#LiveReview

[-Livereview][bleft]

#CDReview

[-cdreview][twocolumns]

#Especial: Rhapsody "Emerald Sword Saga"


Antes que salgan a corregirme, sé que es Rhapsody Of Fire, pero para este artículo será solo Rhapsody, como originalmente lo fue cuando esta maravillosa saga vio la luz, debido a que el cambio de nombre surgió cuando iban a mitad de “The Dark Secret Saga”. Así que de aquí en adelante será solo Rhapsody.
La “Emerald Sword Saga” a diferencia de todos los discos que revisaremos en esta oportunidad (incluso los que quedaron fuera por tema de espacio) es el único que originalmente nació para ser hecho en 5 partes, y la banda así lo hizo, lográndolo de manera excepcional. Comparándolo con la trilogía Gaia, de Mägo de Oz, ya que cada historia puede leerse por separado, son 3 historias por separado que al final terminan siendo una. Con Rhapsody la cosa es distinta, todas las partes son para la misma, no puedes escuchar y leer Dawn Of Victory sin haber antes leído  Legendary Tales y Symphony Of Enchanted Lands, y eso, es lo termina haciendo que esta saga sea única en su especie.
Si, Kaledon hace el mismo concepto, una historia en común y cada disco es un nuevo capítulo, tal cual lo hace Rhapsody, la diferencia que prima sobre esta última (además de la espectacularidad de su música y ser la primera banda que oficialmente mezcló el Heavy Metal con la Música Clásica), es que Kaledon sacó su primer disco el mismo año que Rhapsody lanzaba el último capítulo de la “Emerald Sword Saga”, le lleva mucha ventaja. Y para qué hablar de lo musical (no estoy mirando en menos a Kaledon, en absoluto, pero ellos no inventaron un nuevo estilo dentro del metal, Turilli y Staropoli si lo hicieron).

Legendary Tales


El protagonista de nuestra historia es alguien al que se le conoce como El Guerrero de Hielo (“Warrior Of Ice”), en la primera parte de la saga nos adentramos en la historia del Guerrero de Hielo, su motivación y deseos de liberar a su tierra del mal, sabiendo que su única opción de lograrlo y derrotar al señor oscuro, Akron, es ir en búsqueda de la Espada Esmeralda, por lo que abandona su "amada Algalord" en dirección a Ancelot, debe cruzar el duro invierno que azota la región (“Rage Of The Winter”), donde el Guerrero de Hielo y su santo corcel cabalgan sin detenerse por la fría tierra hasta al bosque de los unicornios (“Forest Of The Unicorns”), donde se encuentra con un apacible día y escucha por parte de la misma guardiana de los árboles la historia de ese bosque.
Al llegar a Ancelot se encuentra con un pueblo destruido por Akron y su ejército, se lamenta en el alma tener que presenciar el cadáver de la princesa de Ancelot, Airin (o eso es lo que se da a pensar en este capítulo). El Guerrero de Hielo entre la rabia y el dolor que siente, jura vengarse de Akron a quien promete matar con sus propias manos, en nombre de todos los muertos por su ejército (“Flames Of Revenge”).
Virgin Skies es una melodía instrumental, pero en esa parte, El Guerrero de Hielo se encuentra con el príncipe Arwald de Ancelot, quien con parte de su ejército lograron salir con vida de la batalla con Akron, juntos marchan al Elnor para buscar las 3 llaves de la sabiduría, que los guiará a su gran destino, la Espada Esmeralda, pasando duras pruebas en la tierra de los inmortales (“Land Of Immortals”), para no toparse con otros posibles enemigos, la rabia y la sed de venganza cada vez toman más fuerza en el protagonista (“Echoes Of Tragedy”), pidiéndole al señor de los truenos (“Lord Of The Thunder”) que lo guíe por esta dura tarea para vengar la muerte de su princesa y de todos los pueblos azotados por la mano de Akron, y mientras descansan en la noche a la luz de una fogata, los guerreros del ejército de Arwald comienzan a narrar historias de batallas antiguas y cantar canciones de esas batallas, mientras el Guerrero de Hielo ocupa esas mismas historias como inspiración para su propia misión y deber (“Legendary Tales”).

