestro país


Estamos a solo unas cuantas horas de la visita del Papa Francisco I a nuestro país, un momento histórico tomando en cuenta que, luego de poco más de tres décadas -desde la recordada venida del extinto papa Juan Pablo II, con un repleto Estadio Nacional incluido-, un Sumo Pontíficie, el máximo jerarca de la Iglesia Católica, pone un pie en territorio nacional. Sin duda se trata de un acontecimiento importante para la comunidad religiosa y por eso el equipo de Resistance hemos elaborado una selección de canciones para recibir con júbilo y emoción al Santo Padre y embajador de Dios Todopoderoso durante los próximos días.

1.- Nuclear Assault - "Hang The Pope": Al hueso, nada de metáforas rebuscadas ni rodeos. Como precursores del grindcore pese a su naturaleza Thrash, Nuclear Assault no se anda con chicas cuando se trata de decir las cosas por su nombre. En solo 40'' podemos imaginarnos pateando las puertas del Vaticano y llegar hasta la habitación del Papa para ajusticiarlo como lo que realmente es y ha sido a lo largo de la historia: un criminal que encubre a otros criminales, como casi toda autoridad en el mundo. ¿Es necesario profundizar?


2.- Exhorder - "Slaughter in the Vatican": Más allá de lo extremadamente violento del título, la letra es una clara denuncia hacia la hipocresía propia de una institución que se ha mantenido en el poder en base a la corrupción, cual organización mafiosa. "Si el padre de la Iglesia está para guiarte y enseñarte, entonces por qué él no sigue las reglas? Imita al hijo del hombre y vive con los pobres, en vez de temerle mientras está de gira". He ahí el gran mérito de bandas como Exhorder: música violenta que represente la esencia de una humanidad putrefacta que utiliza la religión como pretexto para saciar su sed de placer y sangre. Siete minutos de masacre sonora y un contenido lírico cuya contingencia es irrefutable e incuestionable hasta hoy.


3.- Slayer - "Cult": Si hablamos de religión, el repertorio de Slayer tiene referencias de sobra. Perfectamente podríamos citar "The Antichrist", un favorito de los primeros años antes del estallido con el insuperable Reign In Blood (1986). Pero precisamente es en discos como God Hates Us All (2001) y Christ Illussion (2006) donde la banda nos deja en claro que entre más pasan los años, más mierda podemos encontrar en el mundo. La religión es el mejor ejemplo y el track 9 de su trabajo editado en 2006 contiene una de las piezas que refleja la decadencia de una humanidad cada vez menos razonable y entregada a la desesperación viral que nos vende la "Sagrada Biblia". "Cult" debe contener, por lejos, una de las mejores letras jamás escritas -y gritadas- dentro del Thrash y el Metal en general, con un coro que no requiere de ningún análisis meticuloso: "La religión es odio, la religión es miedo, la religión es guerra...". Más claro echarle agua.


4.- Vital Remains - "Dechristianize": El himno máximo de uno de los máximos exponentes del Death Metal. Casi 10 minutos de maestría musical al servicio de un concepto que define la verdadera cara del cristianismo, una doctrina enmascarada en un mensaje de amor fraterno para la humanidad y que, sin embargo, ha encarnado, a lo largo de la historia, la cara más horrorosa de una sociedad que valida el crimen, la guerra y la represión bajo el argumento de "la voluntad de Dios". Si el Death Metal se ha mantenido en la brecha durante el nuevo milenio, es porque Vital Remains es de esas agrupaciones que le dio un sentido al género más allá de la música, batallando sangrientamente contra la tiranía del cristianismo, la más grande y poderosa de todas las sectas que rigen en el mundo.


5.- Weichafe - "Dios es solo para algunos": Una de las canciones más lúgubres de la destacada banda nacional, cuya letra nos invita a reflexionar sobre la existencia de un ser todopoderoso cuya "omnipotencia" se reserva reservada a una élite, mientras la gente común debe lidiar a diario con la miseria cotidiana y la falta de oportunidades. La existencia de esa fuerza superior llamada "Dios", una broma de la vida de la que aún un altísimo porcentaje de la población parece no reponerse. Dios no está con la gente que se saca la cresta a diario para 'parar la olla', pero sí con el 1% dueño del mar, la salud y la educación. Para qué hablar de los pedófilos con sotana y los encubridores de estas aberraciones, estos señores tienen a Dios a su lado, incluso cuando cometían abusos de los que hay pruebas y testimonios fehacientes. Curioso, no?


6.- King's X - "Mission": Cuando se habla de Rock o Metal cristiano, de inmediato se nos vienen a la mente bandas como Stryper, referentes máximos del género durante los años '80. Pero mientras las letras de los californianos consistían, prácticamente, en incontables alabanzas a Dios en clave Heavy Metal (algo así como Manowar, pero 'canutos'), hubo otra agrupación que no tuvo empacho en dejar en claro que el cristianismo, como filosofía y forma de vida, iba mucho más allá. King's X, el trío liderado por su icónico cantante y bajista Doug Pinnick, se la jugó por un fuerte y directo discurso de denuncia, dirigido hacia las autoridades de una institución que utilizaba el nombre de Jesucristo para justificar el escándalo y la codicia. Original del supremo Gretchen Goes To Nebraska (1989), "Mission" se erige como una pieza repleta de actitud y honestidad, a lo que se suma una consistencia musical que le valdría a los de Missouri el título de 'pioneros del grunge' -en palabras del propio Jeff Ament-, aunque también podemos apreciar la notoria influencia progresiva por parte de Rush y Genesis. Obligatorios.


