#LiveReview

[-Livereview][bleft]

#CDReview

[-cdreview][twocolumns]

#LiveReview: Sepultura "Más vigentes que nunca"


La noche del 21 de octubre de 2017 es una fecha que difícilmente podremos olvidar, ya sea por la cantidad de shows tanto nacional como internacional que tuvimos, así como también la calidad de estos mismos.

Dentro de este ánimo, hay que destacar que lo vivido anoche en el teatro Cariola fue realmente alucinante, con altos y bajos, pero poniendo en la balanza, el saldo de anoche es más que positivo.

Sepultura volvía a Chile presentando su más reciente trabajo titulado Machine Messiah, con una gira mundial donde ya han recorrido Europa y ahora están por Sudamérica. Mezclando el set list, con canciones del último disco, otras de la época actual y junto a los clásicos de toda la vida, hacen de este show interesante para ver en vivo
.
Pero esto comenzó antes, y no comenzó con Sepultura, comenzó con las bandas teloneras que cumplían con la siempre ingrata pero necesaria misión de calentar los motores, y los elegidos eran dos bandas chilenas, los porteños Nad Sat y los santiaguinos Dezaztre Natural.


A eso de las 20 horas en Chile continental se daba comienzo al concierto con Nad Sat siendo la banda que abría, con un teatro Cariola a un 10% de su capacidad, o quizás menos. Considerando además, que el segundo piso no fue habilitado, más vacío se veía aún. Pero el amor por la música es más fuerte que todo eso, y Nad Sat salió a dejar todo en el escenario, como siempre se debe hacer, no es importante si hay mil, diez mil o diez personas presentes.

Con un show sólido, tomando en cuenta la experiencia de la banda con sus 20 años de trayectoria, sabían exactamente que hacer, no exentos de problemas de sonido, algo que lamentablemente es un habitual en el teatro Cariola, donde el sonido rebota mucho y es muy difícil poder entender lo que cantan (incluso cantando en español). También con problemas de audio en los micrófonos que acoplaban.

Es cierto, esa no es responsabilidad de la banda, más bien es del sonidista, pero al ser la banda la que está en escena, son los que se ven apuntados con estas fallas. Pero la actitud de los muchachos de Nad Sat para incluso tomarse con humor estos inconvenientes, al final terminan siendo ha favor y se ganan el cariño del público que los aplaudió y disfruto de su presentación. Saliendo del paso y demostrando los años de experiencia que llevan a cuestas.  Fin del show y cambio rápido de implementos porque el tiempo apremia, desmontando rápido los elementos de la batería de Nad Sat para instalar lo del siguiente batero, cambio de cableados y todo listo para que en un lapso de menos de 15 minutos, comiencen los acordes de la siguiente banda a presentarse, Dezaztre Natural.


Banda que presenta su trabajo lanzado el año pasado titulado Autoexterminio. Disco que ha sido muy aclamado por la crítica y que le ha dado tremendos réditos y presentaciones. Como medio, ya hemos tenido la oportunidad de verlos en vivo, pero si hay algo que se puede decir, es que Dezaztre Natural nunca aburren en vivo, todo lo contrario, te mantienen siempre expectantes, potentes y pichuleros como ellos solos, son de esas bandas que te traen todo el Hardcore Punk furioso y con contenido como si fuera un literal golpe a las bolas sin aviso. Los problemas de sonido tuvieron una mejora pero seguía siendo difícil poder entender todo lo que ocurría en el escenario, incluso cuando hablaban. Cosa que a la gente presente parecía no importarle mucho, disfrutaban de la banda que hacía un repaso por su disco que tantas buenas críticas les trajo y que incluso los tuvo como postulantes a mejor disco 2016, y como no, si canciones como 77, Disekción o Hidrodeath se vuelven temas que esperas oír siempre.


Con fanaticada incluida, y hasta con bengala en su última canción, la banda terminaba su presentación que duró alrededor de 30 minutos, con un show sólido, y demostrando en cada presentación que ningún escenario les queda grande. En resumen, tanto Nad Sat como Dezaztre Natural se jugaron la vida para dar espectáculo y estar a la altura de los grandes, con problemas en el audio, pero que supieron sortear y salir airosos. Mis respetos a ambas bandas.


