#LiveReview

[-Livereview][bleft]

#CDReview

[-cdreview][twocolumns]

#LiveReview: Jesucristo Metalstar "Un verdadero lujo"


Durante viernes y sábado santo fuimos testigos de una de los mejores musicales jamás creados, hablamos de Jesucristo Superstar, pero con una particularidad poco usual, esta versión salía del estilo al que estamos acostumbrados a oír, se dejaba fuera el rock, el funk y soul para pasar el rock duro y el heavy metal, adaptando no solo la música, incluso la puesta en escena fue diferente, haciendo de este Jesucristo Metalstar  una obra que no tiene nada que envidiar a ninguna del primer mundo. Un trabajo serio, profesional, prácticamente perfecto, sin ningún punto bajo y con tantos puntos para destacar que tardaría años en describirlo todos, por eso nos centraremos en los más llamativos y - a mi parecer destacables de la obra. 

Está de más explicar de que trata la obra, prácticamente es la ópera rock más famosa de todos los tiempos, dudo que alguien no sepa de que trata, por ende, no daré una explicación de la obra ni la historia, sino que hablaremos netamente de la presentación e interpretación. 

La obra a la que asistimos fue la del sábado a las 18:00, entonces el elenco ya venia con dos jornadas en el cuerpo por el día anterior, lo cual podía significar una desventaja (por el cansancio) o una ventaja (porque no solo había ensayo sino que presentaciones de lo mismo, lo cual afiata al elenco), si bien era una apuesta arriesgada tener que cubrir la 3ra jornada, en vez de la primera, claramente el nivel de músicos y artistas que estaban en escena, no era para especular una – teórica – mala jornada. En este país, a pesar del nulo apoyo al género metal por parte de los dueños de los medios masivos, tenemos excelentes y profesionales músicos dentro del género. la obra Jesucristo Metal Star tenia a muchos de ellos sobre un mismo escenario, todo un lujo para los que tuvimos el gran privilegio de estar ahí.  

El sonido fue impecable tanto en voces como en música. Quizás la gran “sorpresa” que se pudo apreciar no venia precisamente del elenco, sino que del público, donde habían muchas familias, padres y madres con sus hijos, gente común y corriente que llamándoles la atención este concepto del Metal Star, fueron a ver una obra que dejó a todos contentos.  

La interpretación de Jesús si bien se sabe que siempre será magnífica (lo cuál lo fue), hay mucho más que destacar y halagar, las interpretaciones de la bella Maria Magdalena, que decir del “escritor” de esta obra, el personaje de Judas, y quienes desde mi humilde vitrina se robaron la película, los personajes Caifas y Anás. Adaptando la obra a los tiempos actuales, con un Jesús joven, revolucionario y con ganas de cambiar al mundo en un lugar mejor, sale a las calles a revelarse contra el gobierno opresor, comenzando a convencer al pueblo de sus ideas y a luchar contra las desigualdades, así es donde conoce a Maria Magdalena con quien comienza un cierto “coqueteo”.
Tomando no solo los tiempos actuales en la adaptación de la historia, sino también de la vestimenta, nos encontramos a un Jesús y una Maria Magdalena vestidos como todos unos metaleros listos para la escena, Pilatos como un gobernador que mezcla la sobriedad de otros tiempos pero con el ímpetu actual, un Herodes bromista, loco y fiestero, Judas como un rockero ávido de revolución y de ser importante en este naciente movimiento, y los malos de la obra, al mejor estilo del Black Metal más crudo de Noruega, Caifás y Anás maquillados muy satanicamente y con vestimentas imponentes; ellos eran quienes daban el toque cruel a la interpretación, donde si bien son personajes secundarios, dieron un peso escénico a la obra que en algún momento fue más importante que los mismos protagonistas, un lujo la verdad, con todas sus letras.  

Podría detallar algunas de las canciones adaptadas al Heavy Metal y las interpretaciones, las cuales, si bien suenan más pesadas que sus versiones originales, respetan musicalmente a las originales creadas, lo cual ayudaba a la gente que no está familiarizado con el metal, pero si con la obra de Lloyd Webber y Rice a seguirla sin ningún problema. 

También quiero destacar a los extras, el baile cheerleader que acompañó en varias canciones, a los seguidores de Jesús, quienes eran los encargados de hacer los coros, que si bien se notaba que era una base sobrepuesta, estaba muy bien interpretada, además los extras se creían el cuento y cantaban como si realmente fuesen sus voces. Las dos pantallas gigantes que daban ambientación a la obra y que adornaban cada canción, como el templo judío antiguo en el que Jesús Morirá. Los vídeos de broma y humor que con el tono de la canción llegaba a ser más satírico que gracioso en la Canción de Herodes (con chilenismos y selfie incluida). Los titulares de los diarios tipo “con un beso se fue precioso” al estilo La Cuarta en El Arresto. Y la lluvia de fondo en el monte donde ocurrió la crucifixión, donde solo brillaba la pantalla y Jesús crucificado haciendo contra luz y dando una postal espectacular como cierre, la cual fue una imagen perfecta para un final tremendo. 

Agradecido total de haber tenido la oportunidad de presenciar tamaña obra con ese nivel de puesta en escena, realismo, interpretación y adaptación que sabemos fue hecha a puro esfuerzo. Como dije antes, y lo repito nuevamente, un lujo, un real lujo. Jesucristo Metal Star señoras y señores.



Escrito por: Fernando Molinet
Fotos por: Diego Pino 
Dejar un comentario
  • Blogger Comentar con Blogger
  • Facebook Comentar con Facebook
  • Disqus Com Disqus

No hay comentarios :


Galerías

[-Galería][threecolumns]

Especiales

[-Especiales][grids]

Entrevistas

[-Entrevista][bleft]

Info de Concierto

[-Info de concierto][bleft]