Symphony Of Enchanted Lands


Lo primero que vemos en esta segunda es la búsqueda del Guerrero de Hielo de las 3 llaves de la sabiduría, ya tiene las dos primeras en “Epicus Furor” (la primera la obtiene luchando con sus propios miedos en el "espejo de las sombras", y la segunda la obtiene luchando con el dragón Tharos, quien tenía un hechizo maligno, a quien derrota en una trágica batalla, pero en el momento que iba a matar al dragón, el Guerrero de Hielo le perdona la vida, lo que hace que el dragón Tharos se una al Guerrero y liberándolo de su hechizo) y en “Emerald Sword” es donde va por la 3ra llave, tiene que viajar al altar de Ikaren donde en una cueva mística encuentra la llave, cercano al altar había un pasaje secreto, el Guerrero y el Dragón van por ese pasaje y llegan a una habitación donde los esperaba el gran mago Aresius, quien sabía de la venida del Elegido (“Wisdom Of The Kings”), quien aconseja a los llegados en ir en busca de la sagrada espada, les muestra unas puertas que los lleva a otro mundo, guerrero se monta sobre el dragón y emprenden el viaje, en el viaje pasen por el valle perdido (“Heroes Of The Lost Valleys”), por las cataratas reales, hasta llegar a un lugar desolado, en ese lugar el Guerrero ve el cadáver de antiguos héroes que emprendieron la misma lucha que él y que fallecieron en el intento (“Eternal Glory”), el protagonista escucha el grito de los muertos y pide gloria eterna para todos ellos y los que lucharán contra el Señor Oscuro Akron.

Después, el Guerrero de Hielo y Tharos son atacados por monstruos deformes, una especie de muertos vivientes, en la lucha acorralan al Elegido (“Beyond The Gates Of Infinity”) y Tharos devolviéndole la mano al guerrero, lo rescata de una muerte segura y vuelan de manera majestuosa por el cielo virgen, en el vuelo, Tharos le cuenta al guerrero su sentir de esta hermosa tierra amenazada (“Wings Of Destiny”) y que lo llevará a la torre del abismo (“The Dark Tower Of Abyss”) que es donde se cuenta que está la tan anhelada espada Esmeralda. Al llegar, demonios del infierno con alas atacan a los protagonistas, en una clara desventaja numérica, Tharos deja al Elegido en la cima de la torre mientras el lucha con los demonios en una fiera batalla en el oscuro cielo, demostrando que a pesar de estar en desventaja, el anhelo de la justicia era más fuerte que sus propias fuerzas (“Riding The Wings Of Destiny”). Finalmente El Guerrero de Hielo encuentra la espada Esmeralda dentro de la torre, en ese mismo instante es atacado por el guardián de la espada, sin tener mucho tiempo de recuperarse, el Guerrero es nuevamente atacado dejándolo en una muy mala posición, y ya cuando vería su fin, Tharos irrumpe en la torre y ataca al guardián, salvando una vez más la vida del elegido. Pero Tharos ha sido herido mortalmente, sabiendo que su muerte está cerca, el Guerrero le promete que su muerte será gloriosa, que todos sabrán quien fue el poderoso y valiente dragón Tharos (“Symphony Of Enchanted Lands”). En su dolor, el Guerrero jura que matará a Akron cueste lo que cueste.

Dawn Of Victory


Esta 3ra parte es donde más giros hay dentro de la historia (quitando el desenlace), acá ya somos testigo de las batallas entre los ejércitos de Akron y de los sobrevientes de Ancelot, vemos también como pasamos de la victoria implacable del Guerrero de Hielo a la derrota y muerte de sus compañeros de viaje.
Con la espada Esmeralda ya en sus manos, el Guerrero de Hielo, Arwald y su ejército regresan a Ancelot para liberarlo de un nuevo enemigo, el segundo al mando después de Akron, el Señor de las sombras, Dargor. Con el mágico poder de la espada y con los guerreros en su máxima inspiración, derrotan al ejército de Dargor, quien viéndose imposibilitado de continuar la batalla, decide huir con lo que le quedaba de su ejército a Hargor. La victoria, liberación y reconstrucción de Ancelot significa una victoria tremenda al ejército del Príncipe Arwald y del Guerrero de Hielo, junto con eso vienen las celebraciones y también el sentimiento de revancha por parte del afectado, Dargor. De quien se dice que es un valiente guerrero, noble luchador, pero en el lado equivocado de la vida.
Esto lo apreciamos en las canciones “Lux Triumphans”, “Dawn of Victory”, “Triumph For My Magic Steel”, “The Village of Dwarves y Dargor” y “Shadowlord of the Black Mountain”.