Pasadas las 21:30hrs en Chile continental, las luces del teatro se apagaban, la señal que la espera había terminado. Comienzan a sonar la intro envasada que han llevado a lo largo de esta gira, y con la apertura del telón, todos sabíamos que el momento había llegado, Sepultura subía al escenario del Teatro Cariola y presentar su Machine Messiah World Tour.

Con un Cariola no lleno, es cierto, con varios espacios libres por donde moverse sin problemas, pero que no hacía más que confirmar algo a estas alturas, obvio. Los fans actuales de Sepultura, son los que están con la banda siempre, los que de verdad sienten a Sepultura como una banda emblema. Anoche estaban los que tenían que estar. Así de simple.


Entrando de lleno con la presentación de su nuevo disco, las primera canciones en sonar fueron los singles I Am The Enemy (que sonó poderosa) y Phantom Self. Sin descanso ni palabras, pasan inmediatamente al tema Kairos proveniente del disco homónimo. Tiempo para saludar a los fans chilenos, donde la misma banda en voz de Green agradece el apoyo de Chile y lo importante que ha sido la fanaticada chilena a su carrera. Luego de eso, suena el temazo Desperate Cry del también discazo Arise del 91. Lo cual seria una pista de lo que vendría preparado más adelante en la jornada sabatina.

A continuación suena el tema que da nombre al disco y al cual le están realizando esta gira, Machine Messiah con su sonido potente pero a vez triste, como una especie de balada, llena ese espacio que es muy poco habitual dentro del género extremo del metal, lo que, personalmente, siempre me ha parece arriesgado y a la vez valiente por parte de los brasileños que sin importarle los posibles ataques que puedan recibir, hacen lo que quieren y disfrutan lo que hacen. Momento de hablar con el público nuevamente, mostrar sus respetos a la fanaticada, y Andreas Kisser en español diciendo que también hay material del viejo Sepultura para tocar. Así es como suena Inner Self. Una segunda pista de lo que sucedería más adelante. Canción coreada por todo el teatro que a esa altura era una caldera.
Continuando con las canciones de Machine Messiah, llega la que, a mi parecer, es una de las grandes composiciones que nos entregó dicho disco, Sworn Oath, incluso con la base de violines sonando de fondo, pero con los problemas de audio que habitualmente se dan en el Cariola, fue muy difícil notarlo.


Canción terminada, se apagan las luces, y comienzan los acordes de la instrumental progresiva Iceberg Dances. Realmente, y quizás dando más una opinión personal, realmente un lujo poder disfrutar de un tema de ese calibre en vivo, y por una banda que yo no espero que haga composiciones de ese tipo. Hay una frase que circula en Internet que dice: "Un baterista de Jazz toca 3 mil notas frente a 3 personas. Un baterista de Rock toca 3 notas frente a 3 mil personas". Claramente ese dicho no aplica, cuando el baterista de Rock es Eloy Casagrande. Literalmente un Machine Messiah de los tambores. Canción de uno de los discos más resistidos de la banda, quizás porque fue el disco que marcó el debut de Green con los brasileños y porque fue el disco que dijo "continuamos sin Max". Choke, del disco Against es lo que suena. Quizás un disco no muy valorado en su momento pero cuenta con muy buenas canciones, como la misma Choke por ejemplo. Dialog del disco Kairos es lo que suena a continuación, quizás una de las canciones menos prendidas de la jornada. En honor a la verdad, muchas de las canciones nuevas no prendían tanto, pero había emoción de escucharlas igual, Dialog que creo que fue la que pasó sin pena ni gloria.

