#LiveReview

[-Livereview][bleft]

#CDReview

[-cdreview][twocolumns]

#LiveReview: Satan Rules Festival "Infierno desatado"




Luego de una tarde extremadamente calurosa de viernes, en The Resistance dirigimos nuestros pasos al Arena Recoleta para ver el infierno mismo que tendría lugar en el recinto de calle Einstein. En una jornada que prometía no bajar la temperatura del lugar con fuego infernal.


Con un ligero retraso según el programa publicado, Mourning sun abre los fuegos del festival sobriamente con su Doom Metal lento y atmosférico, en más de una oportunidad se sintió que el teclado se “comía” a la guitarra en cuanto a presencia sonora, cosa que no mermó en nada la interpretación general, notable también la interpretación de Ana, su vocalista, quien siempre desde el centro del escenario lograba proyectar su voz a todo el recinto. 


Luego sería el turno de Kur, que darían un show breve pero potente, de tres canciones, para continuar con  Godless, que se tomaron una pausa considerable antes de su presentación y nos dieron una muestra de su Death Metal más pausado, pero igual de pesado y agresivo. Posteriormente sería el turno de Atomic Aggressor, los veteranos del Death nacional tienen años de  experiencia y han hecho escuela, cosa que quedó demostrado en un show acotado, pero de categoría. Notable es ver como se deben a su público y a la propia escena nacional, temas como “Bloody Ceremonial” o “The Hallucination” convirtieron los tímidos cabeceos de hasta entonces en un mosh bastante más intenso. Notable la presentación de los últimos locales.


            Luego de una nueva pausa prolongada pasamos a la parte confusa del festival, cabe mencionar que todo el festival fue realizado con un retraso que se iba acentuando conforme iban las bandas subiéndose al escenario y, terminando la presentación de Atomic Aggressor vino una pausa particularmente prolongada, donde muchos de los presentes empezaban a preguntarse si alguno de los invitados internacionales se habría bajado del festival. Según el programa, luego de Atomic Aggressor, sería el turno de Acheron, las dudas sólo incrementaron cuando, en vez de éstos, se comienza a instalar el lienzo de Gorgoroth, la hora pasaba y entre dudas se escucha “Marche Funebre”, tema de Chopin que es el encargado de abrir los shows de los noruegos.


            Así, para sorpresa de todos los presentes, Gorgoroth entra en escena y disparan “Bergtrollets Hevn” y “Aneuthanasia”, luego, en “Prayer”, en medio de la canción, por algún fallo hubo un corte de luz que dejó a la banda sin amplificación, por lo que se retiraron rápidamente con cara de estar muy cabreados. El público comenzó a sacar conclusiones rápidamente, algunos incluso dando por finalizado el show del quinteto de Bergen. Por suerte, la banda vuelve a escena luego de varios minutos. Hoest, quien viene cantando con la banda desde hace un par de años sólo se limita a presentar la siguiente canción “Katharinas Bortgang” y seguir como si nada hubiese pasado, mejor así. “Revelation Of Doom” fue coreada enérgicamente entre los presentes con un “eh eh eh eh!” y una vez terminada coreando “Gorgoroth! Gorgoroth!”, cosa que anima a Hoest, quien acerca el micrófono a la primera fila en un gesto de agradecimiento (N. de E. las comparaciones son odiosas, pero Gaahl ni se inmutaba ante estas muestras de aprecio por parte del público) “Forces of Satan Storm” fue otra de las que fue coreada enérgicamente por la audiencia, que a esas alturas estaba entregada a la banda, incluso algunos en primera fila que trataban de arrimarse fueron “pateados” por Hoest que los miraba luego con una mueca de desprecio, cosa que se repite luego en “Incipit Satan” donde incluso un fanático logra pararse en el escenario y le da una breve pelea al encargado de seguridad que pudo echarlo abajo con bastante esfuerzo. En “Krig”, Hoest pide un aplauso para el único miembro original que queda desde la fundación de la banda, Infernus, quien lo agradece con apenas un movimiento de cabeza. “Kala Brahman” daría el paso a “Unchaun My Heart” que cierra el show y, como era de esperarse, escuetas palabras de agradecimiento y la banda se retira, extrañeza causó en los presentes el breve regreso de Infernus haciendo algo parecido a una reverencia en agradecimiento, gesto que nos sorprendió a varios.