Arwald le comenta a todos que ha recibido noticias de que su hermana Airin y los prisioneros de la parte 1 (Legendary Tales) están vivos, así que inmediatamente comienzan a planificar el rescate, cuando reciben a un mensajero de Akron diciendo que le entreguen la espada Esmeralda o matará a todos los prisioneros, por lo que se ponen en marcha a Hargor con la intención de salvarlos. Al llegar a Hargor, son víctimas de una trampa, los hombres de Akron atacan por sorpresa a los héroes, dividen al ejército de Arwald por lo que quedan en desventaja numérica, se enfrentan de todas maneras al ejército del señor oscuro pero la reacción fue tardía, son hechos prisioneros. Akron mata a todos los prisioneros, preparando algo especial para los protagonistas.
La princesa Airin fue violada por los demonios de Akron frente a Arwald y el Guerrero de Hielo, Dargor al ver esa escena innecesaria habla con Akron pidiéndole que detenga a sus demonios, que eso ya superado los límites, Akron no lo escucha, y después de la terrible violación y maltrato sufrido por Airin, casi sin vida, es lanzada a un contenedor con ácido, dándole una cruel muerte.

Arwald no corre mejor suerte, es sometido a horribles torturas dañandolo física y espiritualmente, Dargor no soporta tanta cruedad y abandona el lugar dejando a Akron en su deleite. Ya cuando Arwald no daba más, es lanzado al ácido, tal como sucedió con su hermana, y con su último esfuerzo de vida, lanza ácido hacia el Guerrero de Hielo rompiendo las cadenas de este, ayuda divina (ayudado por los dioses de la tierra, así lo menciona la canción), al romperse las cadenas, el Guerrero nórdico huye por un río subterráneo llamado Aigor y no pudiendo ser hoyada por los hombre de Akron, quienes desesperadamente lo buscan. Ya a salvo y con la rabia que llenaba su alma, juró vengarse en nombre de Airin, Arwald, los pueblos atacados y de todos los muertos en esta guerra, haría pagar a todos los responsables de esta sinfonía de dolor, de la pesadilla que ha sufrido. Llama al fuego de Tharos, a rugido del trueno y levantando su espada hacia el cielo jura vengar a todos los caídos.
Todo esto transcurre en las canciones “The Bloody Rage of the Titans”, “Holy Thunderforce”, “Trolls in the Dark”, “The Last Winged Unicorn”, “The Mighty Ride of the Firelord”.

Rain of a Thousand Flames


Esta cuarta parte de la historia es en realidad una historia paralela a la Emerald Sword Saga, donde se narra las destrucciones de Akron y su ejército sobre las tierras encantadas, en este capítulo aparece un nuevo villano, La Reina de los Horizontes Oscuros, quien es revivida por Akron al leerse el conjuro maligno escrito en "La Página del Poema Maldito". Con Akron gobernando, además con el poder de la Espada Esmeralda que ahora le pertenece, planea conquistar todas las tierras encantadas, sus iniciales objetivos en esta conquista son las ciudades de Elnor y Thorald, donde en compañía de la reina recién revivida, desencadena toda la tragedia sobre ambas ciudades, a pesar de que encontró resistencia en su conquista, finalmente ambas ciudades cayeron, el rey Eric de Elnor, fue quien lideró la defensa de ambos ejércitos, muriendo finalmente en batalla.

El disco tiene un sonido crudo, terrorífico en muchos pasajes, y con letras sin el optimismo de otra, en clara alusión a que sólo se narra el avance de los malos de la historia, y eso la banda lo supo graficar de una excelente manera.

A pesar de que el disco no es considerado esencial dentro de Emerald Sword Saga (debido a que es una historia paralela mientras el Guerrero de Hielo regresa a Elgard, las últimas 4 canciones están consideradas como Rhymes of a Tragic Poem - The Gothic Saga, una mini saga narrando las destrucciones y logros del señor oscuro y la reina) aun así, por lo menos para quien escribe, es un disco fundamental dentro del repertorio de la banda, e incluso dentro de la saga, acá los malos toman el poder y como muy pocas veces se hace, ellos le dieron un tremendo capítulo.

Power of the Dragonflame


El último capítulo de esta tremenda historia se hace presente con este discazo (mi favorito además), Power of The Dragonflame es la cúspide de la saga, y considero desde mi humilde vitrina que mejor final no pudo haber sido, tanto por el desenlace de la historia en sí, como también por lo musical. Decir ÉPICO tiene sus connotaciones dentro del concepto que se hable, decir que un álbum es épico, podemos imaginar más menos con que nos encontraremos, pero decir que Rhapsody hizo su disco más épico desde que se formó (o por lo menos hasta ese entonces lo fue), es algo que sólo los que han escuchado este disco podrán entender.

Si bien en cosa de gustos, cada uno podrá tener su favorito, dudo mucho que algún fans de la banda considere este trabajo como malo, más allá de si es su favorito o no. Esto comienza con el Guerrero de Hielo regresando a Elgard, Aresius el mago se encarga de sanarlo tanto física, como mentalmente después del tremendo fracaso que significó el rescate de los sobrevivientes de Ancelot, y donde el elegido sobrevivió solo por milagro divino.
El Guerrero fue recibido como un Héroe a pesar de todo, al enterarse de quizás, la más grande tragedia en la tierra media hasta ese entonces, que Akron habia ocupado el poder de la espada Esmeralda para abrir el libro negro que resucitó a la reina negra (Rain of a Thousand Flames) y destruido por completo las ciudades hermanas de Thorald y Elnor, fue cuando se juntaron en la ciudad Sagrada e Algalord todos los reyes, y los guerreros que quisieran participar en la batalla final, por la paz y libertad de las tierras encantadas.

