#LiveReview

[-Livereview][bleft]

#CDReview

[-cdreview][twocolumns]

#LiveReview: Milfhunter: "La música los cría, el rock n' roll los junta"

Al empezar el ciclo nacional de verano, organizado por nuestros colegas de IRock, el cartel anunciaba el debut de un proyecto que dio que hablar, y no sólo por su propuesta sonora y lírica. Y es que, al referirnos a los nacionales Milfhunter, es importante mencionar que son contadas aquellas agrupaciones locales conformadas por músicos renombrados que unen sus fuerzas y talentos para crear algo tan grande como el camino que, cada componente, pavimentó con la banda que marcó a fuego su nombre en las páginas del rock (se me viene a la mente, por ejemplo, La Media Banda). Y lo que ocurrió la noche del jueves 4 de febrero, en el ya mítico Bar de René, más que presentación en sociedad, fue una velada entre amigos, con el combo interactuando con el público desde el escenario como amigos de toda la vida. Una fiesta en que el rock 'n' roll, la cerveza y la camaradería, fueron los ingredientes suficientes para situarnos respecto a lo que se vendría.

Pasadas las 23 horas, sube al escenario el súper grupo, conformado por el bajista y cantante Matías García (Horeja), Claudio "Bluesman" Valenzuela (El Cruce, Toro & Bluesman) y el guitarrista Rodrigo Perez Gacitúa (Tabaco y Frenezy). A ellos, desde el otro lado de la cordillera, se les sumaría un invitado de lujo: el eximio baterista Toño Silva (Charly García), cuya reputación y dominio con el instrumento, perfectamente lo sitúa a la altura de leyendas como su compatriota Oscar Moro, Cozy Powell y, por qué no, John Bonham. Con semejante alineación, Milfhunter ofreció algo más que una nueva propuesta musical: fue una reunión de conocidos, de amigos que quieren pasarlo bien en base a un rock 'n' roll provocativo, honesto y sin filtro.

Por estos días, la banda está en el proceso de grabación de lo que será su EP debut, por lo que quienes asistimos al recinto ubicado en calle Sta. Isabel (Providencia), pudimos disfrutar de un set conformado, tanto de sus propias creaciones, como de algunas versiones de clásicos de todos los tiempos, con algún ilustre invitado incluido. 

"Caídos", "Ruedas del Alma" y "He Perdido A Mis Niños", fueron algunas muestras de una propuesta en que, el blues y el rock 'n' roll proveniente de la calle, se volvieron la banda sonora de las historias "relatadas" por Matías García (con algún chiste entre medio respondido con la risa del público), cuyo histrionismo y creatividad lírica le ha valido la categoría de referente cuando se trata de hacer real cada una de esas historias basadas en sexo, rock 'n' roll, motos y diversas situaciones que la gente tiene en el diario vivir. 
Imposible, por supuesto, pasar por alto los papeles desempeñados por Rodrigo Pérez Gacitúa y "Bluesman" como responsables de la identidad sonora de un proyecto en el que la influencia blusera va más allá de lo técnico y estético. Respecto a la base rítmica, la dupla conformada por el mencionado García en el bajo y el baterista Toño Silva, dictaba cátedra respecto a la fórmula "Menos es Más", intercalando la dureza y el peso, con la sutileza necesaria para complementar la atmósfera sonora que hace de Milfhunter una máquina de rock 'n' roll químicamente puro. 

Y hablando de atmósferas sonoras, hubo un momento en el que la banda demostró que su propuesta no conoce de límites. Hablamos de "Señora Johana", un poema escrito por el controvertido vate Erick Polhammer, que fue especialmente creado para la banda. Un relato cuya prosa adquiere un matiz tan lascivo como distorsionado en la voz de García, mientras la armónica de Bluesman (notable y fundamental el uso de los efectos en su instrumento como generador de atmósferas sonoras), y la guitarra de Perez Gacitúa, se encargan de sonorizar aquella historia acerca del desenfrenado deseo sexual hacia una atractiva mujer madura. La delgada línea entre la experimentación y la locura retratada en una pieza musical, cuyos autores barren con cualquier convencionalismo existente a nivel artístico y moral.


Luego del estreno en sociedad de lo que será el EP debut, la fiesta siguió de la mano de un set conformado por clásicos del rock de todos los tiempos; que comenzó por una encendida versión de "Que Sea Rock" de los argentinos Riff del legendario Pappo. Luego, seguiría el turno para rendirle un pequeño, pero gran tributo, al mítico músico nacional "Poncho" Vergara con "Rubia de Los Ojos Celestes", el himno de aquella leyenda del rock nacional llamado Tumulto. Después, vendrían seguidas "Slow Ride" (original de Foghat), un tributo a Led Zeppelin; la intensidad de "Rock And Roll", con Felipe Toro poniéndose en la piel y garganta de Robert Plant, y "Moby Dick" (Toño Silva poco y nada tiene que envidiarle al mítico John Bonham... ¡pero qué manera de pegarle a los tarros, por Dios!). Y el remate llegaría con "Killing In The Name" de RATM, en una versión que terminó haciendo bailar al público, que terminó pidiendo otra canción a gritos. 

Tal pedido fue concedido con una versión desenfadada del clásico de The Doors, "Roadhouse Blues", con la que Milfhunter cerró un show que, en poco más de 1 hora, dejó al público con la sonrisa y satisfacción de una propuesta cuya primera regla es no tener reglas. Fundamental para entender la propuesta que nos entregarán estos cuatro amigos que un día se juntaron para crear música honesta, descarnada y simple. Porque para entender el rock 'n' roll, más allá del género musical, primero hay que salir a la calle, el lugar donde Dios los crió y el diablo los juntó.

Galería:


Escrito por: Claudio Miranda
Fotos por: Diego Pino

Dejar un comentario
  • Blogger Comentar con Blogger
  • Facebook Comentar con Facebook
  • Disqus Com Disqus

No hay comentarios :


Galerías

[-Galería][threecolumns]

Especiales

[-Especiales][grids]

Entrevistas

[-Entrevista][bleft]

Info de Concierto

[-Info de concierto][bleft]