#LiveReview

[-Livereview][bleft]

#CDReview

[-cdreview][twocolumns]

#LiveReview: Aniversario 17º de Rockaxis "Una fiesta llena de Rock"


El Teatro Teletón fue el establecimiento escogido para el aniversario número 17 de uno de los medios de comunicación más importantes del país, en cuanto a cobertura de música rock y metal, además de cumplir un importante rol en lo que se refiere a fomento de este tipo de música en Chile.
Rockaxis quiso celebrar en grande su cumpleaños y para esto organizó un pequeño festival, que trajo músicos de nacionales e internacionales para animar la fiesta del medio que dirige “Coté” Hurtado. Rockaxis juntó bandas de distintas generaciones y géneros, pero que siguen un mismo rumbo dentro de la música.


Tenemos Explosivos fueron los encargados de abrir el evento. Los representantes del hardcore chileno tocaron su obra más conocida, Derrumbe y Celebración, estrenada en el año 2012. Probablemente este sea su álbum más importante hasta hora, puesto que los hizo conocidos dentro de un género que está muy desarrollado y cada día toma más fuerza en nuestro país.
Personalmente no era la primera vez que veía en vivo a Tenemos Explosivos, así que no me sorprendió. El solo de trompeta de “Un banquete para Tiestes”, que sonó super. Para aquellos que son fans acérrimos de la banda, era una buena oportunidad para verla presentarse en vivo, puesto que Eduardo Pavez (Vocalista), actualmente vive en Londres, por lo que es complicado ver al conjunto en vivo.



La segunda agrupación en salir fue Mandrácula. Liderados por Pancho Rojas (Ex integrante de La Banda del Capitán Corneta y Dama Juana), tocaron su trabajo más importante, Sexy, el segundo disco de Mandrácula, estrenado el 2001 en La Batuta. No todos los días se tiene la oportunidad de ver una de los grupos más importantes del rock de los 90 en Chile y la verdad es que sonaron espectacular logrando cautivar al público presente. Para las canciones “Narcopolítico” y “Mutaburrasaurux rex”, Mandrácula invitó al escenario a Ra Díaz, bajista chileno que desde 2016 hace patria siendo parte de Suicidal Tendencies, al subir al escenario el Teletón se vino abajo, ovacionando al músico. Luego Pancho Rojas quiso homenajearlo, con “Buenos Muchachos”, pero antes de tocar la canción señaló que Ra Díaz era un buen muchacho. Claramente debe serlo, es parte de Suicidal Tendencies, dudo que sea un mal muchacho.


Posterior a Mandrácula, salió Rama. Con una destacada trayectoria dentro del rock y el metal alternativo del país, lo que los llevó a ser parte del Festival Lollapalooza en la edición del año 2014. Para esta ocasión presentaron Disco Amarillo del año 1999, que prendió  inmediatamente al público, donde se logró una atmósfera muy especial cuando tocaron “Cactus”, incluso, Daniel Campos (guitarrista), antes de empezar dijo: “Ahora podemos volarnos”. “Kilómetros”, fue una canción determinante en la noche, ya que formó el primer mosh de la jornada.


Luego le tocó el turno a los curicanos, Kuervos del Sur, con su tan aclamado Vuelo del Pillán. Poco a poco el Teletón iba llenando sus localidades. Kuervos del Sur, autodenominan su música como Rock Alternativo con sonidos de los andes. Sin embargo, son bastante pesados como para denominarse Rock Alternativo, probablemente ocupan este término debido a la inclusión de instrumentos que son propios de Folclore, lo que genera una mezcla muy interesante y llamativa.
La gente enloqueció con Kuervos del Sur, saltando y cantando las canciones de este álbum, que no tiene mucho tiempo, de hecho fue estrenado recién el año pasado, pero ha sido un trabajo que ha dado mucho que hablar, reuniendo a viejos y nuevos fanáticos de la banda. Realizaron un homenaje a Los Jaivas, una de las bandas más importantes en la historia de Chile y leyendas del rock chileno, haciendo una versión de “Águila Sideral”, que cautivó a todos los que estábamos en el establecimiento ubicado en calle Rosas.