Akron junto a la reina y el señor de las sombras, Dargor, junto al demoníaco ejército partieron rumbo a Algalord para lograr el mayor objetivo de esta guerra, destruir la ciudad sagrada. Los valiente guerreros se pusieron en marcha inmediatamente para detener las fuerzas de Akron que parecieran ser invencibles, la marcha de los maestros de la espada encontró de frente a los demonios del señor oscuro, quienes sin tregua alguna ni aviso de batalla se enfrentaron en una de las más cruentas peleas que se recuerden en las tierras encantadas, enfrentándose, a demonios, a muertos traídos de vuelta a la vida por la magia negra, gusanos gigantes e incluso vampiros. Los guerreros sin saber a lo que se enfrentarán, tuvieron que luchar frente a sus miedos y su asombro de ver ese espectáculo sobrenatural, pero la energía cósmica que bloqueaba los miedos de los guerreros de Algalord, solo los hacia tener un objetivo en mente, la venganza.

Mientras la cruenta batalla seguía y el baño de sangre era el paisaje, el Guerrero de Hielo se encontró en el campo con Dargor, inmediatamente se atacaron sin contemplación. Dargor tenía un profundo odio por el Guerrero de Hielo, debido a que su tutor, Vankar (el creador del libro que resucitó a la Reina de los Horizontes Oscuros) siempre le dijo que el Guerrero Nórdico había matado a toda su familia, cosa que no es cierto. Después de una terrible batalla, Dargor cayó en unas rocas quedando atrapado, sabiendo que no tenía salvación, le gritó desafiante al guerrero nórdico que lo matara, pero ocurriendo algo inesperado en esta trágica guerra, el Guerrero de Hielo le perdonó la vida y lo sacó de las rocas, Dargor sin entender aquel gesto de misericordia, golpeó por sorpresa al nórdico cayendo este con una hemorragia y quedando inconsciente.

Al despertar vio y comprendió que todo estaba perdido, nuevamente atrapado por Akron, y viendo su amada ciudad cayendo en ruinas por el señor oscuro que gracias al poder de la espada Esmeralda, estaba ganando la guerra en las tierras encantadas, el Guerrero solo podía pedirle a los dioses de acero que cuidará a su pueblo. Finalmente Algalord cayó, sus mujeres fueron violadas y sus niños torturados, sus muros fueron destruidos y la ciudad sagrada se convirtió a cenizas. El Guerrero de Hielo fue obligado a presenciar todo eso, además de sufrir su propia tortura y mutilación, ya que Akron le cortó ambas piernas, lo tenía encima de una plataforma para ser lanzado a los pantanos oscuros donde sería devorado por serpientes gigantes.  Hasta este momento vamos en la canción 9 de 10. Ya pasaron: “In Tenebris”, “Knightrider of Doom”, “Power of The Dragonflame”, “The March of the Swordmaster”, “When Demons Awake”, “Agony is My Name”, “Lamento Eroico”, “Steelgods of the Last Apocalypse” y “The Pride of the Tyrant”. La canción que lo cierra todo, “Gargoyles, Angels of Darkness” tiene una particularidad muy llamativa, mejor dicho 2, la primera, es que el tema está dividido en 3 partes, “Angeli di Pietra Mística” (profecía de las Gárgolas), “Warlords Challenge” (Instrumental) y... “And The Legends End” (donde se narra la última parte de esta tremenda saga dividida en 5 partes, no les narraré como termina todo esto, pero con todos los detalles que entregué yo creo que ya deben sospechar como termina esta épica historia, llena de magia, misticismo, batallas y por sobre todo, honor.

Escrito por: Fernando Molinet




Venta de Entrada por sistema Ticketek
Platea: $25.000 (+$3.750 de cargo por servicio)
Cancha: $30.000 (+ $4.500 de cargo por servicio)
Palco: $40.000 (+ $6.000 de cargo por servicio)
Dejar un comentario
  • Blogger Comentar con Blogger
  • Facebook Comentar con Facebook
  • Disqus Com Disqus

No hay comentarios :


Galerías

[-Galería][threecolumns]

Especiales

[-Especiales][grids]

Entrevistas

[-Entrevista][bleft]

Info de Concierto

[-Info de concierto][bleft]