7.- Pink Floyd - "Sheep": Más allá de la reconocida inspiración en la novela Animal Farm de George Orwell, Animals se erige como un reflejo del mundo moderno en constante decadencia, siempre al borde del abismo. Profundizando en el concepto del álbum, nos encontramos con una sociedad representada por tres tipos de animales: los cerdos -gobernantes y empresarios-, los perros -la policía y los militares- y, en especial, las ovejas. Estas últimas representan a la gente que, en vez de pensar por sí misma, se limita a obedecer las órdenes de los animales mencionados anteriormente. ¿Algún nexo con la religión? Siempre, sobretodo si consideramos que la superstición y el terror conforman herramientas de manipulación que perfectamente nos pueden hacer creer en la existencia de un paraíso para las almas que se portan bien en vida y un infierno para quienes pecaron y faltaron a la palabra de Dios. Un pasaje a destacar de "Sheep" es la versión alterada del Salmo 23 -conocida como "El Señor es mi Pastor"- , donde la dependencia absoluta de Dios por parte del ser humano deja en evidencia nuestra nula capacidad de pensamiento crítico, suficiente como para obedecer ciegamente las órdenes de las autoridades, quienes no tienen escrúpulos en ejercer control sobre las masas hasta el punto de sobrepasar los límites de lo ético y lo moral. Por lejos, el mejor ejemplo de cómo los conceptos de Pink Floyd (Roger Waters) ejercieron un compromiso irrefutable con la realidad que envuelve al ciudadano común, nosotros.


8.- Metallica - "The God That Failed": Para el común de la gente, la religión es sinónimo de sanación de acuerdo a la voluntad de ese ser todopoderoso al que llamamos Dios. Pero cuando tenemos al alcance la medicina producida por los recientes avances de la ciencia y nos rehusamos a ella porque nuestras creencias nos prohíben recibir esa ayuda vital para nuestra salud, entonces hay algo que no cuadra. Precisamente esa fue la idea que reflejó James Hetfield en una letra de su autoría, basada en la traumática pérdida de su madre, a quien un cáncer tratable terminó arrebatando su vida porque "Dios así lo quería". Un hecho a destacar es que, mientras el común de las bandas de Thrash Metal hablaba sobre demonios, Metallica dio el paso adelante al referirse a un Dios inoperante que nos deja expuestos al sufrimiento y la muerte en vez de ayudarnos mediante su "inmenso poder".


9.- Motörhead - "God Was Never On Your Side": Ateo declarado, Lemmy siempre la tuvo clara: no tuvo pelos en la lengua en hacer de este blues una Declaración de Principios respecto a la existencia de un Dios oculto e invisible y que, curiosamente, está siempre del lado de los poderosos. Está claro que el Dios del que habla el Papa y todos los jerarcas que residen rodeados de lujos en el Vaticano no es en absoluto el mismo en el que creen los más desvalidos. ¿O acaso -aludiendo un titular de prensa de hace unos días- realmente le consultó a los pobres sobre la próxima "visita ilustre"?


10.- Ratos de Porão - "Igreja Universal": Una cosa es denunciar los males de la religión, otra bien distinta es propinarle un puñetazo a la cara y volarle los dientes y, si es posible, fractura de tabique incluida. Los brasucas saben de lo que hablan al referirse a la violencia con que la Iglesia nos impone su doctrina mediante la falsificación y la parafernalia. El fanatismo religioso, el engaño y la histeria en torno a la figura ficticia del "Hijo de Dios"...todo resumido en un track repleto de rabia y suciedad, sensaciones latentes ante el devastador efecto producido en una mayoría que ve en Dios el camino y la verdad. Suena cliché pero la postal de hace tres décadas, con la gente en las calles presenciando el paso del Papamóvil, ad portas de repetirse dentro de unos cuantos días, es motivo suficiente para ponerle play y a todo volumen.


Bonus Track

Opeth - Still Life (1999): Si bien el concepto del álbum consiste en la historia de un amor trágico, la verdad es que el motivo principal radica en la religión como origen de toda secta. Una pareja cuyo amor es truncado por las leyes de una comunidad que no escatima en castigar a quienes pasen a llevar alguno de sus dogmas, lo que en su momento fue (mal)interpretado como apología al satanismo, debido a la reputación cosechada por los suecos en esos años dentro del Metal Extremo promediando la década del '90. La realidad es que, tal como lo admitió hace unos años el mismo Mikael Akerfeldt, Still Life consiste en una ácida crítica hacia los dogmas de la religión y a quienes las siguen sin cuestionamiento, sin importar el perjuicio provocado en nuestros seres queridos. Algunos lo llamaron anti-cristianismo a secas -incluyendo el propio músico sueco, alimentando una polémica quizás 'necesaria' para que el nombre de Opeth emergiera desde las profundidades del underground en esos años-, pero la verdad es más simple de lo que uno podría creer: el cristianismo, originado como pensamiento filosófico -eso dice la Biblia, no nos pregunte a nosotros-, no tardó en mutar en una secta legalizada y a gran escala. La misma secta que ha permitido y ordenado infinésimos y horrendos crímenes "en nombre de Dios" y cuyo líder pisará suelo chileno dentro de las próximas horas.


Escrito por: Claudio Miranda
Dejar un comentario
  • Blogger Comentar con Blogger
  • Facebook Comentar con Facebook
  • Disqus Com Disqus

No hay comentarios :


Galerías

[-Galería][threecolumns]

Especiales

[-Especiales][grids]

Entrevistas

[-Entrevista][bleft]

Info de Concierto

[-Info de concierto][bleft]