            Siguiendo con el tema del horario, muchos ya dieron por terminado el recital y comenzaron a retirarse. Sólo cuando vimos que se estaba instalando el telón de Acheron, nos dimos cuenta que no se bajaron, como se venía especulando, sino que sólo hubo un enroque en el show internacional, quedando los norteamericanos a cargo de cerrar el Festival, quienes salieron a escena pasada la medianoche, con un público bastante menos abultado que el de Gorgoroth.


            De mano de una intro instrumental, el siempre enigmático Vincent Crowley entra con su icónica máscara y rápidamente comienzan con “Daemonum Lux”, agradeciendo al público pide alzar las manos con la señal de la mano cornuta, para dar paso a “Legion Of Hatred”, luego de “Satan Holds Dominion” Vincent toma la palabra para decir que estaban celebrando los 20 años de su disco “Anti-God, Anti-Christ (1996)” por lo que nos dan una pequeña muestra de ese álbum, con temas como “Fuck The Way Of Christ”, Shemhamforash (The Ultimate Blasphemy)” y “Baptism for Devlyn Alexandra”, para finalizar su esa sección con el cover de NON que ya han hecho suyo: “Total War”, en “The Apocalypse”, Crowley pide coros que son respondidos flojamente por la audiencia, que a esas alturas mostraba señales evidentes de cansancio, pero se entregaba lo mejor que podía, y esto Vincent lo agradecía. “We Are Gods” nos da una muestra de poder y técnica notable, donde los guitarristas intercambian solos haciendo una orgía de pura pirotecnia guitarrística, situación Similar pasa con “Prayer Of Hell” en los coros. “Raptured to Divine Perversion” vuelve a encender a la audiencia que moshea al ritmo frenético de Acheron. “Church of One” y “Thou Art Lord” fueron otros de los puntos álgidos de la jornada “Life Force” daría paso a la salida de rigor, para volver luego de una breve pausa a rematar la faena con la infaltable “Ave Satanas”.

            Es notable ver el nivel de la escena nacional en comparación con la extranjera y ésta clase de eventos y/o festivales nos dan una muestra clara de ello, situación que se hace notoria, por ejemplo, con los que abrieron, Mourning Sun, que venían de vuelta de una gira por Europa, o los propios Atomic Aggressor, que pueden pararse de tú a tú, y ofrecer un show contundente que no tiene nada que envidiar al de sus colegas europeos o estadounidenses (o de cualquier parte del mundo), El festival fue largo pero las agrupaciones elegidas dieron un espectáculo que no dio espacio para el tedio, salvando algunas esperas que parecieron interminables. Es quizás en éste punto donde viene el único pero del Satan Rules Festival, el horario, iniciar un festival a las 6 de la tarde, dada la cantidad de bandas presentes pareció apropiado, lamentablemente los constantes retrasos hicieron que se alargara demasiado, y Acheron, que fue el último grupo en tocar haya terminado casi a las 2 de la mañana y con bastante menos público debido a que luego de Gorgoroth éste iba abandonando el recinto de a poco.


            Más allá de todo, fue un festival notable, con un buen grupo de bandas que mostrar y que cumplió lo que prometió, de hacer una fiesta blasfema, y desatar el infierno en Recoleta.

Escrito por: Pablo Hurtado
Fotos por: Tay Martinez











































Dejar un comentario
  • Blogger Comentar con Blogger
  • Facebook Comentar con Facebook
  • Disqus Com Disqus

No hay comentarios :


Galerías

[-Galería][threecolumns]

Especiales

[-Especiales][grids]

Entrevistas

[-Entrevista][bleft]

Info de Concierto

[-Info de concierto][bleft]