#LiveReview

[-Livereview][bleft]

#CDReview

[-cdreview][twocolumns]

#Especial: Neal Morse-Crónicas de Un Peregrinaje Progresivo


 Es complicado hablar sobre la personalidad de Neal Morse, músico cuyo talento sobrepasa todo tipo de etiquetas, incluyendo la del Progresivo, género del cual se ha vuelto un referente indiscutido a pesar de no pertenecer al circuito musical más mainstream, al cual supo adaptarse Mike Portnoy, su colaborador más reconocido y compañero desde que unieron sus fuerzas bajo el nombre de Transatlantic -superbanda de Rock progresivo cuya formación la completan desde el comienzo el guitarrista Roine Stolt de The Flower Kings y el bajista Pete Trewavas de Marillion-, allá por 1999 y cuyo LP debut titulado SMPT vería la luz en Marzo del año siguiente. Mientras el entonces baterista, líder y principal genio creativo de Dream Theater se convertía en la cara más visible de una agrupación que pavimentaba su camino a la consagración ,no sin dificultades, el cantante y multi-instrumentista nacido en Van Nuys, California, se hacía un nombre como parte de Spock's Beard, agrupación que lideró desde un principio junto a su hermano mayor Alan, quien se encargaría de las seis cuerdas.


  Proveniente de una familia compuesta por músicos con formación académica -el patriarca Morse se desempeñaba dirigiendo coros-, Neal, con toda seguridad, simbolizaba el sino del niño prodigio: a los cinco años el piano se convertía en su primer instrumento, para tomar una guitarra a los nueve. Dotado de un don inusual, el joven Neal se abre paso a temprana edad como compositor  experto y de su genialidad son concebidos un par de musicales, destacando uno que vería la luz en 2007: Homeland, un demo que daba cuenta de tremendo potencial que el joven músico poseía. Sin embargo, como la gran mayoría de los jóvenes prodigiosos, para el joven Neal, el sentido artístico estaba por sobre cualquier superficialidad. La escena musical de Los Angeles, dominada por el pop, las ropas ajustadas y el cabello escarmenado, representa todo lo contrario a la dirección artística que decide tomar, en gran parte influenciada por The Beatles -banda de cabecera y a la que le profesaría su devoción como intérprete y compositor-, Yes y Genesis.

  Ad portas de cumplir treinta años, Neal se embarca en una aventura europea, donde acumula experiencia tocando en la calle y tocando en bares y clubes en ambientes íntimos. La experiencia obtenida en Europa resulta exitosa para un inspirado Neal Morse, quien vuelve a EE.UU. para unir fuerzas junto a su hermano Alan, el baterista Nick D'Virgilio -a quien los hermanos Morse conocieron en algún encuentro blusero en Los Angeles, y el bajista John Ballard -este último reemplazado poco después por Dave Meros, con quien empezarían a grabar. Dicen que el Rock progresivo y la Ciencia Ficción van de la mano y para muestra de aquello, un botón determinante: el fanatismo hacia la saga Star Trek por parte de los Morse. Una conversación acerca de los universos paralelos derivaría en la cita a un capítulo de la mítica serie estrenada en 1966, donde la tripulación del USS Enterprise se sumerge en una dimensión que incluye, entre otras particularidades, a Mr. Spock con una llamativa barba. Aquella conversación en tono de broma en un comienzo, queda revoloteando en la mente de Neal y Alan y la idea es presentada a los integrantes restantes. Así nacía, oficialmente en 1993, Spock's Beard.