Momento de hablar con la gente nuevamente, agradeciendo el apoyo de los presentes, que ha pesar de los años y lo inestable que estuvo la banda, los fans chilenos siempre estuvieron con ellos.
Tiempo también para presentar la siguiente canción y la última del disco Machine Messiah, la poderosa Resistant Parasites. Canción que entrea de golpe y que la gente conocía muy bien. Es claro que su último trabajo ha logrado loas como quizás en un buen tiempo eso no ocurría, y quedó demostrado con la recepción que las canciones del nuevo disco tuvieron anoche.


Por cosas de trabajo, siempre me gusta ir más menos preparado a cada concierto que me toca cubrir, saber de ante mano el set list o en el caso de las bandas que varían sus canciones dependiendo del show que hagan, tener una idea de que vendrá, yo sabía que después de Resistant Parasites venía Territory, por lo cual esperaba los clásicos tambores que daban inicio a la canción, pero mi sorpresa fue mayúscula cuando en vez de eso, Derrick comienza a hablar a la gente y presenta el temazo Biotech In Godzilla. El teatro se vino abajo, las cabelleras moviéndose, el mosh instantáneo y la algarabía total. Una de mis canciones favoritas en mi época escolar y que no esperaba oír, la estaba escuchando como nunca, en vivo. Y junto con Biotech haciendo un Medley, tocaron Policía, cover de la banda Titãs. Y de aquí para adelante hasta finalizar el show, solo clásicos de la banda.Y casi sin descanso y para sorpresa de todos (incluido yo), ahora si suenan los tambores característicos que da entrada a la clásica de clásicas, Territory sonaba en un Cariola que se venía abajo en cualquier momento. Podremos escuchar esa canción millones de veces y jamás nos aburrirá. Otra del Chaos A.D. se escucha inmediatamente, Refuse Resist, con ayuda de Green en los tambores para darle más potencia aún (¿se puede eso?). Ya a esa altura, la banda tenía en el bolsillo a todos los asistentes que no paraban de corear cada canción como si su vida dependiera de eso. Arise suena a continuación dejando en claro que Sepultura tiene una base tan sólida con trabajos anteriores que perfectamente puede montar un show presentando el disco que sea y salir airosos de aquello.


El clásico encore (o final falso), donde la gente pide más, aunque la verdad, si el show hubiese terminado ahí, yo igual me habría ido más que feliz. Pero obviamente había más, hablando en español, Kisser agradece nuevamente a la gente y el apoyo recibido, y con ello, presenta la canción Sepultura Under My Skin, single realizado el 2015 para la celebración de sus 30 años como banda. Con el coro más fácil y pegadizo del nuevo Sepultura. Lo que me pareció extraño, fue la poca recepción que tuvo esta canción. Esperaba más del público en ese sentido, quizás no a todos les gusta. A mi me encanta la verdad.

Y ya comenzando a despedir el show, llegan dos canciones de un disco clásico no sólo del metal, sino de la música, suenan los acordes de Ratamahata con Green en las percusiones y haciendo juego de voces con Kisser. Tremenda canción. Y prácticamente sin darle término a una, comienza a sonar la canción que cerraría este concierto, Roots Bloody Roots, ya con eso, sabíamos todos que era la canción final, fue la que más a concho se disfruto y con la que todos en algún momento nos volvimos locos.

Cierre con broche de oro para una jornada memorable en todos los sentidos, donde es verdad, no fue perfecto, el sonido perjudicó mucho a la realización de un buen concierto, pero donde todas las bandas salieron con la frente en alto, y donde además las bandas chilenas no fueron las bandas de relleno como normalmente pasa, sino que fue un concierto con 3 bandas, como corresponde.

Si alguno que está leyendo esto es de los tantos que le perdió pisada a los brasileños, solo permitame decirle que Sepultura está más vigente que nunca. 

Escrito por: Fernando Molinet
Fotos por: Diego Pino

Dejar un comentario
  • Blogger Comentar con Blogger
  • Facebook Comentar con Facebook
  • Disqus Com Disqus

No hay comentarios :


Galerías

[-Galería][threecolumns]

Especiales

[-Especiales][grids]

Entrevistas

[-Entrevista][bleft]

Info de Concierto

[-Info de concierto][bleft]