#LiveReview

[-Livereview][bleft]

#CDReview

[-cdreview][twocolumns]

#LiveReview: Belphegor "Oscuro 26/F: Eclipse, pestilencia y black metal"


La calurosa tarde del domingo 26 de Febrero, cerca de doscientos metaleros fanáticos de uno de los géneros más potentes del metal se dieron cita en el teatro mundo mágico para presenciar el show de los austriacos Belphegor, quienes se volvían a presentar en suelo chileno tras su show en 2009 en el extinto recinto ñuñoíno Rock & Guitarras . Los nacionales de Inanna y Unblessed, serian los encargados de enfervorizar a los asistentes, sin embargo, estos últimos no pudieron realizar su presentación, ya que (según se rumoreaba en el recinto)  el vocalista tuvo algún contratiempo que le impidió presentarse. 


Cerca de las 19:45hrs, Inanna abría los fuegos con una tremenda recepción del público. Cabe destacar aquello, ya que en muchos otros shows las bandas nacionales que hacen de teloneros, se presentan ante una afición  bastante menor a la que presencia el show final. “Ascend from the Underworld” track del larga duración “Transfigured in a Thousand Delusions” lanzado en 2012, dio inicio al show de los locales. Cerca de ¾ de la capacidad del recinto ya estaba deleitándose con la calidad musical del grupo. Posteriormente “Doom of Mankind”, “The Lighthouse” y “Gilgamesh” dejaban en evidencia el enorme talento de Felipe Zará en los tarros y el tecnisismo en el bajo y las guitarras de Max Neira, Diego Ilabaca y Carlos Fuentes. Estos últimos tres cortes del álbum convering Ages, hacen recordar que en el país hay talento de sobra. No es necesario hacer comparaciones, pero Inanna no tiene nada que envidiar a grandes bandas del death metal, tales como: Necrophagist, Nile, Cynic, o incluso hasta Death, probablemente la banda más popular del género. Continuando con el show, “Redeming Chaos” y “Age of Decline” dieron cierre a una presentación no exenta de algún problema en el sonido, pero que gracias a la enorme puesta en escena de la banda local, pasaron casi desapercibidos.



El día comenzó extraño. Un eclipse solar (algo opacado por las nubes), unos débiles chubascos, y el corte del suministro de agua a gran parte de la ciudad, hacían esperar que el show de Belphegor tuviera aún mayores tintes de oscuridad. El recinto escogido para el show no fue el más idóneo –opinión de muchos- para presenciar el acto de una banda que “exige” brutalidad. Gran parte de los asistentes afirmaba sentirse como en una iglesia, dada la forma de los banquillos y la arquitectura del lugar. Todo eso, extrañamente, propició un ambiente perfecto para la oscura presentación de los europeos.

Los mismos cerca de doscientos “headbangers” que presenciaron el show de Inanna, comenzaban a disfrutar de un espectáculo repleto de oscuridad y blasfemia a cargo de Belphegor. “Sanctus Diaboli Confidimus” fue la intro perfecta para recargar de energía a los asistentes. “Bleeding Salvation” del álbum “Goatreich – Fleischcult” de 2005, desataron la bestialidad de los potentes bajos de Serpent. Potente inicio para los europeos, aunque algo opacado por la  saturación del sonido.



Tras una pequeña presentación e interacción con el público, el vocalista/guitarrista Helmuth daba inicio a “Ganmask Terror” corte de su último trabajo “Conjuring the Dead” de 2014. “Belphegor –hells ambassador” fue una de las más coreadas por los asistentes. El show fue rápido y conciso. Luego pasaron rápidamente “Diaboli Virtus in Lumbar Est”, “Lucifer Incestus”, “Conjuring the Dead”, “Pactum in Aeternum”, “Bondage Goat Zombie” y “Totenkult”. Todas estas agresivas canciones, daban paso a un breve respiro luego de 45 minutos de oscura brutalidad que nos brindaba Belphegor en un recinto muy caluroso.

La parafernalia del concierto fue lo tradicional para bandas del género Black/Death, es decir: cráneos, huesos de animal y algo de maquillaje en los músicos, característica que hace resaltar los aspectos oscuros y diabólicos de los artistas. Todo eso, acompañado de un enorme telón con el nombre de la banda y el demonio Belphegor.



Luego de ese breve receso, el baterista Bloodhammer regresa con un corto pero potente sólo de batería que volvía a poner en acción al público, para proseguir con “Pest And Terror” y dar un buen cierre con “In Blood – Devour This Sanctity” dejando así, más que satisfechos a todos quienes asistieron a esa especie de misa negra de los austriacos  Belphegor.

No se podía esperar menos. Las condiciones del día propiciaron el escenario de oscuridad para que estas dos potentes bandas brindaran lo mejor de sí, en una jornada llena de la brutalidad que sólo el Death y el Black metal pueden otorgar. Cerca de 45 minutos por parte de Inanna, más una hora y quince minutos de Blasfemias por parte de Belphegor, pusieron el broche de oro al oscuro y extraño Santiago del día 26 de febrero. 

Galería en Facebook

Escrito por:  Bastian Gomez
Fotos por: Elena Gaete
Dejar un comentario
  • Blogger Comentar con Blogger
  • Facebook Comentar con Facebook
  • Disqus Com Disqus

No hay comentarios :


Galerías

[-Galería][threecolumns]

Especiales

[-Especiales][grids]

Entrevistas

[-Entrevista][bleft]

Info de Concierto

[-Info de concierto][bleft]