  Un hecho trascendental marcaría la carrera de Neal Morse, relacionado con el camino espiritual bajo el cual se regirá su propuesta artística. En 2002, sale a la luz Snow, el sexto trabajo en estudio de Spock's Beard y cuyo concepto narra la historia de un hombre que vuelve a la vida luego de yacer enterrado bajo la nieve, en medio de un paisaje helado e inhóspito. El álbum obtiene una recepción asombrosa por parte de la crítica especializada y los propios fans que no dudan en rotularlo como 'la obra cumbre' de Spock's Beard, comparaciones con The Lamb Lies Down On Broadway (Genesis) y Tommy (The Who) incluidas. Sin embargo, el anuncio de Neal Morse sobre su partida de la banda que lideró por una década junto a su hermano Alan denota ciertas sospechas sobre el concepto del álbum. El hombre bajo la nieve representa, de alguna manera, a Neal en su vida anterior, y su liberación y regreso a la superficie constituye una analogía de lo que el propio músico confirmaría públicamente: su conversión al cristianismo. Sus inquietudes espirituales chocan drásticamente con el contenido expuesto en la música de Spock's Beard y, por ende, decide retirarse de la banda para no inferir en el camino a seguir por sus ahora ex-compañeros. Y si Snow proporcionaba una señal sobre lo acontecía con el multi-instrumentista, el debut solista con Testimony deja en claro hacia dónde va el asunto. Neal Morse, a su manera, anunciaba a los cuatro vientos su felicidad por haber elegido el camino adecuado para su mente y por el bien de su espíritu, porque así lo quiso y dispuso Dios.



  Testimony (2004), Sola Scriptura (2007) y el reciente The Similitude Of A Dream (2016) son trabajos fundamentales dentro de la carrera que hizo de su vocación religiosa una fuente de inspiración al momento de procrear música que combina la épica del Progresivo con un sentido espiritual que trasciende por sobre los clichés propios de la religión. Sola Scriptura, por ejemplo, consiste en un trabajo que resalta las ideas de Martín Lutero, el sacerdote alemán que lideró la Reforma cristiana que revolucionó a la Iglesia Católica entre los siglos XV y XVI. The Similitude of a Dream, en tanto, está basado vagamente en la novela El Viaje del Peregrino, escrita por John Bunyan y cuya trama le valió ganarse un lugar como uno de los pilares fundamentales de la literatura universal. Aquel viaje espiritual iniciado hace poco más de 15 años que rodea el concepto de la placa se puede interpretar como un compendio de los mejores momentos dentro de la carrera artística de Neal Morse, un músico de inigualable talento que decidió acudir, desde hace un buen lustro, al llamado de Dios para recorrer un camino al que pocos se atreven a poner un pie, por supuesto siempre manteniendo intacta su integridad personal y artística.

Escrito por: Claudio Miranda

Chargola pro y CK Concerts unen fuerzas para traer a Chile, a una de las bandas de rock progresivo más esperadas en los últimos años, hablamos de The Neal Morse Band conjunto liderado por el músico multi-instrumentista y compositor Neal Morse, quien tiene una extensa carrera musical, ligada al rock progresivo. A formado parte de bandas como Spock’s Beard, Transatlantic, Yellow Matter Custard y además de su proyecto solista. Morse ha compartido con músicos de la talla de Mike Portnoy (ex Dream Theater), Pete Trewavas (Marillion), Steve Hackett (Genesis) y Paul Gilbert (Mr. Big), entre otros. La cita es para el 16 de junio en el Teatro Teletón.

Neal Morse viene acompañado de excelentes músicos, como Mike Portnoy (The Winery Dogs), Erick Gillette,  Randy George y Bill Hubauer, para mostrar su último trabajo musical “The Similitude Of Dream”, lanzado en noviembre del 2016, y que cuenta con excelentes críticas de la prensa especializada.

Las entradas se comenzarán a vender a partir del miércoles 15 de marzo desde las 12:00 horas, a través del sistema Ticketek, www.ticketek.cl , Tiendas Falabella y Cine Hoyts. También se pueden encontrar sin recargo en las Tiendas The Knife y Rockmusic (Eurocentro). Los valores son los siguientes:

$60.000 Palco VIP
$50.000 Planta Baja Diamante
$45.000 Planta Baja Golden
$40.000 Platea Baja Lateral
$35.000 Mezzanine
$30.000 Palco Mezzanine
*Los valores informados no incluyen cargo por servicio


Dejar un comentario
  • Blogger Comentar con Blogger
  • Facebook Comentar con Facebook
  • Disqus Com Disqus

No hay comentarios :


Galerías

[-Galería][threecolumns]

Especiales

[-Especiales][grids]

Entrevistas

[-Entrevista][bleft]

Info de Concierto

[-Info de concierto][bleft]