Los encargados de suceder a Kuervos del Sur fueron los colombianos de Diamante Eléctrico. Los que ganaron dos premios Grammy Latino y telonearán nada más ni nada menos que a The Rolling Stones, fueron el primer invitado internacional en ocupar el escenario del aniversario número 17 de Rockaxis. El trío tiene un estilo muy parecido al conjunto de Royal Blood, pero con tintes de pop. Probablemente fueron la banda más “popera” de la noche, sumándole el desconocimiento del público que los perjudicó, ya que pasaron prácticamente desapercibidos en la velada.


Llegó el turno de la banda más pesada de la noche. Criminal llegó al escenario para tocar por dos aniversarios: el primero por los 17 de rockaxis y el segundo para conmemorar los 20 años de uno de los discos más importantes de los liderados por Anton Reiseneger, Dead Soul.
De la mano de canciones como “Hijos de la Miseria” y “Slave Master”, el desorden y la energía se apoderó del recinto, dejando el claro que Chile posee una fanaticada fiel al metal, que a pesar de la ley del hielo realizada por la industria musical convencional, sigue más viva que nunca gracias a la autogestión y es permeable a todas las edades y generaciones. Incluso un fan de Criminal de 40-50 años se me acercó muy emocionado y me comentó que esta presentación le recordaba a las tocatas realizadas en el desaparecido Gimnasio Manuel Plaza, ubicado en Plaza Egaña y en la Sala Lautaro ubicada en Gran Avenida durante finales de los 80 y principios de los 90 durante el desarrollo del género en Chile.


Luego llegó el momento de los Weichaferos de corazón. Weichafe fue la banda que más popular de la noche, y la que más disfrutó el público. Tocaron canciones de su álbum homónimo, también conocido como disco rojo, debido al color que tiene la carátula. Salieron en escena y un inmenso lienzo rojo con la palabra “Weichafe” comenzó a moverse por el público, además de una bandera con la W, logotipo característico de la banda. Quienes tocaron en el Festival Cosquín Rock en las versiones del 2004 y 2005, e hicieron cantar al público con himnos del disco rojo como “Sobras de Ayer” y “Dios es solo para algunos”. Los liderados por Angelo Pierattini sorprendieron al público con un homenaje a Violeta Parra, destacando su importancia e influencia en la música y cultura no solo de Chile, sino también de Latinoamérica, versionando el famoso “El rin del angelito”, en dónde invitaron a Franz Mesko en el saxofón, al productor Andrés Celis y el baterista de Como Asesinar A Felipes, Felipe Salas. El Show terminó con un clásico, “Pichanga”, momento muy eufórico de la noche. La energía y el desorden volvieron a tomarse el lugar, más aun cuando Angelo Pierattini comenzó a nadar por el público para compartir con este. La verdad la gente quedó con gusto a poco, pero debían respetar los tiempos.


John García era el plato fuerte de la noche, sin embargo para su presentación la convocatoria bajó. García y su banda salieron a las 1 de la mañana. García ya conocía este recinto debido a que había tocado con Kyuss en el Teletón el año 2011. John quien participaba en bandas muy importantes dentro del stoner como Slo Burn, Hermano y Kyuss, banda dónde compartió con Josh Homme, líder de Queens of the Stone Age y con el ex bajista de esta agrupación, Nick Oliveri. El agradable sonido stoner invadió el recinto, habiendo mucha euforia en la presentación de John García, tocando canciones como “Whitewater” y “Thumb”. El show finalizó aproximadamente a las 2.20 de la mañana y la fanaticada quedó con gusto a poco, pero eso siempre pasa, el público siempre querrá un poquito más.

Posdata: En las pausas entre una banda y otra, pusieron solo canciones de Metallica, se me hizo imposible no sonreír.
Escrito por: Álvaro Alfaro
Fotos por: Priscilla López
Dejar un comentario
  • Blogger Comentar con Blogger
  • Facebook Comentar con Facebook
  • Disqus Com Disqus

No hay comentarios :


Galerías

[-Galería][threecolumns]

Especiales

[-Especiales][grids]

Entrevistas

[-Entrevista][bleft]

Info de Concierto

[-Info de concierto][bleft]